Últimas recetas

Se casa el emprendedor de redes sociales Sean Parker

Se casa el emprendedor de redes sociales Sean Parker

Parece que el estado de otra relación está cambiando en Facebook

El fundador de Napster y ex presidente de Facebook, Sean Parker, se casó con su amor de toda la vida, la cantautora Alexandra Lenas, en una ceremonia en The Ventana Inn en Big Sur, California, el 1 de junio, según Gente.

Los rumores que circulaban en los días previos a las nupcias indicaban que Parker y Lenas se casarían en una ceremonia extravagantemente diseñada e inspirada en el bosque, especulaciones que no decepcionaron, ya que aparentemente la construcción de estanques, cabañas y puertas de piedra artificiales para el gran día, según se informa. terminó costándole al novio alrededor de $ 9 millones, un gasto digno para el empresario cuyo patrimonio neto se estima en $ 2 mil millones.

Ngila Dickson, diseñadora de vestuario ganadora de un Oscar, vistió a todos los invitados junto con la hija de la pareja, Winter Victoria, mientras que la novia optó por un espectacular vestido de Elie Saab. Los 300 invitados cenaron con comida atendida por Paula LeDuc y pastel de Perfect Endings en medio de arreglos florales del diseñador Preston Bailey, dando un aire romántico que recuerda mucho más a un cuento de hadas que a los dramas tecnológicos de La red social—Aunque un poco de Justin Timberlake no habría perjudicado la ceremonia.


La historia detrás de la boda de secuoyas de Sean Parker

A principios de este mes, se supo que el empresario de Internet Sean Parker había acordado pagar $ 2.5 millones para resolver una serie de violaciones de la Ley Costera, derivadas en parte de su elaborada boda en un campamento en Big Sur.

La compañía de eventos de Parker había construido paredes de roca, escaleras, un puente de piedra y una pista de baile, entre otras estructuras, en un hábitat sensible alrededor del Campamento Ventana, sin los permisos correspondientes.

Gran parte del público y los medios respondieron con indignación, incluido yo.

Escribí: "Para el observador externo, las acciones de Parker parecen despreciar las reglas insignificantes que nosotros, los no multimillonarios, no podemos aceptar".

También dije cosas menos amables.

Parker presenta un caso convincente de que gran parte de la cobertura de prensa caracterizó erróneamente los eventos y su papel en ellos. En los días posteriores a su boda, el cofundador de Napster y primer ejecutivo de Facebook ha estado, como me dijo, "concentrado en corregir el récord".

Dijo que las "exageraciones y falsedades" en los informes de prensa le han cobrado un precio personal significativo, dejando una mancha en su boda.

'Conexión con el bosque'

Los hechos centrales de los primeros relatos, basados ​​en el comunicado de prensa inicial y el informe de la Comisión Costera de California, siguen siendo ciertos. La construcción ocurrió sin las aprobaciones adecuadas y hubo riesgos ambientales.

Pero, como mínimo, parece que la boda de Parker no fue el pisoteo imprudente de un bosque de secuoyas que sugirieron los informes.

Parker tomó medidas conscientes para limitar el daño ambiental, comenzando por consultar con Save the Redwoods League al principio del proceso, dijo. Fue esa organización de conservación la que lo dirigió al Campamento Ventana precisamente porque era de propiedad privada y estaba parcialmente desarrollado, dijo. El director de ciencia del grupo asesoró al arquitecto paisajista sobre las pautas adecuadas para la construcción.

"Dos personas no hacen todo lo posible para casarse en un bosque de secuoyas sólo para pisotearlo", me escribió Parker en un correo electrónico. "Lo hacen por respeto, porque aman el bosque de secuoyas, sienten una conexión con el bosque y quieren compartir eso con sus amigos y familiares".

De mayor importancia potencial, Parker insiste en que preguntó explícita y repetidamente si se requerían permisos para su evento y dijo que definitivamente le dijeron que no. Ventana Inn and Spa tampoco reveló ninguna de las restricciones de uso de la tierra relevantes, dijo. Si todo eso es cierto, sugiere que gran parte de la indignación debería haberse dirigido hacia Ventana.

Incluso si hubiera sabido que necesitaba aprobaciones, "no tenía capacidad legal para obtener permisos, ya que no era el propietario de la tierra ni tenía un contrato de arrendamiento", dijo en una entrevista.

Papel del resort

Una portavoz de la Comisión Costera dijo que no tienen forma de saber si Parker conocía los requisitos y restricciones del permiso. Ventana se negó a comentar.

Ciertamente, está claro que Ventana no estaba por encima de violar la Ley de Costas. Lo hizo años antes de tener interacciones con Parker.

Después de que la Comisión Costera descubrió la construcción de la boda, también quedó claro que el campamento, que se suponía estaba abierto al público, había estado cerrado desde 2007.

Se requirió que Ventana continuara operando el sitio como un campamento asequible, según un acuerdo de uso de la tierra de décadas de antigüedad que otorgó a la compañía el derecho de expandir su hotel de lujo en el sitio.

La pregunta que surge de todo esto es, ¿por qué Parker pagaría una multa tan fuerte si no hizo nada malo? Ese acto parece una admisión de culpa y seguramente es la razón por la que la cobertura de los medios fue en la dirección que lo hizo.

Parker dijo que había firmado acuerdos que indemnizaban al hotel por cualquier costo inesperado relacionado con el evento, y se encontró atrapado con la opción de pagar las infracciones o cancelar una boda para la que faltaban 20 días.

"Te encuentras en estas situaciones en la vida en las que estás atrapado entre la espada y la pared", dijo. "Estaba bastante claro que el hotel me iba a cerrar o la Comisión Costera me iba a cerrar si no cubría esos pasivos".


La boda de cuento de hadas le costará al multimillonario tecnológico alrededor de $ 10 millones

SAN FRANCISCO - Incluso en los anales de las bodas de celebridades exageradas, las nupcias planificadas de Sean Parker pueden llevarse la palma.

El multimillonario de Facebook Inc. que también cofundó Napster está gastando casi $ 10 millones en una boda de cuento de hadas en Big Sur que incluye un mundo de fantasía caprichoso con ruinas falsas, cascadas, puentes y una cabaña cerrada, dijo una persona familiarizada con los planes. .

