Últimas recetas

Pizza Fox es el meme de pizza animal más nuevo y nos encanta

Pizza Fox es el meme de pizza animal más nuevo y nos encanta

Este zorro salvaje acaba de enorgullecer al Swiper de Dora la exploradora

Tiempo de sueños

Un zorro robando una rebanada de pizza de un camión desatendido es el último meme viral de pizza-animal, y no podemos tener suficiente.

Un video de un zorro robando una porción de pizza del auto de alguien se ha vuelto viral. Este zorro inteligente vio la oportunidad de tomar un almuerzo gratis y lo robó, lo que le valió a este animal el apodo de "Pizza Fox".

A diferencia de su contraparte de 2015 "Rata de pizza"O su amigo animal menos conocido de 2016",Ardilla Pizza, "Pizza Fox claramente tenía un plan de acción sólido. En el video, el animal pelirrojo agarra la rebanada de pizza de queso entre sus dientes y comienza a huir de la escena; sin embargo, la criatura inteligente hace una pausa para girar y mirar hacia atrás a la cámara con la porción de pizza como si dijera: "¡Intenta detenerme!".

Nosotros hipocresía, Pizza Fox. Nosotros hipocresía.

Si está de humor para hacer una carrera loca por una pizza ahora, le sugerimos que consulte el 11 mejores pizzas congeladas.


¿Quién inventó la pizza?

La pizza tiene una larga historia. & # XA0 Los antiguos egipcios, romanos y griegos consumían panes planos con aderezos. (Este último comió una versión con hierbas y aceite, similar a la focaccia actual & # x2019s). Pero el lugar de nacimiento moderno de la pizza es el suroeste de Italia y la región de Campania, hogar de la ciudad de Nápoles.

Fundada alrededor del 600 a.C. Como asentamiento griego, Nápoles en el 1700 y principios del 1800 era una próspera ciudad frente al mar. Técnicamente un reino independiente, era conocido por sus multitudes de trabajadores pobres, o lazzaroni. & # x201C Cuanto más se acercaba a la bahía, más densa era su población, y gran parte de su vida se hacía al aire libre, a veces en casas que eran poco más que una habitación, & # x201D dice Carol Helstosky, autora de Pizza: una historia mundial& # xA0y profesor asociado de historia en la Universidad de Denver.

Estos napolitanos necesitaban alimentos económicos que pudieran consumirse rápidamente. Pizza & # x2014flatbreads con varios ingredientes, consumidos para cualquier comida y vendidos por vendedores ambulantes o restaurantes informales & # x2014 satisfacen esta necesidad. & # x201C Los autores judiciales italianos a menudo calificaron sus hábitos alimenticios como & # x2018 repugnantes, & # x2019 & # x201D Helstosky señala. Estas pizzas tempranas consumidas por los pobres de Naples & # x2019 presentaban las sabrosas guarniciones que adoran hoy en día, como tomates, queso, aceite, anchoas y ajo.

MIRA: La temporada 1 de The Food That Built America sin iniciar sesión ahora.

Italia se unificó en 1861, y el rey Umberto I y la reina Margherita visitaron Nápoles en 1889. Cuenta la leyenda que la pareja itinerante se aburrió con su dieta constante de alta cocina francesa y pidió un surtido de pizzas de la ciudad & # x2019s Pizzeria Brandi, el Sucesora de la pizzería Da Pietro, fundada en 1760. La variedad que más disfrutó la reina se llamaba pizza mozzarella, una tarta cubierta con queso blanco suave, tomates rojos y albahaca verde. (Quizás no fue una coincidencia que su pastel favorito presentara los colores de la bandera italiana). A partir de ese momento, cuenta la historia, esa combinación de aderezos en particular se denominó pizza Margherita.

La bendición de la reina Margherita y # x2019 podría haber sido el comienzo de una locura por la pizza en toda Italia. Pero la pizza seguiría siendo poco conocida en Italia más allá de las fronteras de Nápoles & # x2019 & # xA0 hasta la década de 1940.

Sin embargo, a un océano de distancia, los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Nápoles estaban reproduciendo sus fiables y crujientes pizzas en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, incluidas Trenton, New Haven, Boston, Chicago y St. Louis. Los napolitanos venían en busca de trabajos en las fábricas, al igual que millones de europeos a finales del siglo XIX y principios del XX que no buscaban hacer una declaración culinaria. Pero relativamente rápido, los sabores y aromas de la pizza comenzaron a intrigar a los no napolitanos y no italianos.

Una de las primeras pizzerías documentadas de los Estados Unidos fue G. (para Gennaro) Lombardi & # x2019s en Spring Street en Manhattan, con licencia para vender pizza en 1905. (Antes de eso, el plato era casero o ofrecido por vendedores sin licencia). , todavía en funcionamiento hoy, aunque ya no en su ubicación de 1905, & # x201C tiene el mismo horno que tenía originalmente, & # x201D señala el crítico gastronómico John Mariani, autor de Cómo la comida italiana conquistó el mundo.

Los debates sobre la mejor rebanada de la ciudad se pueden calentar, como sabe cualquier aficionado a la pizza. Pero Mariani le dio crédito a tres pizzerías de la costa este por continuar produciendo pasteles en la tradición centenaria: Totonno & # x2019s (Coney Island, Brooklyn, inaugurado en 1924) Mario & # x2019s (Arthur Avenue, el Bronx, inaugurado en 1919) y Pepe & # x2019s ( New Haven, inaugurado en 1925).

A medida que los italoamericanos y su comida migraron de ciudad en suburbio, de este a oeste, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la popularidad de la pizza y de la # x2019 en los Estados Unidos se disparó. Ya no se veía como una delicia & # x201Cethnic & # x201D, sino que se identificaba cada vez más como una comida rápida y divertida. & # XA0 Surgieron variaciones regionales, decididamente no napolitanas, que finalmente incluyeron pizzas gourmet de California cubiertas con cualquier cosa, desde pollo a la parrilla hasta salmón ahumado. & # xA0

La pizza de la posguerra finalmente llegó a Italia y más allá. & # x201CLomo los jeans azules y el rock and roll, el resto del mundo, incluidos los italianos, se decantó por la pizza solo porque era estadounidense, & # x201D explica Mariani. & # xA0

En la actualidad, los puestos de avanzada internacionales de cadenas estadounidenses como Domino & # x2019s y Pizza Hut prosperan en unos 60 países diferentes. & # XA0 Reflejando los gustos locales, las coberturas de pizza globales pueden abarcar una amplia gama, desde el queso Gouda en Cura & # xE7ao hasta los huevos duros en Brasil. & # XA0.

