Últimas recetas

Nuevo anuncio de McDonald's promociona ingredientes de calidad

Nuevo anuncio de McDonald's promociona ingredientes de calidad

McDonald's Corp. anticipó una nueva campaña publicitaria el miércoles en Twitter, compartiendo un comercial de 15 segundos que muestra los ingredientes de la marca y reconoce a los agricultores y ganaderos en su cadena de suministro.

Usando el identificador @McDListenTour durante el "Tour de escucha de McDonald's" de la cadena en Twitter, el director de marketing Neil Golden tuiteó: "Una cosa que estamos haciendo es contar nuestra historia de la granja al tenedor sobre nuestra comida".

Vea el nuevo comercial de McDonald's; la historia continúa a continuación

El clip del anuncio muestra al agricultor de papas Frank Martínez pelando y mordiendo una papa, diciendo: "Si crees que son buenas ahora, espera hasta que sean papas fritas de McDonald's". Ese anuncio y varios otros con diferentes agricultores y ganaderos debutan en la televisión nacional el 2 de enero. La agencia de publicidad de la cadena, DDB Chicago, creó los anuncios.

"El sistema McDonald's está comprometido a trabajar en conjunto para contar de manera más proactiva la historia de la calidad de los alimentos McDonald's para mostrar de dónde provienen nuestros alimentos, qué contienen y cómo se preparan", dijo la compañía en un comunicado.

La calidad de los ingredientes ha sido la característica central de las campañas de marketing de muchas cadenas de restaurantes en los últimos años, sobre todo con Domino's Pizza y sus comerciales de estilo documental "Pizza Turnaround". En varios lugares de esa campaña se presentaron grupos focales de consumidores sorprendidos en una granja o rancho donde Domino's obtiene sus tomates y queso.

RELACIONADA: Anuncios de restaurantes que funcionan para atraer a los amantes de la comida

Culver's también unió a sus ejecutivos y proveedores en comerciales para su nueva campaña "Bienvenido a Delicious" este año. El fundador y director ejecutivo Craig Culver no solo demostró cómo se prepara el ButterBurger característico de la cadena, sino que también fue a las granjas de Wisconsin donde Culver's obtiene su carne y queso, y entrevistó a los agricultores sobre sus filosofías de cultivo y abastecimiento.

Otro rival de servicio rápido de McDonald's, Wendy's, ha centrado su marketing en la calidad de los ingredientes con un eslogan, "Sabes cuándo es real", y muchas señales de frescura que se están probando en sus nuevos prototipos de restaurantes. En una ubicación renovada en Columbus, Ohio, Wendy's agregó un enfriador de exhibición justo detrás del mostrador, para almacenar lechuga y tomates frescos. Esa unidad también tiene una cita en la pared del fundador Dave Thomas: "Todos los giros de Wendy’s se basan en una palabra: fresco".

McDonald's, con sede en Oak Brook, Illinois, opera o otorga franquicias a más de 14,000 restaurantes en los Estados Unidos.

Póngase en contacto con Mark Brandau en [email protected]
Síguelo en Twitter: @Mark_from_NRN


¿Qué hay realmente en una Big Mac? McDonald's dice que está listo para contarlo todo

McDonald's todavía no revelará la receta de su salsa secreta, pero le mostrará cómo se hace esa hamburguesa Big Mac.

¿Escuchaste el de la hamburguesa McDonald's que aún no se había descompuesto después de 14 años?

Y "limo rosa": ¿cuánto entra en la carne de vacuno de McDonald's?

A lo largo de los años, el gigante de la comida rápida McDonald's se ha enfrentado a algunas preguntas bastante inquietantes sobre los ingredientes que contienen sus comidas. Y últimamente, sus ventas en América del Norte se han desplomado. Eso puede tener algo que ver con el creciente número de consumidores que hacen preguntas molestas sobre lo que Big Food les está dando.

Entonces, tal vez no sea tan sorprendente que esta semana, McDonald's USA decidiera decirle al público, está bien, estamos abriendo las puertas. El lunes, la compañía lanzó "Sus preguntas, nuestra comida", un nuevo bombardeo publicitario destinado a disipar los rumores y convencer a los consumidores de que no tiene nada que ocultar.

Este nuevo enfoque basado en las redes sociales que lo dice todo "En muchos sentidos, así es como va el mundo", dijo a Associated Press Ben Stringfellow, vicepresidente de comunicaciones de McDonald's USA.

Como parte de ese esfuerzo, la compañía está invitando a preguntas a través de Facebook y Twitter. Y ha contado con la ayuda de Grant Imahara, ex coanfitrión del Discovery Channel Cazadores de mitos, para ayudar a abordar algunas de las preocupaciones más persistentes. En un video publicado en el sitio web de la compañía, Imahara recorre una fábrica en Fresno, California, dirigida por Cargill, que suministra la carne que se usa en las hamburguesas de McD's.

Durante el recorrido, aprendemos que no, no hay ojos ni labios en la carne y no, tampoco hay amoníaco ni carne magra de textura fina (la llamada baba rosada).

"Carne de res dentro y fuera, no se agrega nada más", le dice un trabajador de Cargill a Imahara.

Lo que el video no menciona es que sí, las hamburguesas de McDonald's en un momento sí contenían carne magra de textura fina, aunque la compañía la eliminó gradualmente en 2011. La compañía reconoce esto en una sesión de preguntas y respuestas más larga en su sitio web, que aborda otros problemas desagradables. , como el hecho de que la mayor parte de su carne proviene de ganado tratado con hormonas.

La nueva campaña sigue a esfuerzos similares para abrir el telón en las divisiones australiana y canadiense de McDonald's, que lanzaron un video muy publicitado que nos permitió presenciar el nacimiento de un pollo McNugget a principios de este año. (Quizás la información más esclarecedora de ese video fue que los icónicos trozos de pollo están hechos en cuatro formas: la campana, la pelota, la pajarita y la bota).