Solo la pista de baile de piedra en los bosques que rodean el Ventana Inn & amp Spa le costará 350.000 dólares al joven de 34 años, según el sitio web TMZ. Las plantas y flores costarán $ 1 millón.

Después de un compromiso de dos años, Parker se casa con Alexandra Lenas, una cantante y compositora con quien tiene una hija de dos meses, Winter Victoria.

La boda de Parker en junio contrastará con la del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, quien se casó con su novia de toda la vida, Priscilla Chan, en una ceremonia sencilla en su patio trasero de Palo Alto en mayo de 2012, frente a 100 invitados que cenaron en los restaurantes locales favoritos de la pareja. .

Los invitados de Parker se alojarán en el Ventana Inn y se vestirán con atuendos personalizados diseñados por Ngila Dickson, la diseñadora de vestuario ganadora del Premio de la Academia de "El Señor de los Anillos".

En marzo se enviaron correos electrónicos con la fecha reservada en forma de pergaminos de aspecto medieval. “Como puede imaginar, esta no será una boda corriente”, decía el correo electrónico.

Parker ha negado que el atuendo de la boda tenga un tema medieval o de "Juego de tronos", como algunos especulan. Los atuendos, dijo en Facebook, serán "trajes y vestidos modernos con algunos elementos de estilo victoriano y extravagantes".

“Esta NO es una boda temática y no tendrá nada de 'medieval'”, escribió.

Parker, quien se desempeñó como presidente de Facebook en sus inicios, ha sido una figura prominente en los círculos tecnológicos desde que cofundó Napster en 1999 con Shawn Fanning. Alcanzó el estrellato cuando fue interpretado por Justin Timberlake en "The Social Network", la película de 2010 sobre Zuckerberg y la creación de Facebook.

El año pasado, Parker se asoció nuevamente con Fanning para crear Airtime, una startup de videos muy publicitada. A pesar de un debut llamativo y lleno de celebridades, Airtime no logró ganar seguidores. Parker ha trasladado la empresa a Nueva York con el objetivo de relanzarla.

Tu guía hacia nuestra nueva realidad económica.

Obtenga nuestro boletín comercial gratuito para obtener información y consejos para salir adelante.

Ocasionalmente, puede recibir contenido promocional de Los Angeles Times.

Más de Los Angeles Times

Wall Street acumuló más pérdidas el viernes en un día agitado de operaciones que dejó a los principales índices mixtos y al S & ampP 500 con su segundo descenso semanal consecutivo.

Desde las reglas de la máscara hasta el distanciamiento social, esto es lo que puede esperar el 15 de junio.

California representó el 38% de los nuevos empleos en EE. UU. En abril, ya que las empresas de ocio y hotelería aumentaron las contrataciones. Pero la tasa de desempleo se estancó.

El 15 de junio, las empresas de California pueden abrir sus puertas sin restricciones de COVID-19 y las personas completamente vacunadas pueden ir sin mascarillas en la mayoría de las situaciones.

El sitio en Pierce College cerrará el 19 de junio y en Los Ángeles Southwest College el 26 de junio.

Recibir COVID-19 después de ser vacunado es extremadamente raro en el condado de L.A.

Los estadounidenses vacunados "no necesariamente" necesitarían recibir vacunas de refuerzo este otoño para una mayor protección contra el COVID-19, dijo el viernes el Dr. Anthony Fauci.

Los estudiantes internacionales están luchando para obtener visas y vuelos de regreso a los EE. UU., Obstaculizados por la burocracia y los problemas pandémicos.

Noticias de salud y pandemias de coronavirus y COVID-19.

La Oficina de Protección Financiera del Consumidor está a punto de conseguir un nuevo líder. Pero la agencia no ha perdido tiempo en deshacer la agenda pro-empresarial de Trump.

El propietario espera hacer que el rascacielos de 73 pisos sea más competitivo con propiedades más nuevas similares a un campus que atraen a las empresas en los campos creativos.

Los usuarios de las redes sociales dicen que han sido censurados por opiniones que expresan su apoyo a los palestinos y críticas a Israel. Los empleados de Facebook y Google también han acusado a las empresas de parcialidad.

Snap espera que sus inversiones en realidad aumentada ayuden a su aplicación Snapchat a capitalizar el auge del comercio electrónico.

Por ahora, los trabajadores de California deben seguir usando máscaras y practicar el distanciamiento físico, ya sea en una habitación o al aire libre.


Cómo dormir bien por la noche

Comience apagando las luces (sí, eso lo incluye a usted, Sr. Phone) y rezando sus oraciones. Entonces puedes pasar a técnicas más novedosas.

"Dreaming with Jeff" de Jeff Bridges

En 2015, el actor Jeff Bridges hizo un álbum de palabra hablada, "Dreaming With Jeff", un proyecto para Squarespace, que alcanzó el número 2 en la lista New Age de Billboard y recaudó $ 280,000 para la campaña No Kid Hungry, de la que es el portavoz nacional. Colaboró ​​con Keefus Ciancia, el compositor y productor musical, en una colección verdaderamente extraña de cuentos casi para dormir, reflexiones sobre la muerte y también una canción tarareada, con la voz ronca familiar del Sr. Bridges y todo tipo de sonidos ambientales que muchos oyentes encontraron más. alarmante que inducir el sueño.

“No sé a dónde me lleva esto”, dijo Bridges el otro día, “pero me estoy sumergiendo en el tema. Estamos trabajando en algo llamado Sleep Club, que será una especie de centro para todo lo relacionado con el sueño ".

"Dreaming With Jeff" me puso ansioso, al igual que "Sleep With Me", un podcast de Drew Ackerman, un bibliotecario de voz grave en San Francisco, cuyos "cuentos aburridos para dormir" están diseñados para curar el insomnio y se descargan a una velocidad de 1,3 millones al mes, como informó The New Yorker el año pasado. Me atraen más las miles de "canciones" de la biblioteca de sonidos para dormir de Spotify, en particular las "canaletas llenas" y los "aires acondicionados de oficina", y tengo una máquina de ruido blanco. Pero recientemente, desesperadamente, anhelaba una intervención más sustancial, tal vez una cura para la inquietud de las 3 a.m. que me ha atormentado durante años.