MIRA: Episodios completos de The Food That Built America en línea ahora.


¿Quién inventó la pizza?

La pizza tiene una larga historia. & # XA0 Los antiguos egipcios, romanos y griegos consumían panes planos con aderezos. (Este último comió una versión con hierbas y aceite, similar a la focaccia actual & # x2019s.) Pero el lugar de nacimiento moderno de la pizza es el suroeste de Italia y la región de Campania, hogar de la ciudad de Nápoles.

Fundada alrededor del 600 a.C. Como asentamiento griego, Nápoles en el 1700 y principios del 1800 era una próspera ciudad frente al mar. Técnicamente un reino independiente, era conocido por sus multitudes de trabajadores pobres, o lazzaroni. & # x201C Cuanto más se acercaba a la bahía, más densa era su población, y gran parte de su vida se hacía al aire libre, a veces en casas que eran poco más que una habitación, & # x201D dice Carol Helstosky, autora de Pizza: una historia mundial& # xA0y profesor asociado de historia en la Universidad de Denver.

Estos napolitanos necesitaban alimentos económicos que pudieran consumirse rápidamente. Pizza & # x2014flatbreads con varios aderezos, consumidos para cualquier comida y vendidos por vendedores ambulantes o restaurantes informales & # x2014 satisfacen esta necesidad. & # x201C Los autores judiciales italianos a menudo llaman a sus hábitos alimenticios & # x2018 repugnantes & # x2019 & # x201D Helstosky señala. Estas primeras pizzas consumidas por los pobres de Naples & # x2019 presentaban las sabrosas guarniciones que aman hoy en día, como tomates, queso, aceite, anchoas y ajo.

MIRA: La temporada 1 de The Food That Built America sin iniciar sesión ahora.

Italia se unificó en 1861, y el rey Umberto I y la reina Margherita visitaron Nápoles en 1889. Cuenta la leyenda que la pareja viajera se aburrió con su dieta constante de alta cocina francesa y pidió un surtido de pizzas de la ciudad & # x2019s Pizzeria Brandi, el Sucesora de la pizzería Da Pietro, fundada en 1760. La variedad que más disfrutó la reina se llamaba pizza mozzarella, una tarta cubierta con queso blanco suave, tomates rojos y albahaca verde. (Quizás no fue una coincidencia que su pastel favorito presentara los colores de la bandera italiana). A partir de entonces, cuenta la historia, esa combinación de aderezos en particular se denominó pizza Margherita.

La bendición de la reina Margherita y # x2019 podría haber sido el comienzo de una locura por la pizza en toda Italia. Pero la pizza seguiría siendo poco conocida en Italia más allá de las fronteras de Nápoles & # x2019 & # xA0 hasta la década de 1940.

Sin embargo, a un océano de distancia, los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Nápoles estaban reproduciendo sus fiables y crujientes pizzas en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, incluidas Trenton, New Haven, Boston, Chicago y St. Louis. Los napolitanos venían en busca de trabajos en las fábricas, al igual que millones de europeos a finales del siglo XIX y principios del XX que no buscaban hacer una declaración culinaria. Pero relativamente rápido, los sabores y aromas de la pizza comenzaron a intrigar a los no napolitanos y no italianos.

Una de las primeras pizzerías documentadas de los Estados Unidos fue G. (para Gennaro) Lombardi & # x2019s en Spring Street en Manhattan, con licencia para vender pizza en 1905. (Antes de eso, el plato era casero o ofrecido por vendedores sin licencia). , todavía en funcionamiento hoy, aunque ya no en su ubicación de 1905, & # x201C tiene el mismo horno que originalmente, & # x201D señala el crítico gastronómico John Mariani, autor de Cómo la comida italiana conquistó el mundo.

Los debates sobre la mejor rebanada de la ciudad se pueden calentar, como sabe cualquier aficionado a la pizza. Pero Mariani le dio crédito a tres pizzerías de la Costa Este por seguir produciendo pasteles en la tradición centenaria: Totonno & # x2019s (Coney Island, Brooklyn, inaugurado en 1924) Mario & # x2019s (Arthur Avenue, el Bronx, inaugurado en 1919) y Pepe & # x2019s ( New Haven, inaugurado en 1925).

A medida que los italoamericanos y su comida migraron de ciudad en suburbio, de este a oeste, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la popularidad de la pizza y de la # x2019 en los Estados Unidos se disparó. Ya no se veía como una delicia & # x201Cethnic & # x201D, sino que se identificaba cada vez más como una comida rápida y divertida. & # XA0 Surgieron variaciones regionales, decididamente no napolitanas, que finalmente incluyeron pizzas gourmet de California cubiertas con cualquier cosa, desde pollo a la parrilla hasta salmón ahumado. & # xA0

La pizza de la posguerra finalmente llegó a Italia y más allá. & # x201CLomo los jeans azules y el rock and roll, el resto del mundo, incluidos los italianos, se decantó por la pizza solo porque era estadounidense, & # x201D explica Mariani. & # xA0

En la actualidad, los puestos de avanzada internacionales de cadenas estadounidenses como Domino & # x2019s y Pizza Hut prosperan en unos 60 países diferentes. & # XA0 Reflejando los gustos locales, las coberturas de pizza globales pueden abarcar una amplia gama, desde el queso Gouda en Cura & # xE7ao hasta los huevos duros en Brasil. & # XA0.

MIRA: Episodios completos de The Food That Built America en línea ahora.


¿Quién inventó la pizza?

La pizza tiene una larga historia. & # XA0 Los antiguos egipcios, romanos y griegos consumían panes planos con aderezos. (Este último comió una versión con hierbas y aceite, similar a la focaccia actual & # x2019s). Pero el lugar de nacimiento moderno de la pizza es el suroeste de Italia y la región de Campania, hogar de la ciudad de Nápoles.