El cambio de tono también se produce cuando las ventas de McDonald's fallan en sus tiendas de EE. UU. Las ventas en las mismas tiendas cayeron un 1,5 por ciento durante el último trimestre fiscal, y la compañía está teniendo dificultades para atraer a los millennials. Desde 2011, el número de jóvenes de 19 a 21 años que visitaron un McDonald's cada mes se redujo en 12,9 puntos porcentuales, ya que el grupo demográfico se acerca a las cadenas informales rápidas como Chipotle y Five Guys, según datos del grupo de consultoría de restaurantes Technomic. reunidos para El periodico de Wall Street.

Si bien los consumidores pueden acoger con agrado el cambio de McDonald's hacia una mayor transparencia, algunos críticos dicen que lo que realmente se necesita es un cambio en su menú principal.

"La mayoría de la gente simplemente no piensa en McDonald's como un lugar saludable para comer, a pesar de sus esfuerzos por ofrecer más opciones de menú", escribe la cofundadora de Civil Eats, Naomi Starkman. En un mundo donde la comida de la granja a la mesa domina cada vez más la ética de la alimentación, McDonald's sigue sirviendo esencialmente "de la granja a la mesa", dice ella.

"La verdad", escribe, "McDonald's se enfrenta a un mercado en el que la gente ya no quiere comida rápida, sino buena comida rápida".

Agrega Sriram Madhusoodanan de Corporate Accountability International, un grupo de defensa que ha pedido a McDonald's que deje de comercializar a los niños: "En lugar de abordar las preocupaciones de la gente con las prácticas de marketing de la corporación y la calidad de los alimentos, McDonald's continúa duplicando la publicidad que simplemente no hacer que sus problemas desaparezcan ".

Hablando de cosas que no desaparecerán, ¿recuerdas esa hamburguesa que nunca envejece que mencionamos? Sí, es científicamente posible, ha reconocido previamente McDonald's, si almacenas la cosa en condiciones súper secas donde las bacterias y el moho no se pueden formar.


¿Qué hay realmente en una Big Mac? McDonald's dice que está listo para contarlo todo

McDonald's todavía no revelará la receta de su salsa secreta, pero le mostrará cómo se hace esa hamburguesa Big Mac.

¿Escuchaste el de la hamburguesa McDonald's que aún no se había descompuesto después de 14 años?

Y "limo rosa": ¿cuánto entra en la carne de vacuno de McDonald's?

A lo largo de los años, el gigante de la comida rápida McDonald's se ha enfrentado a algunas preguntas bastante inquietantes sobre los ingredientes que contienen sus comidas. Y últimamente, sus ventas en América del Norte se han desplomado. Eso puede tener algo que ver con el creciente número de consumidores que hacen preguntas molestas sobre lo que Big Food les está dando.

Entonces, tal vez no sea tan sorprendente que esta semana, McDonald's USA decidiera decirle al público, está bien, estamos abriendo las puertas. El lunes, la compañía lanzó "Sus preguntas, nuestra comida", un nuevo bombardeo publicitario destinado a disipar los rumores y convencer a los consumidores de que no tiene nada que ocultar.

Este nuevo enfoque basado en las redes sociales que lo dice todo "En muchos sentidos, así es como va el mundo", dijo a Associated Press Ben Stringfellow, vicepresidente de comunicaciones de McDonald's USA.

Como parte de ese esfuerzo, la compañía está invitando a preguntas a través de Facebook y Twitter. Y ha contado con la ayuda de Grant Imahara, ex coanfitrión del Discovery Channel Cazadores de mitos, para ayudar a abordar algunas de las preocupaciones más persistentes. En un video publicado en el sitio web de la compañía, Imahara recorre una fábrica en Fresno, California, dirigida por Cargill, que suministra la carne que se usa en las hamburguesas de McD's.

Durante el recorrido, aprendemos que no, no hay ojos ni labios en la carne y no, tampoco hay amoníaco ni carne magra de textura fina (la llamada baba rosada).

"Carne de res dentro y fuera, no se agrega nada más", le dice un trabajador de Cargill a Imahara.

Lo que el video no menciona es que sí, las hamburguesas de McDonald's en un momento sí contenían carne magra de textura fina, aunque la compañía la eliminó gradualmente en 2011. La compañía reconoce esto en una sesión de preguntas y respuestas más larga en su sitio web, que aborda otros problemas desagradables. , como el hecho de que la mayor parte de su carne proviene de ganado tratado con hormonas.

La nueva campaña sigue esfuerzos similares para abrir el telón en las divisiones australiana y canadiense de McDonald's, que lanzaron un video muy publicitado que nos permitió presenciar el nacimiento de un pollo McNugget a principios de este año. (Quizás la información más esclarecedora de ese video fue que los icónicos trozos de pollo están hechos en cuatro formas: la campana, la pelota, la pajarita y la bota).

El cambio de tono también se produce cuando las ventas de McDonald's decaen en sus tiendas de EE. UU. Las ventas en las mismas tiendas cayeron un 1,5 por ciento durante el último trimestre fiscal, y la compañía está teniendo dificultades para atraer a los millennials. Desde 2011, la cantidad de jóvenes de 19 a 21 años que visitaron un McDonald's cada mes se ha reducido en 12,9 puntos porcentuales, ya que la población se dirige a cadenas de fast-casual como Chipotle y Five Guys, según datos del grupo de consultoría de restaurantes Technomic. reunidos para El periodico de Wall Street.

Si bien los consumidores pueden acoger con agrado el paso de McDonald's hacia una mayor transparencia, algunos críticos dicen que lo que realmente se necesita es un cambio en su menú principal.

"La mayoría de la gente simplemente no piensa en McDonald's como un lugar saludable para comer, a pesar de sus esfuerzos por ofrecer más opciones de menú", escribe la cofundadora de Civil Eats, Naomi Starkman. En un mundo donde la comida de la granja a la mesa domina cada vez más la ética de la alimentación, McDonald's sigue sirviendo esencialmente "de la granja a la mesa", dice ella.