El Sr. Mercier me envió sus auriculares Dreem, una corona pesada de goma y alambre que advirtió que sería un poco incómodo. El producto terminado, alrededor de $ 400, dijo, será mucho más liviano y delgado. Pero no fue el peso de la cosa lo que me hizo llevarlo a cabo cada noche. Me molestó que estuviera leyendo, e interfiriendo con, mis ondas cerebrales, un proceso que preferiría no subcontratar.

También desconfiaba de las gafas Re-Timer, $ 299, que hacen una selfie ridícula / espeluznante en una habitación oscura. Las cuencas de mis ojos brillaron con un verde fluorescente profundo y aterrorizaron al gato.

La almohada Ghost, de $ 85, tiene una “tecnología de sensibilidad térmica pendiente de patente” diseñada para mantener la cabeza fría. Es tremendamente cómodo, pero cuando leí de qué está hecho, una espuma de poliuretano, perdí el sueño. Compré una bombilla LED Good Night Light para dormir, $ 28, que viene con su propia "tecnología patentada" para respaldar la producción de melatonina de su cuerpo. No sé si eso es lo que sucedió, pero como la bombilla es demasiado tenue para mis ojos de mediana edad, me costó leer mi ayuda para dormir, una copia gastada de "La búsqueda del amor", de Nancy Mitford, y terminé una buena media hora antes de lo habitual. Sin embargo, me levanté de nuevo a las 3 a.m., ya que mi nueva cápsula Sense me alertó al día siguiente, a través de una aplicación en mi teléfono. Y nuevamente a las 5 a.m., cuando el gato golpeó la cápsula de la mesita de noche y se puso roja en señal de protesta. "Hubo una molestia por ruido", explicó la aplicación.

Mi supuesto resumen del sueño, proporcionado por Sense, fue a la vez convincente y desagradable. ¿Por qué la calidad de mi aire "no es la ideal"? ¿Y qué tan cómodo me siento compartiendo mis hábitos de sueño con una nueva empresa de Silicon Valley?

A la Sra. Rothstein, la embajadora del sueño, le preocupan menos las preocupaciones por la privacidad que la tentación de estar despierta que plantean las interfaces telefónicas. Y casi todos los artilugios parecían tener uno.

"Me gustaría que se hiciera una encuesta para mostrar cuántas personas también están leyendo sus mensajes de texto mientras controlan su sueño", dijo la Sra. Rothstein. “Si quieres mejorar tu sueño, tienes que hacer algunos cambios. Tu Fitbit y tu Apple Watch no lo harán por ti. Hemos perdido la sencillez del sueño. Toda esta escritura, todos estos sitios web, todas estas cosas. Estoy pensando, solo duerme. Quiero decir: "Shh. Hágalo oscuro, silencioso y fresco. Tómate un baño.'"

La Sra. Rothstein me enseñó su receta de relajación, una práctica que mezclaba gratitud con conciencia corporal y respiración. Comience con los dedos de los pies, dijo, y agradezca a las partes de su cuerpo por su arduo trabajo. (Mi favorito: "De rodillas, sé que no siempre es fácil para ti. Ahora puedes descansar").

Audio de "clase" de descanso profundo en Inscape

Aún así, el mejor sueño que he tenido en semanas costó $ 22 y duró 33 minutos. Fue una “clase” de Deep Rest en Inscape, un estudio de meditación en el barrio de Chelsea de Manhattan diseñado por Winka Dubbeldam, el codiciado arquitecto holandés, para evocar el templo de Burning Man y otros espacios esotéricos, y creado por Khajak Keledjian. , fundador, con su hermano, Haro, de Intermix, que vendieron a The Gap por 130 millones de dólares en 2013.

El Sr. Keledjian, un meditador, tiene como objetivo hacer que la práctica sea tanto secular como moderna: un "lujo consciente", dijo. Aunque hay "facilitadores" humanos en cada clase, que tocan suavemente los pies de los asistentes que roncan si son demasiado ruidosos, la práctica está guiada por una grabación realizada por una mujer australiana miembro de la compañía del Sr. Keledjian. "La llamamos 'Skye'", dijo. Era la hora del almuerzo de un martes lluvioso y me acomodé en una alfombra suave equipada con una almohada, una almohada y una acogedora manta de lana. "Skye" me instó a permanecer despierto, y luego entregó un guión como el de la Sra. Rothstein, en melifluos tonos antípodas. Me desvié una o dos veces, y por los bufidos ahogados de los otros asistentes, ellos también lo hicieron. Esa noche dormí hasta el amanecer.


Este crecimiento masivo durante la última década, tanto para Zuckerberg como para la compañía, no se produjo sin contratiempos y controversias, incluidos casos de uso indebido de los datos de los usuarios y la difusión de noticias falsas en la plataforma.

En 2018, Zuckerberg testificó ante el Congreso sobre informes noticiosos de que la consultora política Cambridge Analytica había hecho un mal uso de los datos de los usuarios para apuntar a los votantes antes de las elecciones presidenciales de EE. UU. De 2016.

La Comisión Federal de Comercio multó a Facebook con $ 5 mil millones en 2019 por violaciones a la privacidad de los usuarios.

Fue la sanción más grande jamás impuesta a una empresa por violar la privacidad de los consumidores y casi 20 veces mayor que cualquier sanción anterior a la privacidad o la seguridad de los datos en todo el mundo, según la FTC, así como una de las sanciones más grandes jamás impuestas por el gobierno de EE. UU. El mismo mes, Facebook reportó $ 2.6 mil millones en ingresos netos para su trimestre más reciente, que habría sido aún mayor sin un gasto legal de $ 2 mil millones relacionado con su acuerdo con la FTC.