Fundada alrededor del 600 a.C. Como asentamiento griego, Nápoles en el 1700 y principios del 1800 era una próspera ciudad frente al mar. Técnicamente un reino independiente, era conocido por sus multitudes de trabajadores pobres, o lazzaroni. & # x201C Cuanto más se acercaba a la bahía, más densa era su población, y gran parte de su vida se hacía al aire libre, a veces en casas que eran poco más que una habitación, & # x201D dice Carol Helstosky, autora de Pizza: una historia mundial& # xA0y profesor asociado de historia en la Universidad de Denver.

Estos napolitanos necesitaban alimentos económicos que pudieran consumirse rápidamente. Pizza & # x2014flatbreads con varios ingredientes, consumidos para cualquier comida y vendidos por vendedores ambulantes o restaurantes informales & # x2014 satisfacen esta necesidad. & # x201C Los autores judiciales italianos a menudo llaman a sus hábitos alimenticios & # x2018 repugnantes & # x2019 & # x201D Helstosky señala. Estas pizzas tempranas consumidas por los pobres de Naples & # x2019 presentaban las sabrosas guarniciones que adoran hoy en día, como tomates, queso, aceite, anchoas y ajo.

MIRA: La temporada 1 de The Food That Built America sin iniciar sesión ahora.

Italia se unificó en 1861, y el rey Umberto I y la reina Margherita visitaron Nápoles en 1889. Cuenta la leyenda que la pareja viajera se aburrió con su dieta constante de alta cocina francesa y pidió un surtido de pizzas de la ciudad & # x2019s Pizzeria Brandi, el Sucesora de la pizzería Da Pietro, fundada en 1760. La variedad que más disfrutó la reina se llamaba pizza mozzarella, una tarta cubierta con queso blanco suave, tomates rojos y albahaca verde. (Quizás no fue una coincidencia que su pastel favorito presentara los colores de la bandera italiana). A partir de entonces, cuenta la historia, esa combinación de aderezos en particular se denominó pizza Margherita.

La bendición de la reina Margherita y # x2019 podría haber sido el comienzo de una locura por la pizza en toda Italia. Pero la pizza seguiría siendo poco conocida en Italia más allá de las fronteras de Nápoles & # x2019 & # xA0 hasta la década de 1940.

Sin embargo, a un océano de distancia, los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Nápoles estaban reproduciendo sus fiables y crujientes pizzas en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, incluidas Trenton, New Haven, Boston, Chicago y St. Louis. Los napolitanos venían en busca de trabajos en las fábricas, al igual que millones de europeos a finales del siglo XIX y principios del XX que no buscaban hacer una declaración culinaria. Pero relativamente rápido, los sabores y aromas de la pizza comenzaron a intrigar a los no napolitanos y no italianos.

Una de las primeras pizzerías documentadas en los Estados Unidos fue G. (para Gennaro) Lombardi & # x2019s en Spring Street en Manhattan, con licencia para vender pizza en 1905. (Antes de eso, el plato era casero o proporcionado por vendedores sin licencia). , todavía en funcionamiento hoy, aunque ya no en su ubicación de 1905, & # x201C tiene el mismo horno que originalmente, & # x201D señala el crítico gastronómico John Mariani, autor de Cómo la comida italiana conquistó el mundo.

Los debates sobre la mejor rebanada de la ciudad se pueden calentar, como sabe cualquier aficionado a la pizza. Pero Mariani le dio crédito a tres pizzerías de la costa este por continuar produciendo pasteles en la tradición centenaria: Totonno & # x2019s (Coney Island, Brooklyn, inaugurado en 1924) Mario & # x2019s (Arthur Avenue, el Bronx, inaugurado en 1919) y Pepe & # x2019s ( New Haven, inaugurado en 1925).

A medida que los italoamericanos y su comida migraron de ciudad en suburbio, de este a oeste, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la popularidad de la pizza y de la # x2019 en los Estados Unidos se disparó. Ya no se veía como una delicia & # x201Cethnic & # x201D, sino que se identificaba cada vez más como una comida rápida y divertida. & # XA0 Surgieron variaciones regionales, decididamente no napolitanas, que finalmente incluyeron pizzas gourmet de California cubiertas con cualquier cosa, desde pollo a la parrilla hasta salmón ahumado. & # xA0

La pizza de la posguerra finalmente llegó a Italia y más allá. & # x201CLomo los jeans azules y el rock and roll, el resto del mundo, incluidos los italianos, se decantó por la pizza solo porque era estadounidense, & # x201D explica Mariani. & # xA0

Hoy en día, los puestos de avanzada internacionales de cadenas estadounidenses como Domino & # x2019s y Pizza Hut prosperan en unos 60 países diferentes. & # XA0 Reflejando los gustos locales, las coberturas de pizza globales pueden abarcar desde el queso Gouda en Cura & # xE7ao hasta los huevos duros en Brasil. & # XA0.

MIRA: Episodios completos de The Food That Built America en línea ahora.


¿Quién inventó la pizza?

La pizza tiene una larga historia. & # XA0 Los antiguos egipcios, romanos y griegos consumían panes planos con aderezos. (Este último comió una versión con hierbas y aceite, similar a la focaccia actual & # x2019s). Pero el lugar de nacimiento moderno de la pizza es el suroeste de Italia y la región de Campania, hogar de la ciudad de Nápoles.

Fundada alrededor del 600 a.C. Como asentamiento griego, Nápoles en el 1700 y principios del 1800 era una próspera ciudad frente al mar. Técnicamente un reino independiente, era conocido por sus multitudes de trabajadores pobres, o lazzaroni. & # x201C Cuanto más se acercaba a la bahía, más densa era su población, y gran parte de su vida se hacía al aire libre, a veces en casas que eran poco más que una habitación, & # x201D dice Carol Helstosky, autora de Pizza: una historia mundial& # xA0y profesor asociado de historia en la Universidad de Denver.

Estos napolitanos necesitaban alimentos económicos que pudieran consumirse rápidamente. Pizza & # x2014flatbreads con varios aderezos, consumidos para cualquier comida y vendidos por vendedores ambulantes o restaurantes informales & # x2014 satisfacen esta necesidad. & # x201C Los autores judiciales italianos a menudo llaman a sus hábitos alimenticios & # x2018 repugnantes & # x2019 & # x201D Helstosky señala. Estas pizzas tempranas consumidas por los pobres de Naples & # x2019 presentaban las sabrosas guarniciones que adoran hoy en día, como tomates, queso, aceite, anchoas y ajo.