"La verdad", escribe, "McDonald's se enfrenta a un mercado en el que la gente ya no quiere comida rápida, sino buena comida rápida".

Agrega Sriram Madhusoodanan de Corporate Accountability International, un grupo de defensa que ha pedido a McDonald's que deje de comercializar a los niños: "En lugar de abordar las preocupaciones de la gente con las prácticas de marketing de la corporación y la calidad de los alimentos, McDonald's continúa duplicando la publicidad que simplemente no hacer que sus problemas desaparezcan ".

Hablando de cosas que no desaparecerán, ¿recuerdas esa hamburguesa que nunca envejece que mencionamos? Sí, es científicamente posible, ha reconocido previamente McDonald's, si almacena la cosa en condiciones súper secas donde las bacterias y el moho no se pueden formar.


¿Qué hay realmente en una Big Mac? McDonald's dice que está listo para contarlo todo

McDonald's todavía no revelará la receta de su salsa secreta, pero le mostrará cómo se hace esa hamburguesa Big Mac.

¿Escuchaste el de la hamburguesa McDonald's que aún no se había descompuesto después de 14 años?

Y "limo rosa": ¿cuánto entra en la carne de vacuno de McDonald's?

A lo largo de los años, el gigante de la comida rápida McDonald's se ha enfrentado a algunas preguntas bastante inquietantes sobre los ingredientes que contienen sus comidas. Y últimamente, sus ventas en América del Norte se han desplomado. Eso puede tener algo que ver con el creciente número de consumidores que hacen preguntas molestas sobre lo que Big Food les está dando.

Entonces, tal vez no sea tan sorprendente que esta semana, McDonald's USA decidiera decirle al público, está bien, estamos abriendo las puertas. El lunes, la compañía lanzó "Sus preguntas, nuestra comida", un nuevo bombardeo publicitario destinado a disipar los rumores y convencer a los consumidores de que no tiene nada que ocultar.

Este nuevo enfoque basado en las redes sociales que lo dice todo "En muchos sentidos, así es como va el mundo", dijo a Associated Press Ben Stringfellow, vicepresidente de comunicaciones de McDonald's USA.

Como parte de ese esfuerzo, la compañía está invitando a preguntas a través de Facebook y Twitter. Y ha contado con la ayuda de Grant Imahara, ex coanfitrión de Discovery Channel Cazadores de mitos, para ayudar a abordar algunas de las preocupaciones más persistentes. En un video publicado en el sitio web de la compañía, Imahara recorre una fábrica en Fresno, California, dirigida por Cargill, que suministra la carne que se usa en las hamburguesas de McD's.

Durante el recorrido, aprendemos que no, no hay ojos ni labios en la carne y no, tampoco hay amoníaco ni carne magra de textura fina (la llamada baba rosada).

"Carne de res dentro y fuera, no se agrega nada más", le dice un trabajador de Cargill a Imahara.

Lo que el video no menciona es que sí, las hamburguesas de McDonald's en un momento sí contenían carne magra de textura fina, aunque la compañía la eliminó gradualmente en 2011. La compañía reconoce esto en una sesión de preguntas y respuestas más larga en su sitio web, que aborda otros problemas desagradables. , como el hecho de que la mayor parte de su carne proviene de ganado tratado con hormonas.

La nueva campaña sigue esfuerzos similares para abrir el telón en las divisiones australiana y canadiense de McDonald's, que lanzaron un video muy publicitado que nos permitió presenciar el nacimiento de un pollo McNugget a principios de este año. (Quizás la información más esclarecedora de ese video fue que los icónicos trozos de pollo están hechos en cuatro formas: la campana, la pelota, la pajarita y la bota).

El cambio de tono también se produce cuando las ventas de McDonald's fallan en sus tiendas de EE. UU. Las ventas en las mismas tiendas cayeron un 1,5 por ciento durante el trimestre fiscal más reciente, y la compañía está teniendo dificultades para atraer a los millennials. Desde 2011, la cantidad de jóvenes de 19 a 21 años que visitaron un McDonald's cada mes se ha reducido en 12,9 puntos porcentuales, ya que la población se dirige a cadenas de fast-casual como Chipotle y Five Guys, según datos del grupo de consultoría de restaurantes Technomic. reunidos para El periodico de Wall Street.

Si bien los consumidores pueden acoger con agrado el paso de McDonald's hacia una mayor transparencia, algunos críticos dicen que lo que realmente se necesita es un cambio en su menú principal.

"La mayoría de la gente simplemente no piensa en McDonald's como un lugar saludable para comer, a pesar de sus esfuerzos por ofrecer más opciones de menú", escribe la cofundadora de Civil Eats, Naomi Starkman. En un mundo donde la comida de la granja a la mesa domina cada vez más el espíritu de comer, McDonald's sigue sirviendo esencialmente "de la granja a la mesa", dice ella.

"La verdad", escribe, "McDonald's se enfrenta a un mercado en el que la gente ya no quiere comida rápida, sino buena comida rápida".

Agrega Sriram Madhusoodanan de Corporate Accountability International, un grupo de defensa que ha pedido a McDonald's que deje de comercializar a los niños: "En lugar de abordar las preocupaciones de la gente con las prácticas de marketing de la corporación y la calidad de los alimentos, McDonald's continúa duplicando la publicidad que simplemente no hacer que sus problemas desaparezcan ".

Hablando de cosas que no desaparecerán, ¿recuerdas esa hamburguesa que nunca envejece que mencionamos? Sí, es científicamente posible, ha reconocido previamente McDonald's, si almacenas la cosa en condiciones súper secas donde las bacterias y el moho no se pueden formar.


¿Qué hay realmente en una Big Mac? McDonald's dice que está listo para contarlo todo

McDonald's todavía no revelará la receta de su salsa secreta, pero le mostrará cómo se hace esa hamburguesa Big Mac.