Casa del diseñador y decorador de eventos Ken Fulk en San Francisco

El planificador de eventos, diseñador de interiores y bon vivant Ken Fulk es un maestro en maniobrar entre las diversas esferas de la sociedad de San Francisco, desde sangre azul hasta nuevos titanes tecnológicos de Silicon Valley, y más allá. No puede evitar sonreír cuando observa que su estudio de diseño fue anteriormente una tienda de cuero bondage o relata el momento en que hace unos años voló infamemente en la intérprete burlesca Dita Von Teese para retorcerse en un toro mecánico tapizado de terciopelo en una fiesta para el diseñador de moda Jean Paul Gaultier. De hecho, el carismático Fulk es conocido por reunir a diversos grupos y hacer que sucedan cosas especiales. En 2012 orquestó una recaudación de fondos de Halloween para el Strand Theatre que cerró una manzana entera para una cena de cuatro platos y un concierto privado de Stevie Nicks.

Sin embargo, cuando llega el momento de irse a casa, el maestro del estilo se retira a una posición privilegiada por encima de todo. "¡Bienvenido a mi casa en el árbol!", anuncia en la puerta de entrada a su residencia en la cima de una colina en Clarendon Heights. Es una descripción apropiada para la vivienda, considerando que está construida en gran parte con secuoyas antiguas y está ubicada en el vecindario más alto de San Francisco. Con una pajarita y un traje a medida, Fulk conduce un recorrido por su jardín de inspiración zen y hacia la casa, un diseño de la década de 1950 del destacado modernista del Área de la Bahía, Warren Callister. La estructura está compuesta por dos volúmenes perpendiculares rematados por techos abovedados en forma de barco. La sección más pequeña de un piso contiene una oficina y un baño, mientras que la otra cuenta con las habitaciones y los espacios de entretenimiento, incluida una gran sala espectacular de triple altura donde una ventana de 27 pies de altura enmarca vistas pintorescas de la ciudad, con el puente Golden Gate. en la distancia.

La casa de 3200 pies cuadrados fue encargada por el Dr. Cloyce Duncan, ex director de psiquiatría de la Universidad de California en San Francisco. Al igual que con una serie de residencias diseñadas por Callister, combina el modernismo de mediados de siglo y los elementos tradicionales japoneses.

En 2011 Fulk se enteró de que la viuda de Duncan, Gwendolyn Evans, estaba considerando vender la casa y organizó una visita. Intrigado por su visita diurna inicial, solicitó regresar y verlo por la noche, y se encontró sentado en el gran salón en silencio durante una hora. "San Francisco se parecía a Oz abajo", dice con un suspiro. "Pensé, se supone que debo comprar esta casa". No es que fuera tan simple.

Evans anunció que estaba buscando un comprador que respetara plenamente la integridad de la casa. Así que Fulk se embarcó en una campaña de redacción de cartas para asegurarle que él y su esposo, Kurt Wootton, un pianista de formación clásica, serían amables guardianes. "Le dije que la casa tenía alma y que estaba destinada a ser así", dice. "Es una joya arquitectónica".

Debidamente convencido, Evans vendió a Fulk a fines de 2011, y poco después el decorador comenzó una actualización sensible, restaurando materiales originales (madera, vidrio, concreto) y emprendiendo cambios modestos que se mantuvieron fieles al espíritu del diseño de Callister. Se trajo secuoya a juego para reemplazar los pisos de linóleo y los marcos de las puertas de aluminio, mientras que él sacó la isla de secuoya de la cocina e instaló una versión de concreto más grande y renovó la estufa de leña. "En 50 años no habían cambiado nada, ni un gancho, ni un solo pomo, nada", dice. "Lo trataron como un museo, y con razón".

Fulk, conocido por su uso de colores vibrantes y acentos llamativos, controló su estilo aquí, enfatizando texturas sutiles, piedra ricamente veteada y objetos con pátina y carácter atrevido. Se permitió algunas florituras, incluidas varias de sus distintivas cabezas de animales de taxidermia. (La mayoría provienen de la famosa tienda de París Deyrolle, que vende monturas antiguas y otras hechas con animales que murieron en zoológicos, circos o reservas de caza).

El mueble favorito de Fulk es el diván de la oficina. Fue diseñado por Callister para que los pacientes de Duncan lo usaran cuando lo vieran en la casa, y Evans se lo regaló a Fulk. "Pero ahora, por supuesto, luce un colchón y almohadillas con estampado de leopardo", señala.

Para guardar su amplio guardarropa, Fulk transformó la habitación de invitados en un vestidor. En lugar de perchas, su ropa, que se guarda en bolsas de ropa individuales con monogramas, se cuelga en percheros que convirtió a partir de las pantallas de los hospitales coloniales británicos adquiridas en Mumbai. Los exhibidores de venta minorista vintage con compartimentos con frente de vidrio contienen sus zapatos y montones de camisas perfectamente dobladas. "Me visto elegante todos los días", explica. & quot; Es parte de mi trabajo & quot.

Fulk supervisa un equipo de 48 empleados en su estudio (en el vecindario South of Market), al que se refiere como "la fábrica mágica". Ha lanzado sus hechizos por todo el Área de la Bahía y más allá, diseñando dos de los últimos puntos calientes de San Francisco. : el Cavalier, un restaurante de temática inglesa, y el Battery, un club privado donde Fulk se desempeña como director creativo. Y el verano pasado colaboró ​​con el diseñador de eventos Preston Bailey en la boda de alto perfil del empresario de las redes sociales Sean Parker y la cantante Alexandra Lenas, evocando el ambiente de un cuento de hadas medieval: los más de 350 invitados usaron atuendos especialmente hechos por el diseñador de vestuario. de la trilogía El señor de los anillos, en los bosques de Big Sur. "Fue el evento más hermoso que he presenciado", dice Fulk. `` Se te llenaron los ojos de lágrimas ''.

