Recetas tradicionales

Risotto Balsámico con Tomate y Albahaca

Risotto Balsámico con Tomate y Albahaca

Este risotto balsámico es rico y picante con queso parmesano y vinagre balsámico, ¡y es una excelente manera de usar tomates de jardín y albahaca!

Crédito de fotografía: Elise Bauer

Destacado en 13 comidas rápidas y fáciles entre semana con caldo de pollo

En el mundo de los maridajes perfectos, los primeros en la lista son el vinagre balsámico y el queso parmesano. Ambos se originan en la misma región de Emilia-Romagna en Italia y juegan excepcionalmente bien juntos en este simple risotto balsámico.

Encontré por primera vez risotto balsámico en un restaurante con estrella Michelin en Módena, Italia. El risotto se sirvió como un acompañamiento simple de una comida bastante elegante. Estaba tan cremoso con parmesano y el arroz risotto con almidón, y tan rico con vinagre balsámico, ¡era el favorito de todos en la mesa!

Esta es mi recreación de ese plato, al que le agregué un poco de cereza fresca y tomates Sungold, así como algunas rodajas de albahaca de mi jardín.

Cómo hacer risotto balsámico

Este risotto se prepara de forma clásica. Primero ablande un poco de chalotes y ajo en mantequilla, luego agregue arroz risotto y deje que los bordes se doren en la sartén. Vierta un cucharón de vino blanco seco y deje que el arroz absorba los sabores del vino.

El siguiente paso es lo que lleva tiempo. ¡El risotto requiere y recompensa la paciencia! Agregue media taza de caldo y revuelva lentamente el arroz risotto. Agregue más caldo solo cuando el arroz haya absorbido el líquido que ya estaba en la olla. Revolver lentamente ayudará a que el arroz libere sus almidones, lo que crea un fondo cremoso para el risotto.

En el último cucharón de caldo, agregue un poco de vinagre balsámico y tomates.

Qué vinagre balsámico usar

He preparado este risotto con un vinagre balsámico almibarado y un vinagre balsámico más ácido y diluido. Ambos funcionan bien. Obtendrá un sabor más rico de un balsámico añejado más espeso, pero obtendrá más brillo de un vinagre más ligero y ácido. (Consulte nuestra Guía de vinagre balsámico).

El paladar de cada persona es diferente y cada vinagre balsámico es diferente. ¡Así que comienza con una cucharada de lo que tienes y agrega más al gusto!

Que acciones usar

Para esta receta, estoy usando caldo de verduras. Hago mi propio caldo de verduras casero porque me gusta hacer caldo y, francamente, todavía tengo que encontrar un caldo de verduras en caja que sepa bien. He tenido una buena experiencia con un producto llamado "Better Than Bouillon". Entonces, si desea utilizar un stock preparado, le recomiendo ese producto (esto no es un respaldo pagado, simplemente me gusta).

Puede usar caldo de pollo si lo tiene. Quería un sabor más vegetariano para este risotto, por eso estoy usando caldo de verduras.

Receta de risotto balsámico con tomates y albahaca

Ingredientes

  • 4 tazas de caldo (yo uso caldo de verduras casero o Better Than Bouillon)
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1/2 taza de chalotas picadas
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 taza (200 g) de arroz risotto (arborio, carnaroli o vialone nano)
  • 1/3 taza de vino blanco seco (recomiendo un Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda)
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado o rallado
  • 1 a 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • pimienta blanca
  • 1/4 de cucharadita de tomillo fresco o una pizca de tomillo seco
  • 1 1/2 tazas de tomates cherry, cortados por la mitad
  • 4 hojas de albahaca, en rodajas finas

Método

1 Calentar el caldo: Lleve 4 tazas de caldo a fuego lento en una olla pequeña. Mantenga el caldo caliente mientras prepara el risotto.

2 Cocine las chalotas y el ajo: Derrita una cucharada de mantequilla en una cacerola ancha a fuego medio. Agregue las chalotas picadas y cocine hasta que estén transparentes, un par de minutos.

Agregue el ajo picado y cocine hasta que esté fragante, medio minuto más.

3 Dorar ligeramente el arroz: Agregue el arroz risotto a la sartén y mezcle para cubrir con los chalotes. Sube el fuego a medio alto y deja que el arroz comience a dorarse.

4 Agregue el vino blanco: Agrega el vino blanco. La sartén se empañará. Deja que el arroz absorba el vino.

5 Comience a agregar el caldo, 1/2 taza a la vez: Aquí está el proceso real de hacer risotto. Agregue el caldo, media taza o cucharón a la vez, revolviendo lentamente el arroz y dejando que el arroz absorba el caldo por un minuto o dos, antes de agregar otro cucharón de caldo.

Querrá dejar de agregar el caldo cuando el arroz esté bien cocido, pero aún un poco firme al bocado, "al dente". Tenga en cuenta que es posible que no necesite todo el caldo que ha calentado para esta receta.

6 Agregue balsámico, tomates, tomillo con la última 1/2 taza de caldo: Cuando llegue el momento de agregar la última 1/2 taza de caldo al risotto, agréguelo, así como el vinagre balsámico. El vinagre balsámico puede variar en acidez e intensidad. Entonces, agregue 1 cucharada para comenzar y agregue otra cucharada si desea más sabor balsámico.

Agrega la mitad de los tomates cherry y agrega el tomillo. Deja que los tomates se ablanden con la cocción del risotto en esos últimos minutos.

7 Retirar del fuego, incorporar Parm: Cuando el risotto haya alcanzado su etapa "al dente", retírelo del fuego. Agregue el queso parmesano rallado. Espolvorear con pimienta.

8 porciones: Sirva con los tomates cherry frescos cortados a la mitad restantes y la albahaca en rodajas finas encima.

¡Hola! Todas las fotos y el contenido están protegidos por derechos de autor. No utilice nuestras fotos sin permiso previo por escrito. ¡Gracias!


Ver el vídeo: Qué hacer con los tomates secos (Mayo 2021).