¿Escuchaste el de la hamburguesa McDonald's que aún no se había descompuesto después de 14 años?

Y "limo rosa": ¿cuánto entra en la carne de vacuno de McDonald's?

A lo largo de los años, el gigante de la comida rápida McDonald's se ha enfrentado a algunas preguntas bastante inquietantes sobre los ingredientes que contienen sus comidas. Y últimamente, sus ventas en América del Norte se han desplomado. Eso puede tener algo que ver con el creciente número de consumidores que hacen preguntas molestas sobre lo que Big Food les está dando.

Entonces, tal vez no sea tan sorprendente que esta semana, McDonald's USA decidiera decirle al público, está bien, estamos abriendo las puertas. El lunes, la compañía lanzó "Sus preguntas, nuestra comida", un nuevo bombardeo publicitario destinado a disipar los rumores y convencer a los consumidores de que no tiene nada que ocultar.

Este nuevo enfoque basado en las redes sociales que lo dice todo "En muchos sentidos, así es como va el mundo", dijo a Associated Press Ben Stringfellow, vicepresidente de comunicaciones de McDonald's USA.

Como parte de ese esfuerzo, la compañía está invitando a preguntas a través de Facebook y Twitter. Y ha contado con la ayuda de Grant Imahara, ex coanfitrión del Discovery Channel Cazadores de mitos, para ayudar a abordar algunas de las preocupaciones más persistentes. En un video publicado en el sitio web de la compañía, Imahara recorre una fábrica en Fresno, California, dirigida por Cargill, que suministra la carne que se usa en las hamburguesas de McD's.

Durante el recorrido, aprendemos que no, no hay ojos ni labios en la carne y no, tampoco hay amoníaco ni carne magra de textura fina (la llamada baba rosada).

"Carne de res dentro y fuera, no se agrega nada más", le dice un trabajador de Cargill a Imahara.

Lo que el video no menciona es que sí, las hamburguesas de McDonald's en un momento sí contenían carne magra de textura fina, aunque la compañía la eliminó gradualmente en 2011. La compañía reconoce esto en una sesión de preguntas y respuestas más larga en su sitio web, que aborda otros problemas desagradables. , como el hecho de que la mayor parte de su carne proviene de ganado tratado con hormonas.

La nueva campaña sigue a esfuerzos similares para abrir el telón en las divisiones australiana y canadiense de McDonald's, que lanzaron un video muy publicitado que nos permitió presenciar el nacimiento de un pollo McNugget a principios de este año. (Quizás la información más esclarecedora de ese video fue que los icónicos trozos de pollo están hechos en cuatro formas: la campana, la pelota, la pajarita y la bota).

El cambio de tono también se produce cuando las ventas de McDonald's fallan en sus tiendas de EE. UU. Las ventas en las mismas tiendas cayeron un 1,5 por ciento durante el trimestre fiscal más reciente, y la compañía está teniendo dificultades para atraer a los millennials. Desde 2011, el número de jóvenes de 19 a 21 años que visitaron un McDonald's cada mes se redujo en 12,9 puntos porcentuales, ya que el grupo demográfico se acerca a las cadenas informales rápidas como Chipotle y Five Guys, según datos del grupo de consultoría de restaurantes Technomic. reunidos para El periodico de Wall Street.

Si bien los consumidores pueden acoger con agrado el paso de McDonald's hacia una mayor transparencia, algunos críticos dicen que lo que realmente se necesita es un cambio en su menú principal.

"La mayoría de la gente simplemente no piensa en McDonald's como un lugar saludable para comer, a pesar de sus esfuerzos por ofrecer más opciones de menú", escribe la cofundadora de Civil Eats, Naomi Starkman. En un mundo donde la comida de la granja a la mesa domina cada vez más la ética de la alimentación, McDonald's sigue sirviendo esencialmente "de la granja a la mesa", dice ella.

"La verdad", escribe, "McDonald's se enfrenta a un mercado en el que la gente ya no quiere comida rápida, sino buena comida rápida".

Agrega Sriram Madhusoodanan de Corporate Accountability International, un grupo de defensa que ha pedido a McDonald's que deje de comercializar a los niños: "En lugar de abordar las preocupaciones de la gente con las prácticas de marketing de la corporación y la calidad de los alimentos, McDonald's continúa duplicando la publicidad que simplemente no hacer que sus problemas desaparezcan ".

Hablando de cosas que no desaparecerán, ¿recuerdas esa hamburguesa que nunca envejece que mencionamos? Sí, es científicamente posible, ha reconocido previamente McDonald's, si almacenas la cosa en condiciones súper secas donde las bacterias y el moho no se pueden formar.


¿Qué hay realmente en una Big Mac? McDonald's dice que está listo para contarlo todo

McDonald's todavía no revelará la receta de su salsa secreta, pero le mostrará cómo se hace esa hamburguesa Big Mac.

¿Escuchaste el de la hamburguesa McDonald's que aún no se había descompuesto después de 14 años?

Y "limo rosa": ¿cuánto entra en la carne de vacuno de McDonald's?

A lo largo de los años, el gigante de la comida rápida McDonald's se ha enfrentado a algunas preguntas bastante inquietantes sobre los ingredientes que contienen sus comidas. Y últimamente, sus ventas en América del Norte se han desplomado. Eso puede tener algo que ver con el creciente número de consumidores que hacen preguntas molestas sobre lo que Big Food les está dando.

Entonces, tal vez no sea tan sorprendente que esta semana, McDonald's USA decidiera decirle al público, está bien, estamos abriendo las puertas. El lunes, la compañía lanzó "Sus preguntas, nuestra comida", un nuevo bombardeo publicitario destinado a disipar los rumores y convencer a los consumidores de que no tiene nada que ocultar.