MIRA: La temporada 1 de The Food That Built America sin iniciar sesión ahora.

Italia se unificó en 1861, y el rey Umberto I y la reina Margherita visitaron Nápoles en 1889. Cuenta la leyenda que la pareja viajera se aburrió con su dieta constante de alta cocina francesa y pidió un surtido de pizzas de la ciudad & # x2019s Pizzeria Brandi, el Sucesora de la pizzería Da Pietro, fundada en 1760. La variedad que más disfrutó la reina se llamaba pizza mozzarella, una tarta cubierta con queso blanco suave, tomates rojos y albahaca verde. (Quizás no fue una coincidencia que su pastel favorito presentara los colores de la bandera italiana). A partir de ese momento, cuenta la historia, esa combinación de aderezos en particular se denominó pizza Margherita.

La bendición de la reina Margherita y # x2019 podría haber sido el comienzo de una locura por la pizza en toda Italia. Pero la pizza seguiría siendo poco conocida en Italia más allá de las fronteras de Nápoles & # x2019 & # xA0 hasta la década de 1940.

Sin embargo, a un océano de distancia, los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Nápoles estaban reproduciendo sus fiables y crujientes pizzas en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, incluidas Trenton, New Haven, Boston, Chicago y St. Louis. Los napolitanos venían en busca de trabajos en las fábricas, al igual que millones de europeos a finales del siglo XIX y principios del XX que no buscaban hacer una declaración culinaria. Pero relativamente rápido, los sabores y aromas de la pizza comenzaron a intrigar a los no napolitanos y no italianos.

Una de las primeras pizzerías documentadas de los Estados Unidos fue G. (para Gennaro) Lombardi & # x2019s en Spring Street en Manhattan, con licencia para vender pizza en 1905. (Antes de eso, el plato era casero o ofrecido por vendedores sin licencia). , todavía en funcionamiento hoy, aunque ya no en su ubicación de 1905, & # x201C tiene el mismo horno que tenía originalmente, & # x201D señala el crítico gastronómico John Mariani, autor de Cómo la comida italiana conquistó el mundo.

Los debates sobre la mejor rebanada de la ciudad se pueden calentar, como sabe cualquier aficionado a la pizza. Pero Mariani le dio crédito a tres pizzerías de la costa este por continuar produciendo pasteles en la tradición centenaria: Totonno & # x2019s (Coney Island, Brooklyn, inaugurado en 1924) Mario & # x2019s (Arthur Avenue, el Bronx, inaugurado en 1919) y Pepe & # x2019s ( New Haven, inaugurado en 1925).

A medida que los italoamericanos y su comida migraron de una ciudad a otra, de este a oeste, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la pizza y la popularidad de la pizza en los Estados Unidos se dispararon. Ya no se veía como una delicia & # x201Cethnic & # x201D, sino que se identificaba cada vez más como una comida rápida y divertida. & # XA0 Surgieron variaciones regionales, decididamente no napolitanas, que finalmente incluyeron pizzas gourmet de California cubiertas con cualquier cosa, desde pollo a la parrilla hasta salmón ahumado. & # xA0

La pizza de la posguerra finalmente llegó a Italia y más allá. & # x201CLomo los jeans azules y el rock and roll, el resto del mundo, incluidos los italianos, se decantó por la pizza solo porque era estadounidense, & # x201D explica Mariani. & # xA0

Hoy en día, los puestos de avanzada internacionales de cadenas estadounidenses como Domino & # x2019s y Pizza Hut prosperan en unos 60 países diferentes. & # XA0 Reflejando los gustos locales, las coberturas de pizza globales pueden abarcar desde el queso Gouda en Cura & # xE7ao hasta los huevos duros en Brasil. & # XA0.

MIRA: Episodios completos de The Food That Built America en línea ahora.


¿Quién inventó la pizza?

La pizza tiene una larga historia. & # XA0 Los antiguos egipcios, romanos y griegos consumían panes planos con aderezos. (Este último comió una versión con hierbas y aceite, similar a la focaccia actual & # x2019s.) Pero el lugar de nacimiento moderno de la pizza es el suroeste de Italia y la región de Campania, hogar de la ciudad de Nápoles.

Fundada alrededor del 600 a.C. Como asentamiento griego, Nápoles en el 1700 y principios del 1800 era una próspera ciudad frente al mar. Técnicamente un reino independiente, era conocido por sus multitudes de trabajadores pobres, o lazzaroni. & # x201C Cuanto más se acercaba a la bahía, más densa era su población, y gran parte de su vida se hacía al aire libre, a veces en casas que eran poco más que una habitación, & # x201D dice Carol Helstosky, autora de Pizza: una historia mundial& # xA0y profesor asociado de historia en la Universidad de Denver.

Estos napolitanos necesitaban alimentos económicos que pudieran consumirse rápidamente. Pizza & # x2014flatbreads con varios ingredientes, consumidos para cualquier comida y vendidos por vendedores ambulantes o restaurantes informales & # x2014 satisfacen esta necesidad. & # x201C Los autores judiciales italianos a menudo llaman a sus hábitos alimenticios & # x2018 repugnantes & # x2019 & # x201D Helstosky señala. Estas primeras pizzas consumidas por los pobres de Naples & # x2019 presentaban las sabrosas guarniciones que aman hoy en día, como tomates, queso, aceite, anchoas y ajo.

MIRA: La temporada 1 de The Food That Built America sin iniciar sesión ahora.

Italia se unificó en 1861, y el rey Umberto I y la reina Margherita visitaron Nápoles en 1889. Cuenta la leyenda que la pareja viajera se aburrió con su dieta constante de alta cocina francesa y pidió un surtido de pizzas de la ciudad & # x2019s Pizzeria Brandi, el Sucesora de la pizzería Da Pietro, fundada en 1760. La variedad que más disfrutó la reina se llamaba pizza mozzarella, una tarta cubierta con queso blanco suave, tomates rojos y albahaca verde. (Quizás no fue una coincidencia que su pastel favorito presentara los colores de la bandera italiana). A partir de ese momento, cuenta la historia, esa combinación de aderezos en particular se denominó pizza Margherita.