Cuando se trata de recibir invitados en su propia casa, Fulk mantiene las cosas discretas y nunca invita a más de ocho personas a cenar. Después de las comidas, el grupo normalmente se traslada a la gran sala, donde, sentados alrededor de la chimenea, pueden hablar y contemplar las brillantes luces de la ciudad que se encuentran debajo. La escena siempre le recuerda a Fulk lo último que Evans dijo en la carta que le escribió aceptando vender la casa. "Bienvenido al punto más alto de San Francisco" era la última línea ", recuerda, antes de agregar:" ¿No es fabuloso aquí arriba? "


Contenido

Choe nació en Los Ángeles, California. Sus padres son inmigrantes coreanos y cristianos nacidos de nuevo. Pasó su infancia en Koreatown, Los Ángeles. [4] Ha estado pintando con aerosol en las calles desde que era adolescente y asistió brevemente al California College of the Arts. [5]

En 1996, Choe publicó una novela gráfica titulada Jams lentos Afirma haber hecho solo 200 copias y haberlas regalado en la Comic-Con en 1998, con la esperanza de interesar a un editor. En 1999, presentó Jams lentos para la Beca Xeric y se le otorgó $ 5,000 para autoeditar una segunda edición ampliada de 1,000 que salió en 1999 con un precio de tapa de $ 4. [6]

En 2008, con Harry Kim, realizó un documental autobiográfico, Manos sucias: el arte y los crímenes de David Choe. [7]

Aceptó encargos de murales de la señora de Hollywood Heidi Fleiss y de los fundadores de Facebook. Después de realizar varias exposiciones individuales en San José y San Francisco, se le ofreció una exposición individual en el Museo de Arte Contemporáneo de Santa Rosa en 2005. [8] Realizó su primera exposición individual en Nueva York, "Jardineros del Edén", en 2007 en Jonathan LeVine Gallery en Chelsea, [9] y en 2008, tuvo su primera exposición individual en el Reino Unido, "Murderous Heart", en las ubicaciones de Londres y Newcastle de Lazarides Gallery, simultáneamente. [10]

Después de que Gavin McInnes y Shane Smith se le acercaran para su obra de arte, Choe fue reclutado para escribir y hacer obras de arte para la revista Vice.

Para una serie en línea llamada ¡Pulgares hacia arriba! con Vice, [11] que tiene tres temporadas, Choe y Harry Kim fueron filmados haciendo autostop y viajando de Los Ángeles a Miami y Tijuana a Alaska, y luego viajando a través de China desde Beijing a Shenzhen y la meca del juego de Macao. [12] Una cuarta temporada, en la que Choe y Kim viajan desde San Francisco a Nueva York, fue 'lanzada' en Snapchat e Instagram. [13]

Reciente: 2013-presente

En 2013, Choe comenzó a presentar un podcast de entretenimiento y estilo de vida en línea con la estrella de cine para adultos Asa Akira titulado DVDASA. En un podcast de marzo de 2014, Choe relató un caso en el que agredió sexualmente a una masajista. [14] Más tarde emitió una declaración para aclarar que la historia que contó era ficción y debería verse como una extensión de su arte.

También ha sido reconocido por sus acuarelas, que expuso en su muestra individual en el Museo Universario del Chopo, Ciudad de México en 2013. [15] [16]

Después de recibir terapia y tratamiento extensivos, resurgió en 2017 con un nuevo cuerpo de trabajo y una exposición en Los Ángeles que presentó temas pesados ​​de trauma, autorreflexión y esperanza de recuperación. [17]

En 2005, el empresario de Internet Sean Parker, un fanático desde hace mucho tiempo, [18] le pidió que pintara murales sexuales gráficos en el interior de la primera oficina de Facebook en Silicon Valley, [19] y en 2007, el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, le encargó que pintara murales algo más dóciles. para su próxima oficina. [20] Aunque pensaba que el modelo de negocio de Facebook era "ridículo y sin sentido", [21] Choe eligió recibir acciones de la empresa en lugar del pago en efectivo por los murales originales de Facebook. Sus acciones estaban valoradas en aproximadamente $ 200 millones en vísperas de la OPI de Facebook en 2012. [21] Si hubiera tenido las acciones sin liquidarlas, valdrían más de $ 1.3 mil millones.

Desde 2008, Choe ha dedicado muchas de sus obras a la caridad y ha colaborado con fundaciones para apoyar sus causas locales, incluida la recaudación de fondos para Haití con Yle Haití, una fundación fundada por Wyclef Jean [22] que pinta con los niños de The LIDÈ Haiti Foundationl y pintando con niños de South Central LA en APCH. [23]

Según los informes, a principios de la década de 2000, Choe fue arrestado en Japón, donde participaba en una exposición de arte, después de un altercado con un oficial de policía. Varias fuentes citan el año 2003 o 2005 y afirman que Choe pasó dos o tres meses en prisión. [24] [25] [26] [27]

Choe comentó en 2014 sobre su DVDASA podcast que se había involucrado en un "comportamiento de violación" con una masajista. Defendió su comentario explicando que el podcast en sí es esencialmente una obra de ficción. Sin embargo, después de que le encargaran pintar el Mural Bowery en 2017, se encontró con la protesta de otros artistas, incluido el artista callejero Swoon, quien emitió un comunicado en contra de su inclusión en el proyecto del mural. Otra artista, Jasmine Wahi, coorganizó una actuación frente al mural y declaró: "Nuestro objetivo es provocar un rechazo generalizado a la continua normalización de la cultura de la violación al dar visibilidad al tema". Además, el mural fue rápidamente desfigurado por artistas de graffiti. Choe respondió nuevamente negando públicamente cualquier historial de agresión sexual o violación y disculpándose por sus comentarios originales en el podcast. [28] [29] [30] [31]


La vacunación contra el VPH también es fundamental para los niños

Justin Timberlake, izquierda, y Jesse Eisenberg protagonizan "The Social Network". "Vivíamos en granjas, vivíamos en ciudades y ahora vivimos en Internet", dice el personaje de Timberlake. Las investigaciones han descubierto que liberarse de las redes sociales es saludable. Merrick Morton

La mayor parte de la atención por la vacunación contra el VPH se centra en las niñas, ya que hace un gran trabajo protegiendo a las mujeres del cáncer de cuello uterino. Pero no olvidemos que el VPH es la infección de transmisión sexual más común (casi todas las personas sexualmente activas se infectan con el VPH en algún momento). Además de proteger contra el cáncer de pene en los hombres, la vacuna protege contra las verrugas genitales y los cánceres de ano, lengua, amígdalas y garganta tanto en mujeres como en hombres.

Así que no olvidemos que los niños también deben vacunarse. En 2015, solo el 49,8 por ciento de los niños de 13 a 17 años había recibido al menos una de las dosis recomendadas, mientras que el 60 por ciento de las niñas la había recibido. Dado que las probabilidades de tener un problema grave a causa de la vacuna son de 40.000 a 1, le sugerimos que aproveche la oportunidad de vacunarse contra el VPH ahora.