Este nuevo enfoque basado en las redes sociales que lo dice todo "En muchos sentidos, así es como va el mundo", dijo a Associated Press Ben Stringfellow, vicepresidente de comunicaciones de McDonald's USA.

Como parte de ese esfuerzo, la compañía está invitando a preguntas a través de Facebook y Twitter. Y ha contado con la ayuda de Grant Imahara, ex coanfitrión de Discovery Channel Cazadores de mitos, para ayudar a abordar algunas de las preocupaciones más persistentes. En un video publicado en el sitio web de la compañía, Imahara recorre una fábrica en Fresno, California, dirigida por Cargill, que suministra la carne que se usa en las hamburguesas de McD's.

Durante el recorrido, aprendemos que no, no hay ojos ni labios en la carne y no, tampoco hay amoníaco ni carne magra de textura fina (la llamada baba rosada).

"Carne de res dentro y fuera, no se agrega nada más", le dice un trabajador de Cargill a Imahara.

Lo que el video no menciona es que sí, las hamburguesas de McDonald's en un momento sí contenían carne magra de textura fina, aunque la compañía la eliminó gradualmente en 2011. La compañía reconoce esto en una sesión de preguntas y respuestas más larga en su sitio web, que aborda otros problemas desagradables. , como el hecho de que la mayor parte de su carne proviene de ganado tratado con hormonas.

La nueva campaña sigue a esfuerzos similares para abrir el telón en las divisiones australiana y canadiense de McDonald's, que lanzaron un video muy publicitado que nos permitió presenciar el nacimiento de un pollo McNugget a principios de este año. (Quizás la información más esclarecedora de ese video fue que los icónicos trozos de pollo están hechos en cuatro formas: la campana, la pelota, la pajarita y la bota).

El cambio de tono también se produce cuando las ventas de McDonald's fallan en sus tiendas de EE. UU. Las ventas en las mismas tiendas cayeron un 1,5 por ciento durante el trimestre fiscal más reciente, y la compañía está teniendo dificultades para atraer a los millennials. Desde 2011, la cantidad de jóvenes de 19 a 21 años que visitaron un McDonald's cada mes se ha reducido en 12,9 puntos porcentuales, ya que la población se dirige a cadenas de fast-casual como Chipotle y Five Guys, según datos del grupo de consultoría de restaurantes Technomic. reunidos para El periodico de Wall Street.

Si bien los consumidores pueden acoger con agrado el cambio de McDonald's hacia una mayor transparencia, algunos críticos dicen que lo que realmente se necesita es un cambio en su menú principal.

"La mayoría de la gente simplemente no piensa en McDonald's como un lugar saludable para comer, a pesar de sus esfuerzos por ofrecer más opciones de menú", escribe la cofundadora de Civil Eats, Naomi Starkman. En un mundo donde la comida de la granja a la mesa domina cada vez más la ética de la alimentación, McDonald's sigue sirviendo esencialmente "de la granja a la mesa", dice ella.

"La verdad", escribe, "McDonald's se enfrenta a un mercado en el que la gente ya no quiere comida rápida, sino buena comida rápida".

Agrega Sriram Madhusoodanan de Corporate Accountability International, un grupo de defensa que ha pedido a McDonald's que deje de comercializar a los niños: "En lugar de abordar las preocupaciones de la gente con las prácticas de marketing de la corporación y la calidad de los alimentos, McDonald's continúa duplicando la publicidad que simplemente no hacer que sus problemas desaparezcan ".

Hablando de cosas que no desaparecerán, ¿recuerdas esa hamburguesa que nunca envejece que mencionamos? Sí, es científicamente posible, ha reconocido previamente McDonald's, si almacenas la cosa en condiciones súper secas donde las bacterias y el moho no se pueden formar.


¿Qué hay realmente en una Big Mac? McDonald's dice que está listo para contarlo todo

McDonald's todavía no revelará la receta de su salsa secreta, pero le mostrará cómo se hace esa hamburguesa Big Mac.

¿Escuchaste el de la hamburguesa McDonald's que aún no se había descompuesto después de 14 años?

Y "limo rosa": ¿cuánto entra en la carne de vacuno de McDonald's?

A lo largo de los años, el gigante de la comida rápida McDonald's se ha enfrentado a algunas preguntas bastante inquietantes sobre los ingredientes que contienen sus comidas. Y últimamente, sus ventas en América del Norte se han desplomado. Eso puede tener algo que ver con el creciente número de consumidores que hacen preguntas molestas sobre lo que Big Food les está dando.

Entonces, tal vez no sea tan sorprendente que esta semana, McDonald's USA decidiera decirle al público, está bien, estamos abriendo las puertas. El lunes, la compañía lanzó "Sus preguntas, nuestra comida", un nuevo bombardeo publicitario destinado a disipar los rumores y convencer a los consumidores de que no tiene nada que ocultar.

Este nuevo enfoque basado en las redes sociales que lo dice todo "En muchos sentidos, así es como va el mundo", dijo a Associated Press Ben Stringfellow, vicepresidente de comunicaciones de McDonald's USA.

Como parte de ese esfuerzo, la compañía está invitando a preguntas a través de Facebook y Twitter. Y ha contado con la ayuda de Grant Imahara, ex coanfitrión del Discovery Channel Cazadores de mitos, para ayudar a abordar algunas de las preocupaciones más persistentes. En un video publicado en el sitio web de la compañía, Imahara recorre una fábrica en Fresno, California, dirigida por Cargill, que suministra la carne que se usa en las hamburguesas de McD's.

Durante el recorrido, aprendemos que no, no hay ojos ni labios en la carne y no, tampoco hay amoníaco ni carne magra de textura fina (la llamada baba rosada).

"Carne de res dentro y fuera, no se agrega nada más", le dice un trabajador de Cargill a Imahara.