La bendición de la reina Margherita y # x2019 podría haber sido el comienzo de una locura por la pizza en toda Italia. Pero la pizza seguiría siendo poco conocida en Italia más allá de las fronteras de Nápoles & # x2019 & # xA0 hasta la década de 1940.

Sin embargo, a un océano de distancia, los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Nápoles estaban reproduciendo sus fiables y crujientes pizzas en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, incluidas Trenton, New Haven, Boston, Chicago y St. Louis. Los napolitanos venían en busca de trabajos en las fábricas, al igual que millones de europeos a finales del siglo XIX y principios del XX que no buscaban hacer una declaración culinaria. Pero relativamente rápido, los sabores y aromas de la pizza comenzaron a intrigar a los no napolitanos y no italianos.

Una de las primeras pizzerías documentadas de los Estados Unidos fue G. (para Gennaro) Lombardi & # x2019s en Spring Street en Manhattan, con licencia para vender pizza en 1905. (Antes de eso, el plato era casero o ofrecido por vendedores sin licencia). , todavía en funcionamiento hoy, aunque ya no en su ubicación de 1905, & # x201C tiene el mismo horno que tenía originalmente, & # x201D señala el crítico gastronómico John Mariani, autor de Cómo la comida italiana conquistó el mundo.

Los debates sobre la mejor rebanada de la ciudad se pueden calentar, como sabe cualquier aficionado a la pizza. Pero Mariani le dio crédito a tres pizzerías de la costa este por continuar produciendo pasteles en la tradición centenaria: Totonno & # x2019s (Coney Island, Brooklyn, inaugurado en 1924) Mario & # x2019s (Arthur Avenue, el Bronx, inaugurado en 1919) y Pepe & # x2019s ( New Haven, inaugurado en 1925).

A medida que los italoamericanos y su comida migraron de ciudad en suburbio, de este a oeste, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la popularidad de la pizza y de la # x2019 en los Estados Unidos se disparó. Ya no se veía como una delicia & # x201Cethnic & # x201D, sino que se identificaba cada vez más como una comida rápida y divertida. & # XA0 Surgieron variaciones regionales, decididamente no napolitanas, que finalmente incluyeron pizzas gourmet de California cubiertas con cualquier cosa, desde pollo a la parrilla hasta salmón ahumado. & # xA0

La pizza de la posguerra finalmente llegó a Italia y más allá. & # x201CLomo los jeans azules y el rock and roll, el resto del mundo, incluidos los italianos, se decantó por la pizza solo porque era estadounidense, & # x201D explica Mariani. & # xA0

En la actualidad, los puestos de avanzada internacionales de cadenas estadounidenses como Domino & # x2019s y Pizza Hut prosperan en unos 60 países diferentes. & # XA0 Reflejando los gustos locales, las coberturas de pizza globales pueden abarcar una amplia gama, desde el queso Gouda en Cura & # xE7ao hasta los huevos duros en Brasil. & # XA0.

MIRA: Episodios completos de The Food That Built America en línea ahora.


¿Quién inventó la pizza?

La pizza tiene una larga historia. & # XA0 Los antiguos egipcios, romanos y griegos consumían panes planos con aderezos. (Este último comió una versión con hierbas y aceite, similar a la focaccia actual & # x2019s). Pero el lugar de nacimiento moderno de la pizza es el suroeste de Italia y la región de Campania, hogar de la ciudad de Nápoles.

Fundada alrededor del 600 a.C. Como asentamiento griego, Nápoles en el 1700 y principios del 1800 era una próspera ciudad frente al mar. Técnicamente un reino independiente, era conocido por sus multitudes de trabajadores pobres, o lazzaroni. & # x201C Cuanto más se acercaba a la bahía, más densa era su población, y gran parte de su vida se hacía al aire libre, a veces en casas que eran poco más que una habitación, & # x201D dice Carol Helstosky, autora de Pizza: una historia mundial& # xA0y profesor asociado de historia en la Universidad de Denver.

Estos napolitanos necesitaban alimentos económicos que pudieran consumirse rápidamente. Pizza & # x2014flatbreads con varios aderezos, consumidos para cualquier comida y vendidos por vendedores ambulantes o restaurantes informales & # x2014 satisfacen esta necesidad. & # x201C Los autores judiciales italianos a menudo calificaron sus hábitos alimenticios como & # x2018 repugnantes, & # x2019 & # x201D Helstosky señala. Estas primeras pizzas consumidas por los pobres de Naples & # x2019 presentaban las sabrosas guarniciones que aman hoy en día, como tomates, queso, aceite, anchoas y ajo.

MIRA: La temporada 1 de The Food That Built America sin iniciar sesión ahora.

Italia se unificó en 1861, y el rey Umberto I y la reina Margherita visitaron Nápoles en 1889. Cuenta la leyenda que la pareja itinerante se aburrió con su dieta constante de alta cocina francesa y pidió un surtido de pizzas de la ciudad & # x2019s Pizzeria Brandi, el Sucesora de la pizzería Da Pietro, fundada en 1760. La variedad que más disfrutó la reina se llamaba pizza mozzarella, una tarta cubierta con queso blanco suave, tomates rojos y albahaca verde. (Quizás no fue una coincidencia que su pastel favorito presentara los colores de la bandera italiana). A partir de entonces, cuenta la historia, esa combinación de aderezos en particular se denominó pizza Margherita.

La bendición de la reina Margherita y # x2019 podría haber sido el comienzo de una locura por la pizza en toda Italia. Pero la pizza seguiría siendo poco conocida en Italia más allá de las fronteras de Nápoles & # x2019 & # xA0 hasta la década de 1940.

Sin embargo, a un océano de distancia, los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Nápoles estaban reproduciendo sus fiables y crujientes pizzas en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, incluidas Trenton, New Haven, Boston, Chicago y St. Louis. Los napolitanos venían en busca de trabajos en las fábricas, al igual que millones de europeos a finales del siglo XIX y principios del XX que no buscaban hacer una declaración culinaria. Pero relativamente rápido, los sabores y aromas de la pizza comenzaron a intrigar a los no napolitanos y no italianos.

