Últimas recetas

Así es como saboreas lo mejor de la temporada de trufas blancas en Italia

Así es como saboreas lo mejor de la temporada de trufas blancas en Italia

Las trufas son los diamantes del mundo de la comida, codiciadas por chefs y amantes de la comida de todo el mundo por su aroma celestial y su sabor terroso distintivo. Su rareza, estacionalidad y los medios especiales de su descubrimiento hacen que las trufas europeas sean particularmente caras y disputadas competitivamente. Después de todo, son cosas salvajes que crecen bajo tierra en la base de árboles particulares en climas específicos, y se necesitan perros y cerdos especialmente entrenados para encontrarlos.

Entonces, cuando los tesoros de piel áspera están en temporada, es hora de que los amantes de la comida hagan el viaje culinario de la lista de deseos a Italia, donde se encuentran las mejores trufas del mundo. Los franceses pueden argumentar eso, pero Francia es la patria de la trufa negra (también conocida como la menos deseable de la variedad Perigord). Italia es el verdadero nirvana de la trufa, hogar de la codiciada trufa blanca, incluidas las variedades Alba y Piamonte, y la menos picante Marzuili.

Durante octubre y noviembre, las ferias de la trufa surgen por el norte. Las ferias anuales rinden homenaje a la trufa casera con concursos, seminarios, demostraciones culinarias, degustaciones y un mercado aparentemente interminable. Es casi imposible no dejarse llevar por un frenesí de compras, literalmente olfateando las mejores trufas frescas y otros productos locales como aceite de oliva, salami, quesos, vino y miel. Es más que tentador empacar algo para llevar a casa, así que te alegrará saber que puedes: las trufas son uno de los pocos alimentos crudos que son legales para exportar desde Italia y hacen que tu equipaje huela increíble.

Foto cortesía de Alba White Truffle Fair
Lo mejor de las ferias de trufas de Italia

La Feria de la Trufa Blanca Alba en Piamonte, Italia, se lleva a cabo todos los fines de semana del 11 de octubre al 16 de noviembre, y es quizás el evento de trufa más completo del país. Huele a cielo gracias a la enorme selección que exhiben los proveedores autorizados. Una comisión especial aprueba cada trufa presente, por lo que es una excelente oportunidad para comprar, comer y aprender todo lo que hay que saber mientras se entretiene con las actuaciones del Festival de Música de Alba. También hay un festival del vino, una carrera de burros "palio" y una variedad de recorridos por Alba que se realizan al mismo tiempo. Los cazadores de trufas locales guían a los aventureros a través de una caza de trufas simulada, y los gourmets súper serios pueden aprender secretos profesionales sobre el análisis sensorial de un funcionario de la OIAT, la Asociación Internacional de Catadores de Trufas.

Foto cortesía de Alba White Truffle Fair

El Mercado Nacional de Trufas Blancas de San Miniato (o La Sagra del Tartufo Bianco), es un festival gastronómico toscano de noviembre en el corazón del país de las trufas, un área que produce el 25 por ciento de la cosecha anual de Italia. La trufa blanca de San Miniato, tuber magnatum pico, es también la más singular y valiosa. Si estás allí el tercer fin de semana de octubre, estás de suerte; la ciudad celebra una feria combinada de trufas y hongos con los fantásticos porcini.

En la hermosa campiña de Umbría, los viajeros pueden encontrar eventos culinarios menos concurridos en ciudades medievales de las colinas como Citta 'Di Castello, que este año celebra su Festival de la Trufa Blanca del 30 de octubre al 2 de noviembre. También en Umbría se encuentra la Feria de la Trufa y la Patata Blanca Pietralunga. los días 19 y 26 de octubre. Y en lo profundo de los bosques y el campo se encuentran las pequeñas fiestas de los pueblos que albergan las dinastías trufadoras más antiguas del país: el Festival Corazzano, en la parroquia románica de San Giovanni Battista; y el Festival Balconevisi, en el antiguo pueblo de la familia florentina Strozzi.