Lo que el video no menciona es que sí, las hamburguesas de McDonald's en un momento sí contenían carne magra de textura fina, aunque la compañía la eliminó gradualmente en 2011. La compañía reconoce esto en una sesión de preguntas y respuestas más larga en su sitio web, que aborda otros problemas desagradables. , como el hecho de que la mayor parte de su carne proviene de ganado tratado con hormonas.

La nueva campaña sigue esfuerzos similares para abrir el telón en las divisiones australiana y canadiense de McDonald's, que lanzaron un video muy publicitado que nos permitió presenciar el nacimiento de un pollo McNugget a principios de este año. (Quizás la información más esclarecedora de ese video fue que los icónicos trozos de pollo están hechos en cuatro formas: la campana, la pelota, la pajarita y la bota).

El cambio de tono también se produce cuando las ventas de McDonald's decaen en sus tiendas de EE. UU. Las ventas en las mismas tiendas cayeron un 1,5 por ciento durante el último trimestre fiscal, y la compañía está teniendo dificultades para atraer a los millennials. Desde 2011, la cantidad de jóvenes de 19 a 21 años que visitaron un McDonald's cada mes se ha reducido en 12,9 puntos porcentuales, ya que la población se dirige a cadenas de fast-casual como Chipotle y Five Guys, según datos del grupo de consultoría de restaurantes Technomic. reunidos para El periodico de Wall Street.

Si bien los consumidores pueden acoger con agrado el paso de McDonald's hacia una mayor transparencia, algunos críticos dicen que lo que realmente se necesita es un cambio en su menú principal.

"La mayoría de la gente simplemente no piensa en McDonald's como un lugar saludable para comer, a pesar de sus esfuerzos por ofrecer más opciones de menú", escribe la cofundadora de Civil Eats, Naomi Starkman. En un mundo donde la comida de la granja a la mesa domina cada vez más la ética de la alimentación, McDonald's sigue sirviendo esencialmente "de la granja a la mesa", dice ella.

"La verdad", escribe, "McDonald's se enfrenta a un mercado en el que la gente ya no quiere comida rápida, sino buena comida rápida".

Agrega Sriram Madhusoodanan de Corporate Accountability International, un grupo de defensa que ha pedido a McDonald's que deje de comercializar a los niños: "En lugar de abordar las preocupaciones de la gente con las prácticas de marketing de la corporación y la calidad de los alimentos, McDonald's continúa duplicando la publicidad que simplemente no hacer que sus problemas desaparezcan ".

Hablando de cosas que no desaparecerán, ¿recuerdas esa hamburguesa que nunca envejece que mencionamos? Sí, es científicamente posible, ha reconocido previamente McDonald's, si almacenas la cosa en condiciones súper secas donde las bacterias y el moho no se pueden formar.


¿Qué hay realmente en una Big Mac? McDonald's dice que está listo para contarlo todo

McDonald's todavía no revelará la receta de su salsa secreta, pero le mostrará cómo se hace esa hamburguesa Big Mac.

¿Escuchaste el de la hamburguesa McDonald's que aún no se había descompuesto después de 14 años?

Y "limo rosa": ¿cuánto entra en la carne de vacuno de McDonald's?

A lo largo de los años, el gigante de la comida rápida McDonald's se ha enfrentado a algunas preguntas bastante inquietantes sobre los ingredientes que contienen sus comidas. Y últimamente, sus ventas en América del Norte se han desplomado. Eso puede tener algo que ver con el creciente número de consumidores que hacen preguntas molestas sobre lo que Big Food les está dando.

Entonces, tal vez no sea tan sorprendente que esta semana, McDonald's USA decidiera decirle al público, está bien, estamos abriendo las puertas. El lunes, la compañía lanzó "Sus preguntas, nuestra comida", un nuevo bombardeo publicitario destinado a disipar los rumores y convencer a los consumidores de que no tiene nada que ocultar.

Este nuevo enfoque basado en las redes sociales que lo dice todo "En muchos sentidos, así es como va el mundo", dijo a Associated Press Ben Stringfellow, vicepresidente de comunicaciones de McDonald's USA.

Como parte de ese esfuerzo, la compañía está invitando a preguntas a través de Facebook y Twitter. Y ha contado con la ayuda de Grant Imahara, ex coanfitrión del Discovery Channel Cazadores de mitos, para ayudar a abordar algunas de las preocupaciones más persistentes. En un video publicado en el sitio web de la compañía, Imahara recorre una fábrica en Fresno, California, dirigida por Cargill, que suministra la carne que se usa en las hamburguesas de McD's.

Durante el recorrido, aprendemos que no, no hay ojos ni labios en la carne y no, tampoco hay amoníaco ni carne magra de textura fina (la llamada baba rosada).

"Carne de res dentro y fuera, no se agrega nada más", le dice un trabajador de Cargill a Imahara.

Lo que el video no menciona es que sí, las hamburguesas de McDonald's en un momento sí contenían carne magra de textura fina, aunque la compañía la eliminó gradualmente en 2011. La compañía reconoce esto en una sesión de preguntas y respuestas más larga en su sitio web, que aborda otros problemas desagradables. , como el hecho de que la mayor parte de su carne proviene de ganado tratado con hormonas.

La nueva campaña sigue a esfuerzos similares para abrir el telón en las divisiones australiana y canadiense de McDonald's, que lanzaron un video muy publicitado que nos permitió presenciar el nacimiento de un pollo McNugget a principios de este año. (Quizás la información más esclarecedora de ese video fue que los icónicos trozos de pollo están hechos en cuatro formas: la campana, la pelota, la pajarita y la bota).

El cambio de tono también se produce cuando las ventas de McDonald's decaen en sus tiendas de EE. UU. Las ventas en las mismas tiendas cayeron un 1,5 por ciento durante el trimestre fiscal más reciente, y la compañía está teniendo dificultades para atraer a los millennials. Desde 2011, el número de jóvenes de 19 a 21 años que visitaron un McDonald's cada mes se redujo en 12,9 puntos porcentuales, ya que el grupo demográfico se acerca a las cadenas informales rápidas como Chipotle y Five Guys, según datos del grupo de consultoría de restaurantes Technomic. reunidos para El periodico de Wall Street.