Una de las primeras pizzerías documentadas de los Estados Unidos fue G. (para Gennaro) Lombardi & # x2019s en Spring Street en Manhattan, con licencia para vender pizza en 1905. (Antes de eso, el plato era casero o ofrecido por vendedores sin licencia). , todavía en funcionamiento hoy, aunque ya no en su ubicación de 1905, & # x201C tiene el mismo horno que tenía originalmente, & # x201D señala el crítico gastronómico John Mariani, autor de Cómo la comida italiana conquistó el mundo.

Los debates sobre la mejor rebanada de la ciudad se pueden calentar, como sabe cualquier aficionado a la pizza. Pero Mariani le dio crédito a tres pizzerías de la Costa Este por seguir produciendo pasteles en la tradición centenaria: Totonno & # x2019s (Coney Island, Brooklyn, inaugurado en 1924) Mario & # x2019s (Arthur Avenue, el Bronx, inaugurado en 1919) y Pepe & # x2019s ( New Haven, inaugurado en 1925).

A medida que los italoamericanos y su comida migraron de ciudad en suburbio, de este a oeste, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, la popularidad de la pizza y de la # x2019 en los Estados Unidos se disparó. Ya no se veía como una delicia & # x201Cethnic & # x201D, sino que se identificaba cada vez más como una comida rápida y divertida. & # XA0 Surgieron variaciones regionales, decididamente no napolitanas, que finalmente incluyeron pizzas gourmet de California cubiertas con cualquier cosa, desde pollo a la parrilla hasta salmón ahumado. & # xA0

La pizza de la posguerra finalmente llegó a Italia y más allá. & # x201CLomo los jeans azules y el rock and roll, el resto del mundo, incluidos los italianos, se decantó por la pizza solo porque era estadounidense, & # x201D explica Mariani. & # xA0

Hoy en día, los puestos de avanzada internacionales de cadenas estadounidenses como Domino & # x2019s y Pizza Hut prosperan en unos 60 países diferentes. & # XA0 Reflejando los gustos locales, las coberturas de pizza globales pueden abarcar desde el queso Gouda en Cura & # xE7ao hasta los huevos duros en Brasil. & # XA0.

MIRA: Episodios completos de The Food That Built America en línea ahora.


¿Quién inventó la pizza?

La pizza tiene una larga historia. & # XA0 Los antiguos egipcios, romanos y griegos consumían panes planos con aderezos. (Este último comió una versión con hierbas y aceite, similar a la focaccia actual & # x2019s). Pero el lugar de nacimiento moderno de la pizza es el suroeste de Italia y la región de Campania, hogar de la ciudad de Nápoles.

Fundada alrededor del 600 a.C. Como asentamiento griego, Nápoles en el 1700 y principios del 1800 era una próspera ciudad frente al mar. Técnicamente un reino independiente, era conocido por sus multitudes de trabajadores pobres, o lazzaroni. & # x201C Cuanto más se acercaba a la bahía, más densa era su población, y gran parte de su vida se hacía al aire libre, a veces en casas que eran poco más que una habitación, & # x201D dice Carol Helstosky, autora de Pizza: una historia mundial& # xA0y profesor asociado de historia en la Universidad de Denver.

Estos napolitanos necesitaban alimentos económicos que pudieran consumirse rápidamente. Pizza & # x2014flatbreads con varios ingredientes, consumidos para cualquier comida y vendidos por vendedores ambulantes o restaurantes informales & # x2014 satisfacen esta necesidad. & # x201C Los autores judiciales italianos a menudo llaman a sus hábitos alimenticios & # x2018 repugnantes & # x2019 & # x201D Helstosky señala. Estas pizzas tempranas consumidas por los pobres de Naples & # x2019 presentaban las sabrosas guarniciones que adoran hoy en día, como tomates, queso, aceite, anchoas y ajo.

MIRA: La temporada 1 de The Food That Built America sin iniciar sesión ahora.

Italia se unificó en 1861, y el rey Umberto I y la reina Margherita visitaron Nápoles en 1889. Cuenta la leyenda que la pareja itinerante se aburrió con su dieta constante de alta cocina francesa y pidió un surtido de pizzas de la ciudad & # x2019s Pizzeria Brandi, el Sucesora de la pizzería Da Pietro, fundada en 1760. La variedad que más disfrutó la reina se llamaba pizza mozzarella, una tarta cubierta con queso blanco suave, tomates rojos y albahaca verde. (Quizás no fue una coincidencia que su pastel favorito presentara los colores de la bandera italiana). A partir de entonces, cuenta la historia, esa combinación de aderezos en particular se denominó pizza Margherita.

La bendición de la reina Margherita y # x2019 podría haber sido el comienzo de una locura por la pizza en toda Italia. Pero la pizza seguiría siendo poco conocida en Italia más allá de las fronteras de Nápoles & # x2019 & # xA0 hasta la década de 1940.

Sin embargo, a un océano de distancia, los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Nápoles estaban reproduciendo sus fiables y crujientes pizzas en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, incluidas Trenton, New Haven, Boston, Chicago y St. Louis. Los napolitanos venían en busca de trabajos en las fábricas, al igual que millones de europeos a finales del siglo XIX y principios del XX que no buscaban hacer una declaración culinaria. But relatively quickly, the flavors and aromas of pizza began to intrigue non-Neapolitans and non-Italians.

One of the first documented United States pizzerias was G. (for Gennaro) Lombardi’s on Spring Street in Manhattan, licensed to sell pizza in 1905. (Prior to that, the dish was homemade or purveyed by unlicensed vendors.) Lombardi’s, still in operation today though no longer at its 1905 location, “has the same oven as it did originally,” notes food critic John Mariani, author of How Italian Food Conquered the World.

Debates over the finest slice in town can be heated, as any pizza fan knows. But Mariani credited three East Coast pizzerias with continuing to churn out pies in the century-old tradition: Totonno’s (Coney Island, Brooklyn, opened 1924) Mario’s (Arthur Avenue, the Bronx, opened 1919) and Pepe’s (New Haven, opened 1925).