Foto cortesía de Il Fontanaro Organic Farm House
Cocinando con trufas en Umbría

La mejor manera de contagiarse realmente de la fiebre de las trufas locales es registrarse en una villa del norte de Italia y tomarse un tiempo para aprender qué hacer con ellas en una auténtica cocina italiana. Un lugar perfecto para descubrir el verdadero italiano. la dolce vita es el pacífico Paciano de Umbría. Paciano, la idílica casa de Il Fontanaro, es la mejor granja orgánica, villa y escuela culinaria de la región dirigida por Alina Pinelli, chef, sumiller de vinos y productora de aceite de oliva orgánico galardonado. "Me encanta la buena comida y amo mi vida", dice la hermosa y enérgica Pinelli, que da la bienvenida a huéspedes de todo el mundo para que se alojen en las paradisíacas villas de piedra de la granja. "Promuevo la vida campestre aquí y me encanta compartir mis pasiones con mis invitados". En la cocina principal de Il Fontanaro, Alina y su personal organizan fiestas de cocina donde los huéspedes pueden preparar platos frescos de la granja a la mesa de los jardines adyacentes. Eso incluye un viaje a la planta baja a la vasta bodega de vinos de la propiedad para degustaciones añejas de las uvas viejas Sangiovese de Fontanaro. Alina también comparte su amor por los viticultores locales, la recolección de miel orgánica y los seminarios casi religiosos sobre el aceite de oliva.

Foto cortesía de Il Fontanaro Organic Farm House

Durante la temporada de trufas, Alina y su encantadora madre Lucía, invitan a los cultivadores de trufas locales a traer sus últimos tesoros para que aparezcan en los platos diarios de Il Fontanaro, que incluyen tagliatini y pizzas hechos a mano cubiertos con trufas, cebolla blanca e hinojo, y horneados en el exterior de los Pinellis. Horno para Pizza. ¿Cuánta trufa recomiendan los Pinelli? "Aféitate un poco en la parte superior", dijo Lucía con una sonrisa y un brillo en los ojos, "luego aféitate un poco más, luego más, luego más hasta que no puedas ver la pasta".

Alina y Lucia también estarán felices de llevarlo a las ferias de trufas cercanas de Paciano, incluidas las de Volterra, y Giovanni d'Asso, cerca de Siena, que también tiene un modesto museo de trufas. Y si lo desea, le presentarán a un experto local que puede llevarlo al bosque para que pruebe la caza de trufas por sí mismo. Cuando regrese, Alina lo ayudará a convertir sus hallazgos en una comida para recordar, pero una advertencia justa: no beba demasiado del increíble Limoncello orgánico de Lucia o tendrá problemas para recordar su propio nombre. Sin embargo, siempre puede dormir en una de las cuatro lujosas propiedades locales de Pinelli con 10 villas, algunas construidas en el siglo XVIII, y todas rodeadas de jardines privados celestiales, piscinas infinitas de agua salada y vistas de las colinas onduladas. huertos de olivos y campos de girasoles.

Foto cortesía de La Terrazza dell'Eden
Menú de trufas más fino de Roma

Si el tiempo y la distancia son obstáculos, no es necesario que se adentre en el territorio de las trufas para disfrutar de lo mejor de la cosecha de temporada alta. Durante sus vacaciones en Roma, haga lo que hacen los lugareños privilegiados y reserve con anticipación la cocina de clase mundial del chef Fabio Ciervo, galardonado con una estrella Michelin, en el romántico La Terrazza dell'Eden del Hotel Eden para su clásico menú de trufa blanca que se sirve del 10 al 16 de noviembre por € 250 (alrededor de USD $ 317) por persona. El chef promete que a cada comensal se le servirá la friolera de cinco gramos de trufas en el aparentemente interminable menú de degustación. Haré todo lo posible para no babear mientras enumero los aspectos más destacados de la comida, que incluyen sopa de alcachofas de Jerusalén, huevo cremoso Paolo Parisi y trufa blanca, Tonnarelli con trufa blanca, crujiente Napolitan Pastiera, petit fours y, por supuesto, helado de trufa blanca. Buon apetito!


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


La guía de trufas frescas: cómo usar trufas frescas

Como importador italiano de delicatessen, las trufas frescas son el epítome de la comida de lujo y nos encanta traer estas gemas a los EE. UU. Directamente desde Italia. Las trufas son muy codiciadas en los restaurantes de alta gama, como debería ser. Florecen ligeramente debajo de la superficie de la tierra, creciendo en las raíces de diferentes árboles. Las trufas son irresistibles porque su aroma está compuesto de sustancias químicas que imitan las feromonas reproductivas de los mamíferos. Comer, incluso oler una trufa, provoca un mareo eufórico que puede llegar a ser realmente adictivo.


Ver el vídeo: How to Make Perfect Buttercream Frosting. Swiss Meringue Buttercream (Enero 2022).