Si bien los consumidores pueden acoger con agrado el avance de McDonald's hacia una mayor transparencia, algunos críticos dicen que lo que realmente se necesita es un cambio en su menú principal.

"Most people simply don't think of McDonald's as a healthy place to eat, despite its efforts to offer more menu choices," Civil Eats co-founder Naomi Starkman writes. In a world where farm-to-table increasingly dominates eating ethos, McDonald's is still essentially serving up "factory farm-to-table," she says.

"The truth is," she writes, "McDonald's is facing a marketplace where people no longer want fast food, but good food served fast."

Adds Sriram Madhusoodanan of Corporate Accountability International, an advocacy group that has called on McDonald's to stop marketing to kids, "Instead of addressing people's concerns with the corporation's marketing practices and food quality, McDonald's continues to double-down on advertising that simply won't make its problems go away."

Speaking of things that won't go away, remember that burger-that-never ages we mentioned? Yeah, it's scientifically possible, McDonald's has previously acknowledged, if you stored the thing in superdry conditions where bacteria and mold can't form.


What's Really In A Big Mac? McDonald's Says It's Ready To Tell All

McDonald's still won't reveal the recipe for its secret sauce, but it will show you how that Big Mac patty gets made.

Did you hear the one about the McDonald's hamburger that still hadn't decomposed after 14 years?

And "pink slime" — how much goes into McDonald's beef?

Over the years, fast-food behemoth McDonald's has faced some pretty disturbing questions about the ingredients that go into its meals. And lately, its North American sales have been slumping. That may have something to do with the growing ranks of consumers asking pesky questions about what Big Food is feeding them.

So perhaps it's not so surprising that this week, McDonald's USA decided to tell the public, all right, we're throwing open the doors. On Monday, the company launched "Your Questions, Our Food," a new advertising blitz aimed at dispelling the rumors and convincing consumers it has nothing to hide.

This new tell-all, social media-based approach "in many ways, it's the way the world is going," Ben Stringfellow, vice president of communications for McDonald's USA, told the Associated Press.

As part of that effort, the company is inviting questions via Facebook and Twitter. And it has enlisted the help of Grant Imahara, former co-host of the Discovery Channel's Mythbusters, to help address some of the most persistent concerns. In a video posted on the company's website, Imahara tours a factory in Fresno, Calif., run by Cargill, which supplies the beef used in McD's burgers.

During the tour, we learn that no, there are no eyeballs or lips in the meat and no, there's no ammonia or lean, finely textured beef (the so-called pink slime), either.

"Beef in and beef out — nothing else is added," one Cargill worker tells Imahara.

What the video fails to mention is that yes, McDonald's burgers at one point did contain lean, finely textured beef, though the company phased it out in 2011. The company does acknowledge this in a longer Q&A on its website, which addresses other unsavory issues, like the fact that most of its beef comes from cattle treated with hormones.

The new campaign follows similar efforts to pull back the curtain at McDonald's Australian and Canadian divisions, which released a highly publicized video that let us witness the birth of a chicken McNugget earlier this year. (Perhaps the most illuminating bit of information from that video was that the iconic chicken lumps are made in four shapes — the bell, ball, bow tie and boot.)

The shift in tone also comes as McDonald's sales falter at its U.S. stores. Same-store sales slipped 1.5 percent during the most recent fiscal quarter, and the company is having a tough time appealing to millennials. Since 2011, the number of 19- to 21-year-olds who visited a McDonald's each month has dropped by 12.9 percentage points, as the demographic flocks to fast-casual chains like Chipotle and Five Guys, according to data the restaurant consulting group Technomic gathered for El periodico de Wall Street.

While consumers may welcome McDonald's move toward more transparency, some critics say what's really needed is a change in its core menu.

"Most people simply don't think of McDonald's as a healthy place to eat, despite its efforts to offer more menu choices," Civil Eats co-founder Naomi Starkman writes. In a world where farm-to-table increasingly dominates eating ethos, McDonald's is still essentially serving up "factory farm-to-table," she says.

"The truth is," she writes, "McDonald's is facing a marketplace where people no longer want fast food, but good food served fast."

Adds Sriram Madhusoodanan of Corporate Accountability International, an advocacy group that has called on McDonald's to stop marketing to kids, "Instead of addressing people's concerns with the corporation's marketing practices and food quality, McDonald's continues to double-down on advertising that simply won't make its problems go away."

Speaking of things that won't go away, remember that burger-that-never ages we mentioned? Yeah, it's scientifically possible, McDonald's has previously acknowledged, if you stored the thing in superdry conditions where bacteria and mold can't form.


What's Really In A Big Mac? McDonald's Says It's Ready To Tell All

McDonald's still won't reveal the recipe for its secret sauce, but it will show you how that Big Mac patty gets made.

Did you hear the one about the McDonald's hamburger that still hadn't decomposed after 14 years?

And "pink slime" — how much goes into McDonald's beef?

Over the years, fast-food behemoth McDonald's has faced some pretty disturbing questions about the ingredients that go into its meals. And lately, its North American sales have been slumping. That may have something to do with the growing ranks of consumers asking pesky questions about what Big Food is feeding them.

So perhaps it's not so surprising that this week, McDonald's USA decided to tell the public, all right, we're throwing open the doors. On Monday, the company launched "Your Questions, Our Food," a new advertising blitz aimed at dispelling the rumors and convincing consumers it has nothing to hide.

This new tell-all, social media-based approach "in many ways, it's the way the world is going," Ben Stringfellow, vice president of communications for McDonald's USA, told the Associated Press.

As part of that effort, the company is inviting questions via Facebook and Twitter. And it has enlisted the help of Grant Imahara, former co-host of the Discovery Channel's Mythbusters, to help address some of the most persistent concerns. In a video posted on the company's website, Imahara tours a factory in Fresno, Calif., run by Cargill, which supplies the beef used in McD's burgers.