Tómate un descanso en las redes sociales

En la película "The Social Network", una representación ficticia de la fundación de Facebook, el empresario tecnológico Sean Parker, interpretado por Justin Timberlake, comenta: "Vivíamos en granjas, vivíamos en ciudades y ahora vamos a vivir en ¡La Internet!"

Resulta que vivir en Facebook no es tan saludable como vivir en una granja, ni mucho menos. Dos estudios recientes encontraron que cuanto más tiempo pasaba la gente en Facebook, más síntomas de depresión tenían. Los investigadores descubrieron que la razón de esto era que las personas que eran fanáticas de Facebook pasaban más tiempo comparándose con los demás, y les preocupaba que se quedaran cortos.

Pero ahora, un nuevo estudio muestra que puedes revertir el daño emocional causado por todo ese tiempo en las redes sociales: simplemente tómate un descanso. Los investigadores dividieron a los participantes del estudio en dos grupos. El primero mantuvo su actividad habitual en Facebook, mientras que los del segundo abandonaron Facebook durante una semana. Después de ese tiempo, las personas que habían sido usuarios habituales de Facebook y luego dejaron de hacerlo informaron una mejor sensación general de bienestar y satisfacción con la vida, y las personas con "envidia de Facebook" fueron especialmente recompensadas con una mejor perspectiva mental.

Entonces, si te encuentras en las redes sociales con frecuencia, especialmente si no puedes imaginar una hora sin revisarlas, tómate un descanso. Desactive o elimine la aplicación de su teléfono. Tomarse una semana para disfrutar del campo, encontrarse cara a cara con un amigo (o amigos) o leer un buen libro puede hacer maravillas por su autoconfianza y felicidad.

P: Mi médico me dijo que debería reducir mi nivel de colesterol no HDL. He oído hablar del LDL, el colesterol malo, pero ¿qué es exactamente el no HDL y qué es un nivel saludable?

Judith L., West Lafayette, Indiana

A: No permita que la frase "no HDL" lo confunda. ("H" significa "saludable"). Sus objetivos siguen siendo los mismos: proteger su corazón, cerebro y vida sexual reduciendo sus pésimos niveles de colesterol, sin importar cómo los llame. Su primer paso es hacer ajustes en su estilo de vida, como perder peso si lo necesita, dar 10,000 pasos o el equivalente diario y deshacerse de los Cinco Delitos Alimenticios que producen inflamación (todas las grasas trans y la mayoría de las grasas saturadas, azúcares y jarabes agregados, y cualquier grano que no es 100 por ciento integral). El segundo es tomar una estatina moderna (atorvastatina o rosuvastatina) si los cambios en el estilo de vida no funcionan.

Pero, ¿qué significa "no HDL"? Bueno, de manera muy simple, significa que todos los lípidos (grasas) en sangre que tiene que no están adheridos al HDL, la lipoproteína buena para usted porque transporta el colesterol fuera de su cuerpo.

El pésimo colesterol LDL del que tanto se habla no es el único lípido que obstruye las arterias y daña el corazón. Hay VLDL (lipoproteínas de muy baja densidad), IDL (lipoproteínas de densidad intermedia) y pequeñas partículas densas de LDL, y no olvidemos los triglicéridos. Todos esos diversos lípidos no HDL contribuyen al bloqueo de las arterias y a las enfermedades cardíacas. Entonces, conocer el nivel total de no HDL, según un estudio de la Clínica Cleveland del Dr. Mike, es un mejor predictor de problemas cardíacos, y reducir ese nivel es un mejor predictor de riesgo cardiovascular reducido.

¿Cual es tu meta? Creemos que debe aspirar a un nivel sin HDL de menos de 130 mg / dL (30 por encima de nuestra recomendación para LDL y triglicéridos). Para determinar su nivel de no HDL, reste su nivel de HDL de su nivel de colesterol TOTAL.

¡Pero espera! For folks with cardiovascular disease plus diabetes, or cardiovascular disease and poorly controlled risk factors (like smoking or being overweight), metabolic syndrome or acute coronary syndrome, the target should be 100 mg/dL or lower.


Agency settles dispute over Sean Parker wedding

MENLO PARK, Calif. — It was bad enough that his multimillion-dollar wedding became a symbol of Silicon Valley excess. But then billionaire tech guru Sean Parker was blasted in the headlines as an environmental menace over party preparations that had allegedly damaged Big Sur’s storied redwoods.

The Napster co-founder and former Facebook president wed singer-songwriter Alexandra Lenas on June 1 in a campground owned by the posh Ventana Inn & Spa. To set the scene for their fantasy, the couple trucked in plants and flowers, dug an artificial pond and erected a stone bridge and elevated dance floor amid the old-growth forest.

The one thing they did not do was apply for a permit.

The California Coastal Commission on Friday agreed to a $2.5-million settlement with Parker and Ventana, a payment that will go toward enhancing access to Big Sur’s coastline, trails and forests. After the vote, Chairwoman Mary Shallenberger had harsh words — but not for the 33-year-old and his bride. In fact, Shallenberger said she was grateful to Parker for exposing a public wrong.

It seems that to get commission approval for an expansion more than 30 years ago, Ventana had agreed to keep the nearby low-cost campground open to all visitors. But the inn, where room rates can run as high as $4,000 a night, closed it in 2007 in violation of state law.

“I thank Mr. Parker for having his wedding there, so we discovered all the violations and the six years where the public has not had access,” Shallenberger said.

In their first joint interview on the controversy that has generated online threats, Parker and Lenas said Tuesday that their wedding was magical and environmentally sensitive.

“It’s really sad how little old-growth is left,” Lenas said.

According to Parker, the couple enlisted the Save the Redwoods League for help in finding a suitable locale to tie the knot. (He previously had donated $250,000 to the group.) The league suggested the Ventana campground, Parker said, because it was partially paved and out of service.

“Save the Redwoods League sent their chief scientist down to look at it and provide us with a plan to do this in an eco-sensitive way,” Parker said. “So much of the press accused us of eco-trashing.… We couldn’t have been more conscientious about our approach. We went out of our way to do this the right way.”