As Italian-Americans, and their food, migrated from city to suburb, east to west, especially after World War II, pizza’s popularity in the United States boomed. No longer seen as an 𠇎thnic” treat, it was increasingly identified as a fast, fun food. Regional, decidedly non-Neapolitan variations emerged, eventually including California-gourmet pizzas topped with anything from barbecued chicken to smoked salmon. 

Postwar pizza finally reached Italy and beyond. “Like blue jeans and rock and roll, the rest of the world, including the Italians, picked up on pizza just because it was American,” explains Mariani. 

Today international outposts of American chains like Domino’s and Pizza Hut thrive in about 60 different countries. Reflecting local tastes, global pizza toppings can run the gamut from Gouda cheese in Cura๺o to hardboiled eggs in Brazil. 

WATCH: Full episodes of The Food That Built America online now.


Who Invented Pizza?

Pizza has a long history.ਏlatbreads with toppings were consumed by the ancient Egyptians, Romans and Greeks. (The latter ate a version with herbs and oil, similar to today’s focaccia.) But the modern birthplace of pizza is southwestern Italy&aposs Campania region, home to the city of Naples.

Founded around 600 B.C. as a Greek settlement, Naples in the 1700s and early 1800s was a thriving waterfront city. Technically an independent kingdom, it was notorious for its throngs of working poor, or lazzaroni. “The closer you got to the bay, the more dense their population, and much of their living was done outdoors, sometimes in homes that were little more than a room,” says Carol Helstosky, author of Pizza: A Global Historyਊnd associate professor of history at the University of Denver.

These Neapolitans required inexpensive food that could be consumed quickly. Pizza𠅏latbreads with various toppings, eaten for any meal and sold by street vendors or informal restaurants—met this need. “Judgmental Italian authors often called their eating habits 𠆍isgusting,’” Helstosky notes. These early pizzas consumed by Naples’ poor featured the tasty garnishes beloved today, such as tomatoes, cheese, oil, anchovies and garlic.

WATCH: Season 1 of The Food That Built America without signing in now.

Italy unified in 1861, and King Umberto I and Queen Margherita visited Naples in 1889. Legend has it that the traveling pair became bored with their steady diet of French haute cuisine and asked for an assortment of pizzas from the city’s Pizzeria Brandi, the successor to Da Pietro pizzeria, founded in 1760. The variety the queen enjoyed most was called pizza mozzarella, a pie topped with the soft white cheese, red tomatoes and green basil. (Perhaps it was no coincidence that her favorite pie featured the colors of the Italian flag.) From then on, the story goes, that particular topping combination was dubbed pizza Margherita.

Queen Margherita’s blessing could have been the start of an Italy-wide pizza craze. But pizza would remain little known in Italy beyond Naples’ borders until the 1940s.

An ocean away, though, immigrants to the United States from Naples were replicating their trusty, crusty pizzas in New York and other American cities, including Trenton, New Haven, Boston, Chicago and St. Louis. The Neapolitans were coming for factory jobs, as did millions of Europeans in the late 19th and early 20th centuries they weren’t seeking to make a culinary statement. But relatively quickly, the flavors and aromas of pizza began to intrigue non-Neapolitans and non-Italians.

One of the first documented United States pizzerias was G. (for Gennaro) Lombardi’s on Spring Street in Manhattan, licensed to sell pizza in 1905. (Prior to that, the dish was homemade or purveyed by unlicensed vendors.) Lombardi’s, still in operation today though no longer at its 1905 location, “has the same oven as it did originally,” notes food critic John Mariani, author of How Italian Food Conquered the World.

Debates over the finest slice in town can be heated, as any pizza fan knows. But Mariani credited three East Coast pizzerias with continuing to churn out pies in the century-old tradition: Totonno’s (Coney Island, Brooklyn, opened 1924) Mario’s (Arthur Avenue, the Bronx, opened 1919) and Pepe’s (New Haven, opened 1925).

As Italian-Americans, and their food, migrated from city to suburb, east to west, especially after World War II, pizza’s popularity in the United States boomed. No longer seen as an 𠇎thnic” treat, it was increasingly identified as a fast, fun food. Regional, decidedly non-Neapolitan variations emerged, eventually including California-gourmet pizzas topped with anything from barbecued chicken to smoked salmon. 

Postwar pizza finally reached Italy and beyond. “Like blue jeans and rock and roll, the rest of the world, including the Italians, picked up on pizza just because it was American,” explains Mariani. 

Today international outposts of American chains like Domino’s and Pizza Hut thrive in about 60 different countries. Reflecting local tastes, global pizza toppings can run the gamut from Gouda cheese in Cura๺o to hardboiled eggs in Brazil. 

WATCH: Full episodes of The Food That Built America online now.


Who Invented Pizza?

Pizza has a long history.ਏlatbreads with toppings were consumed by the ancient Egyptians, Romans and Greeks. (The latter ate a version with herbs and oil, similar to today’s focaccia.) But the modern birthplace of pizza is southwestern Italy&aposs Campania region, home to the city of Naples.

Founded around 600 B.C. as a Greek settlement, Naples in the 1700s and early 1800s was a thriving waterfront city. Technically an independent kingdom, it was notorious for its throngs of working poor, or lazzaroni. “The closer you got to the bay, the more dense their population, and much of their living was done outdoors, sometimes in homes that were little more than a room,” says Carol Helstosky, author of Pizza: A Global Historyਊnd associate professor of history at the University of Denver.

These Neapolitans required inexpensive food that could be consumed quickly. Pizza𠅏latbreads with various toppings, eaten for any meal and sold by street vendors or informal restaurants—met this need. “Judgmental Italian authors often called their eating habits 𠆍isgusting,’” Helstosky notes. These early pizzas consumed by Naples’ poor featured the tasty garnishes beloved today, such as tomatoes, cheese, oil, anchovies and garlic.

WATCH: Season 1 of The Food That Built America without signing in now.

Italy unified in 1861, and King Umberto I and Queen Margherita visited Naples in 1889. Legend has it that the traveling pair became bored with their steady diet of French haute cuisine and asked for an assortment of pizzas from the city’s Pizzeria Brandi, the successor to Da Pietro pizzeria, founded in 1760. The variety the queen enjoyed most was called pizza mozzarella, a pie topped with the soft white cheese, red tomatoes and green basil. (Perhaps it was no coincidence that her favorite pie featured the colors of the Italian flag.) From then on, the story goes, that particular topping combination was dubbed pizza Margherita.