During the tour, we learn that no, there are no eyeballs or lips in the meat and no, there's no ammonia or lean, finely textured beef (the so-called pink slime), either.

"Beef in and beef out — nothing else is added," one Cargill worker tells Imahara.

What the video fails to mention is that yes, McDonald's burgers at one point did contain lean, finely textured beef, though the company phased it out in 2011. The company does acknowledge this in a longer Q&A on its website, which addresses other unsavory issues, like the fact that most of its beef comes from cattle treated with hormones.

The new campaign follows similar efforts to pull back the curtain at McDonald's Australian and Canadian divisions, which released a highly publicized video that let us witness the birth of a chicken McNugget earlier this year. (Perhaps the most illuminating bit of information from that video was that the iconic chicken lumps are made in four shapes — the bell, ball, bow tie and boot.)

The shift in tone also comes as McDonald's sales falter at its U.S. stores. Same-store sales slipped 1.5 percent during the most recent fiscal quarter, and the company is having a tough time appealing to millennials. Since 2011, the number of 19- to 21-year-olds who visited a McDonald's each month has dropped by 12.9 percentage points, as the demographic flocks to fast-casual chains like Chipotle and Five Guys, according to data the restaurant consulting group Technomic gathered for El periodico de Wall Street.

While consumers may welcome McDonald's move toward more transparency, some critics say what's really needed is a change in its core menu.

"Most people simply don't think of McDonald's as a healthy place to eat, despite its efforts to offer more menu choices," Civil Eats co-founder Naomi Starkman writes. In a world where farm-to-table increasingly dominates eating ethos, McDonald's is still essentially serving up "factory farm-to-table," she says.

"The truth is," she writes, "McDonald's is facing a marketplace where people no longer want fast food, but good food served fast."

Adds Sriram Madhusoodanan of Corporate Accountability International, an advocacy group that has called on McDonald's to stop marketing to kids, "Instead of addressing people's concerns with the corporation's marketing practices and food quality, McDonald's continues to double-down on advertising that simply won't make its problems go away."

Speaking of things that won't go away, remember that burger-that-never ages we mentioned? Yeah, it's scientifically possible, McDonald's has previously acknowledged, if you stored the thing in superdry conditions where bacteria and mold can't form.


What's Really In A Big Mac? McDonald's Says It's Ready To Tell All

McDonald's still won't reveal the recipe for its secret sauce, but it will show you how that Big Mac patty gets made.

Did you hear the one about the McDonald's hamburger that still hadn't decomposed after 14 years?

And "pink slime" — how much goes into McDonald's beef?

Over the years, fast-food behemoth McDonald's has faced some pretty disturbing questions about the ingredients that go into its meals. And lately, its North American sales have been slumping. That may have something to do with the growing ranks of consumers asking pesky questions about what Big Food is feeding them.

So perhaps it's not so surprising that this week, McDonald's USA decided to tell the public, all right, we're throwing open the doors. On Monday, the company launched "Your Questions, Our Food," a new advertising blitz aimed at dispelling the rumors and convincing consumers it has nothing to hide.

This new tell-all, social media-based approach "in many ways, it's the way the world is going," Ben Stringfellow, vice president of communications for McDonald's USA, told the Associated Press.

As part of that effort, the company is inviting questions via Facebook and Twitter. And it has enlisted the help of Grant Imahara, former co-host of the Discovery Channel's Mythbusters, to help address some of the most persistent concerns. In a video posted on the company's website, Imahara tours a factory in Fresno, Calif., run by Cargill, which supplies the beef used in McD's burgers.

During the tour, we learn that no, there are no eyeballs or lips in the meat and no, there's no ammonia or lean, finely textured beef (the so-called pink slime), either.

"Beef in and beef out — nothing else is added," one Cargill worker tells Imahara.

What the video fails to mention is that yes, McDonald's burgers at one point did contain lean, finely textured beef, though the company phased it out in 2011. The company does acknowledge this in a longer Q&A on its website, which addresses other unsavory issues, like the fact that most of its beef comes from cattle treated with hormones.

The new campaign follows similar efforts to pull back the curtain at McDonald's Australian and Canadian divisions, which released a highly publicized video that let us witness the birth of a chicken McNugget earlier this year. (Perhaps the most illuminating bit of information from that video was that the iconic chicken lumps are made in four shapes — the bell, ball, bow tie and boot.)

The shift in tone also comes as McDonald's sales falter at its U.S. stores. Same-store sales slipped 1.5 percent during the most recent fiscal quarter, and the company is having a tough time appealing to millennials. Since 2011, the number of 19- to 21-year-olds who visited a McDonald's each month has dropped by 12.9 percentage points, as the demographic flocks to fast-casual chains like Chipotle and Five Guys, according to data the restaurant consulting group Technomic gathered for El periodico de Wall Street.

While consumers may welcome McDonald's move toward more transparency, some critics say what's really needed is a change in its core menu.

"Most people simply don't think of McDonald's as a healthy place to eat, despite its efforts to offer more menu choices," Civil Eats co-founder Naomi Starkman writes. In a world where farm-to-table increasingly dominates eating ethos, McDonald's is still essentially serving up "factory farm-to-table," she says.

"The truth is," she writes, "McDonald's is facing a marketplace where people no longer want fast food, but good food served fast."

Adds Sriram Madhusoodanan of Corporate Accountability International, an advocacy group that has called on McDonald's to stop marketing to kids, "Instead of addressing people's concerns with the corporation's marketing practices and food quality, McDonald's continues to double-down on advertising that simply won't make its problems go away."

Speaking of things that won't go away, remember that burger-that-never ages we mentioned? Yeah, it's scientifically possible, McDonald's has previously acknowledged, if you stored the thing in superdry conditions where bacteria and mold can't form.