Parker and Lenas leased the campground in November and began building an elaborate set for the wedding in March — at a cost of about $4.5 million.

Then, less than three weeks before the big event, the Coastal Commission called Ventana, Parker said. And Ventana called him.

“They said we needed to stop work and couldn’t go on with the wedding,” he said, sitting with Lenas in a Menlo Park location that they requested remain undisclosed. (The couple postponed their Bora Bora honeymoon to deal with the hubbub.) “I had never heard of the Coastal Commission at that point. I hadn’t heard of the Coastal Act of 1976. I wasn’t around in 1976.”

So Parker hired attorney Rick Zbur, chairman of the California League of Conservation Voters, and worked toward the settlement with the commission. Lenas called the days leading up to the wedding “devastating.”

“This was a very agonizing 20-day period,” Parker said. “For most of it, we thought the wedding wouldn’t happen at all.…The Coastal Commission quickly discovered the hotel was not in compliance and that became the focal point.” After that, the couple got clearance from the panel to proceed with their ceremony.

Parker said that he and Lenas — who is in the process of changing her last name — felt as if they were caught in the middle. They had worked with the hotel for months, he said, but the Ventana Inn staff never said any permits were needed. And their contract included a provision that Parker indemnify the hotel for any costs related to the wedding.

“If I hadn’t been a high-profile person with resources,” he said, “I wouldn’t be held up for … something I didn’t do.”

Under the terms of the settlement, Parker will pay $1 million to address the liabilities related to the unpermitted construction.

Lisa Haage, the commission’s chief of enforcement, told the panel Friday that “the environmental damage from the wedding-related construction work was less serious than we had originally feared, in part due to the fact that the large majority of the development was performed on a campground and existing road, not in a virgin forest.”

In addition, Parker will pay “a minimum of $1.5 million” to fund online conservation or public access efforts as a way to mitigate Ventana’s six-year campground closure. One possibility, McLendon said, is a statewide mobile device app akin to the one focused on Malibu’s beaches.

And Ventana Inn has agreed to reopen the campground no later than October 2014.

Jeffrey Haber, an attorney for the inn, on Tuesday defended Ventana’s actions, saying that the campground had been ordered closed by the regional water quality control board and the Monterey County Department of Environmental Health until a malfunctioning septic system could be repaired.

Yes, he acknowledged, “we did not apply for a specific permit to close the campground. But the Coastal Commission staff was aware that the campground had been closed.”

Coverage of the wedding attended by more than 325 guests (Sting, Emma Watson, Sean Lennon and Democratic notables like Atty. Gen. Kamala Harris were said to have been there) has been uniformly snarky.

Guests were dressed in fantasy-themed attire — the couple stressed that it was not Medieval — and dined on venison, salmon, chicken and porchetta.

“Tech titan gives industry bad name,” blasted a headline in the New Zealand Herald about Parker, who was played by Justin Timberlake in “The Social Network,” the blockbuster about Facebook’s early days.

“Tech titan gets pouty over all the bad press,” was the San Francisco Chronicle’s offering, above a story that began: “The billionaire tech entrepreneur just wanted to have a multimillion-dollar wedding in one of the most beautiful and protected ecosystems in the world, and everyone’s being so mean to him.”

But one that most bothered Parker was a piece in the Atlantic’s online edition: “Nothing says, ‘I love the Earth!’ quite like bringing bulldozers into an old-growth forest to create a fake ruined castle,” the Atlantic wrote. “And to build this fantasy world on a spot that should have been open to regular old middle-class people: That makes it even better.”

The Atlantic later published Parker’s lengthy email reply (there was no castle) and a sort-of correction under the headline: “Sean Parker Responds to Redwoods Wedding Criticism, and His Defense Is Actually Pretty Convincing.”

Los peligros de ser padres durante una pandemia

¿Qué está pasando con la escuela? ¿Qué necesitan los niños? Obtenga 8 a 3, un boletín dedicado a las preguntas que mantienen despiertas a las familias de California por la noche.

Ocasionalmente, puede recibir contenido promocional de Los Angeles Times.

Maria L. La Ganga is a Metro reporter for the Los Angeles Times. She has covered six presidential elections and served as bureau chief in San Francisco and Seattle.


Facebook Billionaire Sean Parker Hates The World He Helped Create

This summer, tech billionaire Sean Parker, better known as Justin Timberlake in La red social, got married. It was a lavish affair that involved outfitting himself, his bride, and all of the 300+ guests in señor de los Anillos-inspired attire and transforming a Big Sur hotel's redwood-filled backyard into a fantastical forest sanctuary for the ceremony. People like to criticize weddings. People especially like to criticize costume-party weddings that involve famous people that result in the newlyweds paying a $2.5 million fine to Mother Earth/California regulators. So there's been a lot written about the Parker nuptials in the weeks since the June 1 affair. And Parker is not happy about it.

Not content to let the story be pushed out of the news cycle by the NSA, Parker penned a 9,000+ word piece -- that's 20 pages single-spaced in Microsoft Word -- for TechCrunch, defending his wedding, explaining his deep love of Tolkien and the redwoods, criticizing the press for mis-characterizing the damage done to the forest, and generally lamenting the state of journalism and privacy in the age of social media. The last bit is worth parsing for readers of these pages.

[B]logs attack you, do their damage, and then move on to their next target. Now, because of the permanence of the Internet and the ease of Google, these vicious online attacks leave behind a reputational stain that is very difficult to wash out.

This is true. If you do try to wash it, you may make it worse. This guy, for example. After being named (but not ultimately prosecuted) in a reputation-tarnishing criminal case, Phineas Upham spent thousands of dollars on a company that promised to fix his online footprint with fake glowing news articles and websites, but the money was wasted because those articles and websites resulted in Upham's becoming the focus of a long New York Magazine piece on "black ops reputation management." It led a writer at Techdirt to admonish famous people who try to scrub their reputations trying to push the delete button on the Internet is a lot like trying to wash a silk stain with water -- it makes it spread more.

We chose a setting for our wedding that was a literal expression of our search for sanctuary: a place that was safe, private, and intimate. We chose a remote location (Big Sur), invited no press, and did our best to conceal that location from the press. We didn’t court attention – quite the opposite, we asked guests to check their cell phones and cameras at the door and we didn’t sell our photos to tabloids.