Queen Margherita’s blessing could have been the start of an Italy-wide pizza craze. But pizza would remain little known in Italy beyond Naples’ borders until the 1940s.

An ocean away, though, immigrants to the United States from Naples were replicating their trusty, crusty pizzas in New York and other American cities, including Trenton, New Haven, Boston, Chicago and St. Louis. The Neapolitans were coming for factory jobs, as did millions of Europeans in the late 19th and early 20th centuries they weren’t seeking to make a culinary statement. But relatively quickly, the flavors and aromas of pizza began to intrigue non-Neapolitans and non-Italians.

One of the first documented United States pizzerias was G. (for Gennaro) Lombardi’s on Spring Street in Manhattan, licensed to sell pizza in 1905. (Prior to that, the dish was homemade or purveyed by unlicensed vendors.) Lombardi’s, still in operation today though no longer at its 1905 location, “has the same oven as it did originally,” notes food critic John Mariani, author of How Italian Food Conquered the World.

Debates over the finest slice in town can be heated, as any pizza fan knows. But Mariani credited three East Coast pizzerias with continuing to churn out pies in the century-old tradition: Totonno’s (Coney Island, Brooklyn, opened 1924) Mario’s (Arthur Avenue, the Bronx, opened 1919) and Pepe’s (New Haven, opened 1925).

As Italian-Americans, and their food, migrated from city to suburb, east to west, especially after World War II, pizza’s popularity in the United States boomed. No longer seen as an 𠇎thnic” treat, it was increasingly identified as a fast, fun food. Regional, decidedly non-Neapolitan variations emerged, eventually including California-gourmet pizzas topped with anything from barbecued chicken to smoked salmon. 

Postwar pizza finally reached Italy and beyond. “Like blue jeans and rock and roll, the rest of the world, including the Italians, picked up on pizza just because it was American,” explains Mariani. 

Today international outposts of American chains like Domino’s and Pizza Hut thrive in about 60 different countries. Reflecting local tastes, global pizza toppings can run the gamut from Gouda cheese in Cura๺o to hardboiled eggs in Brazil. 

WATCH: Full episodes of The Food That Built America online now.


Who Invented Pizza?

Pizza has a long history.ਏlatbreads with toppings were consumed by the ancient Egyptians, Romans and Greeks. (The latter ate a version with herbs and oil, similar to today’s focaccia.) But the modern birthplace of pizza is southwestern Italy&aposs Campania region, home to the city of Naples.

Founded around 600 B.C. as a Greek settlement, Naples in the 1700s and early 1800s was a thriving waterfront city. Technically an independent kingdom, it was notorious for its throngs of working poor, or lazzaroni. “The closer you got to the bay, the more dense their population, and much of their living was done outdoors, sometimes in homes that were little more than a room,” says Carol Helstosky, author of Pizza: A Global Historyਊnd associate professor of history at the University of Denver.

These Neapolitans required inexpensive food that could be consumed quickly. Pizza𠅏latbreads with various toppings, eaten for any meal and sold by street vendors or informal restaurants—met this need. “Judgmental Italian authors often called their eating habits 𠆍isgusting,’” Helstosky notes. These early pizzas consumed by Naples’ poor featured the tasty garnishes beloved today, such as tomatoes, cheese, oil, anchovies and garlic.

WATCH: Season 1 of The Food That Built America without signing in now.

Italy unified in 1861, and King Umberto I and Queen Margherita visited Naples in 1889. Legend has it that the traveling pair became bored with their steady diet of French haute cuisine and asked for an assortment of pizzas from the city’s Pizzeria Brandi, the successor to Da Pietro pizzeria, founded in 1760. The variety the queen enjoyed most was called pizza mozzarella, a pie topped with the soft white cheese, red tomatoes and green basil. (Perhaps it was no coincidence that her favorite pie featured the colors of the Italian flag.) From then on, the story goes, that particular topping combination was dubbed pizza Margherita.

Queen Margherita’s blessing could have been the start of an Italy-wide pizza craze. But pizza would remain little known in Italy beyond Naples’ borders until the 1940s.

An ocean away, though, immigrants to the United States from Naples were replicating their trusty, crusty pizzas in New York and other American cities, including Trenton, New Haven, Boston, Chicago and St. Louis. The Neapolitans were coming for factory jobs, as did millions of Europeans in the late 19th and early 20th centuries they weren’t seeking to make a culinary statement. But relatively quickly, the flavors and aromas of pizza began to intrigue non-Neapolitans and non-Italians.

One of the first documented United States pizzerias was G. (for Gennaro) Lombardi’s on Spring Street in Manhattan, licensed to sell pizza in 1905. (Prior to that, the dish was homemade or purveyed by unlicensed vendors.) Lombardi’s, still in operation today though no longer at its 1905 location, “has the same oven as it did originally,” notes food critic John Mariani, author of How Italian Food Conquered the World.

Debates over the finest slice in town can be heated, as any pizza fan knows. But Mariani credited three East Coast pizzerias with continuing to churn out pies in the century-old tradition: Totonno’s (Coney Island, Brooklyn, opened 1924) Mario’s (Arthur Avenue, the Bronx, opened 1919) and Pepe’s (New Haven, opened 1925).

As Italian-Americans, and their food, migrated from city to suburb, east to west, especially after World War II, pizza’s popularity in the United States boomed. No longer seen as an 𠇎thnic” treat, it was increasingly identified as a fast, fun food. Regional, decidedly non-Neapolitan variations emerged, eventually including California-gourmet pizzas topped with anything from barbecued chicken to smoked salmon. 

Postwar pizza finally reached Italy and beyond. “Like blue jeans and rock and roll, the rest of the world, including the Italians, picked up on pizza just because it was American,” explains Mariani. 

Today international outposts of American chains like Domino’s and Pizza Hut thrive in about 60 different countries. Reflecting local tastes, global pizza toppings can run the gamut from Gouda cheese in Cura๺o to hardboiled eggs in Brazil. 

WATCH: Full episodes of The Food That Built America online now.