If they wanted a De Verdad private wedding, Parker should have looked to his Facebook partner-in-crime, Mark Zuckerberg, who held his wedding in his backyard and kept it a secret from the guests until they arrived. Once you invite tailors to hand-craft elven costumes for your guests, it becomes difficult to control those privacy settings.

Parker says he is not oblivious. He realizes that, as an early force behind Facebook, he helped lead the way into a less-private world, and that he friended many a Ben Franklin as a result.

Economically speaking I came out on top. I have been one of the greatest individual beneficiaries of this seismic shift in media. I have made, quite literally, “a billion dollars,” which, as I’m constantly reminded by the media, is “cool.” But I’m the first to admit that this shift away from a centralized, top-down media towards a decentralized bottom-up media, did not come without a cost. At some point in time everyone, whether they engage actively with these new mediums or not, will experience a violation of their privacy, will find their reputation besmirched publicly, and may even find their sanity challenged by some combination of these factors.

Yes, one of those Facebook photos will come back to haunt you one day. And unlike Parker, you won't necessarily be able to tell yourself that at least you made a gazillion dollars as a result.

Regardless, I can’t escape the feeling that there is a kind of cosmic irony at work here. Readers of this publication are likely familiar with my career in the technology sector. I have spent more than a decade creating products built on the premise that the democratization of media was a good thing, that self-publishing, the free sharing of information, and the removal of the media “gatekeepers,” would all lead to a freer, more open media—with the implied assumption that this was a “better” media. I practiced what I preached, both talking about and designing systems around the core belief that empowering people with the tools to more freely access and share information – be it music, links, photos, text, or any other form of media – could only make the world a better place.

It certainly makes the world a less-private place. Transparency has been a virtue espoused by the social networking set for years. 'Sunlight is the best disinfectant' is an oft-cited motto. The new transparent world order makes it much harder to control information, which is great, until it happens to you.

Though Parker raises this, his problem is not that information he provided spread beyond his control. Instead, it was a document provided by a California regulator that described the settlement Parker reached and damage to the redwoods that necessitated the fine. So, this is a little apples and oranges in terms of privacy violations.

Gossip is hardly a new phenomenon. What Facebook (and blogs and Twitter) did facilitate was a faster and wider dissemination of information. Parker complains that social media and the easy-to-publish platform that is the Internet contributed to the spread of false information and meant that he was unfairly bullied by the media and by online orcs. He laments the fact that forcing people to do so under their real names and identities did little to curb that bullying.

No thanks to the moderating powers of identity and accountability, users of these mediums are happy to attack me publicly, in plain view, using their real names and identities, no veil of anonymity required.

Now that that's out the window, Parker advocates for something different.

In its present form, social media may be doing more harm than good. [W]e need to consider stronger privacy laws here in the US, a basic right to privacy along the lines of the laws enjoyed by the citizens of most Western European nations. We are all at risk of becoming “public figures” in a world where the media has expanded to include nearly everyone. In such a world, our defamation laws need to be updated to provide individuals with the protection from public persecution that they deserve. We also need to reinforce our personal privacy by beefing up the intellectual property laws that govern the personal content that we generate and share via services like Facebook.

Sean Parker is a little late to the privacy party, but his rough ride in the gossip circuit this month seems to have gotten him there. People have been struggling for years with what is public and what is private and how many of their photos migrate out of Facebook and into more public spheres. The example this week is Chelsea Chaney, the high school student who posted a photo of herself in a bikini standing next to a Snoop Lion cut-out to Facebook it was grabbed by a school administrator and then used in an "Internet Safety" presentation. She decided to sue the school for invasion of privacy -- which backfired from a privacy perspective in that the many news reports written about the suit have republished the photo, making it go viral. The difficult thing about privacy -- as seen by Chaney, Upham, and likely Parker, with this article -- is that trying to protect it after it's already been violated often makes things worse.

Parker suggests that the U.S. strengthen intellectual property and copyright laws to give us more control over the content we create and make it harder for other people to nab a photo or video from our Facebook page and republish it. While that would be a nice privacy fix, it's a terrible one from a freedom of speech perspective, and an ironic proposal from the mastermind behind Napster.

He also criticizes the TOS world we live in, which requires us to abide by small print in privacy policies and terms of service agreements around the Web. This is not the strongest part of his essay:

The ubiquitous license agreements and privacy policies that online services force their users to enter into should be scrutinized by the courts around the principle of adhesion, and if the courts are unwilling to reconsider the status quo then congress should intervene with legislation limiting the scope and enforceability of these agreements. We also need to be willing to consider that only congress can prevent the abuse of governmental power that is used to coerce online services into to turning over data in a wholesale manner.

I think that basically translates to: "companies shouldn't put sketchy things in their privacy policies." (It's a bit convoluted. It could also be a slap to the companies named as being part of NSA's PRISM program. As this was 9,000 words in, he may have been getting a little delirious on the fumes of outrage and the virality of his nuptials.) Though he doesn't mention Airtime, the Chatroulette-like service that he launched which seems to have turned into Deadairtime, its privacy policy wasn't free of sketch. Many people are under the misimpression that a site having a privacy policy means that your privacy is protected. In fact, privacy policies exist to explain just how limited your privacy is.

Parker is right that we live in a challenging world when it comes to privacy and reputation. Information -- and misinformation -- moves very fast. There's no going back from this.

As Parker acknowledges, technology moves faster than the law. A fix from Congress may be as fantastical as Parker's wedding costumes. The tech entrepreneur might be better served to funnel energy and parts of his billions to technological fixes for privacy. Or he can celebrate the fact that in this brave, new, hyper-public world, when one is defamed, platforms for defending one's reputation abound. If you're very lucky, you can get a tech blog to let you run a señor de los Anillos trilogy length rebuttal.

Alternately, someone wishing to escape all this can find a deep, dark cave free of other people, mobile devices, Facebook and the media and huddle over their privacy, Gollum style.


Ver el vídeo: Sean Parker how Facebook and Social media went wrong 2018 Magyar felirat Közösségi média (Enero 2022).