Últimas recetas

Maridaje de verduras asadas con los mejores vinos del verano

Maridaje de verduras asadas con los mejores vinos del verano

Deliciosos platos vegetarianos a la parrilla y los vinos para degustar con ellos.

Para todos los maestros de la parrilla, es hora de (¡al menos una vez este verano!) Dejar las costillas y asar algunas de estas verduras frescas para saborearlas con una buena copa de vino.

Una gran adición a cualquier barbacoa de verano, encienda algunas cáscaras de Maíz a la Parrilla con Mantequilla de Chile Ancho con Miel. Romper una botella RUSSIAN HILL "Gail Ann's Vineyard" Chardonnay 2009 (Russian River Valley, California) $ 32 para comenzar bien la noche.

Para otro aperitivo divertido, sirva estas alcachofas a la parrilla con salsa de sésamo con BAHÍA NUBLADA Sauvignon Blanc 2011 (Marlborough, Nueva Zelanda) $ 30. Si aún no te estabas lamiendo los dedos, este sauvignon blanc de Nueva Zelanda enérgico resaltará los amplios sabores de limón en la receta.

Para una excelente alternativa a las hamburguesas, prueba esto Portobello Parmesano A La Parrilla. El maridaje más clásico, el pinot noir y las setas son una combinación hecha en el cielo. Pruebe usted mismo con una copa de HANDLEY CELLARS Estate Reserve Pinot Noir 2010 (Anderson Valley, California) $ 52.

Una de las verduras más versátiles, la berenjena marinada a la parrilla combina maravillosamente con el rosado seco. Coge una botella de CHÂTEAU D'ESCLANS Côtes de Provence Rosé “Whispering Angel” 2012 (Provenza, Francia) $ 20. La mineralidad crujiente del vino resaltará la naturaleza terrosa de la berenjena.

Para todos los amantes del queso a la parrilla, pruebe esto Sándwich de tomate, albahaca y queso de cabra. Disfruta con una copa de ANTINORI Chianti Classico Riserva 2008 (Chianti Classico, Toscana, Italia) $ 35. El sabor y la vibrante acidez del vino acentuarán la albahaca y los tomates.

Haga clic aquí para obtener más información del Daily Sip.


Cuando se trata de maridar vino con bistec, muchos de nosotros optamos por los tintos. El vino tinto es el maridaje recomendado y probado para las carnes rojas. Sin embargo, el sabor del bistec a la parrilla y las temperaturas cálidas y bochornosas de la temporada de verano añaden una dimensión completamente nueva que nos permite pensar fuera de la caja, o, en este caso, en botella.

Un Chardonnay es una recomendación menos convencional, pero puede ser una de las mejores combinaciones de vinos para un bistec de verano a la parrilla. La brillante frescura de Chardonnay es perfecta para el clima de verano, mientras que la plenitud del vino complementa muy bien los sabores de su bistec a la parrilla favorito.


Entonces, ¿qué & # 8217s para cenar esta noche?

Los expertos coinciden en que la regla número uno al combinar vinos con comida es beber lo que te gusta. Echemos un vistazo a diez cenas clásicas populares en los Estados Unidos y con qué debería acompañar cada una.

1. Pollo asado con papas y verduras:

Un Beaujolais es un vino tinto afrutado, ligero y bajo en taninos, lo que lo convierte en una opción fácil de beber con platos de aves de corral. En el estante, un Beaujolais Nouveau significa que se lanza rápidamente después de la cosecha, generalmente el tercer jueves de noviembre de cada año, pero cualquier Beaujolais regular será igual de divertido para beber alrededor de la mesa de la familia y amigos, especialmente para la cena de Acción de Gracias.

2. Comida china para llevar:

Elija un Riesling alemán por sus notas frescas, ligeras y afrutadas de manzana, pera, melocotón o albaricoque. Un Riesling dulce equilibra las especias asiáticas. Si está de humor para algo aún más dulce, pruebe un Moscato.

3. Espaguetis y albóndigas:

Una Barbera italiana roja agradable y simple es una opción obvia para cualquier plato italiano a base de tomate porque su acidez equilibra la acidez del tomate y es lo suficientemente pesada como para llevar la carne sin abrumarla.

4. Filete y papas:

Un Cabernet Sauvignon es un tinto agradable con cuerpo, con suficientes taninos y sabor completo para equilibrar el contenido de grasa de las carnes asadas y a la parrilla. También es una opción clásica para una cena formal de carnes rojas.

5. Noche de pizza:

Un Merlot rojo suave, suave y suave (con notas de bayas, cereza, vainilla o maderas) reúne el queso suave y cremoso y la acidez de la salsa marinara.

6. Arroz con Pollo, Paella o cualquier Plato de Arroz Español:

Un clásico Rioja español, con ligeras notas de fresas y vainilla, complementa los suaves sabores de azafrán y otras especias suaves de los arroces españoles. De hecho, utilícelo para preparar auténtica sangría si está cocinando para una multitud.

7. Camarones y Langosta:

Chardonnay es una opción popular de vino blanco, especialmente cuando se come pescado rico, mariscos o platos cremosos, ya que su sabor fuerte y ácido ayuda a equilibrar los sabores de los alimentos igualmente fuertes.

8. Pescado y Verduras a la Parrilla:

Elija un Pinot Grigio por su ligero sabor con infusión de cítricos y su sensación de brisa. Sirva a los invitados en reuniones informales al aire libre con platos sencillos y magros y comida italiana ligera.

9. Costillas BBQ, Chuletas, Salchichas y Hamburguesas:

Probablemente piense que un Zinfandel es un vino rosado barato. Pero un Zinfandel rojo intenso de California combina perfectamente con carnes llenas, picantes y ahumadas recién salidas de la parrilla.

10. Frittatas, quiches, tortillas, salsas Alfredo:

¡Vaya burbujeante! Elija su vino espumoso favorito. Obtenga un verdadero champán para ocasiones formales, o un vino espumoso español o estadounidense para equilibrar platos suaves y cremosos de huevo y queso. Incluso existe una escala de dulzura que los productores de vino deben utilizar en Europa. Brut Natural contiene menos de 3 gramos de azúcar por litro, Extra Brut tiene menos de 6 gramos por litro y Brut tiene menos de 12 gramos por litro.


Pregúntele a un sumiller: cómo combinar vino con ensaladas

Cuando se trata de maridaje de vinos, las ensaladas pueden ser complicadas: una ensalada aderezada con algo agrio puede eliminar el sabor del vino que estás tratando de disfrutar. Le pedimos a algunos sommeliers de todo el país sus consejos sobre los mejores vinos para servir con ensaladas y todos los factores a considerar al maridar. Esto es lo que tenían que decir.

"Vinos con componente herbáceo o vegetal funciona bien con ensalada, ya sea un Sauvignon Blanc del Valle del Loira (todo ese perejil fresco y pimiento morrón cortado) o un Gruner Veltliner de Austria (brotes de guisantes y chirivías, ¿alguien?). La principal preocupación aquí es asegurarse de que el ácido en el vino iguale o supere la acidez en el aderezo para ensaladas.Podría pensar que un vino agrio con una vinagreta agria sería abrumadoramente, bueno, agrio, pero juntos esos dos componentes con alto contenido de ácido se lavarán. unos a otros, y quedará con un paladar limpio, listo para experimentar los sabores más inmediatos en la ensalada. Tu tambien quieres Haga coincidir el peso de su aderezo con el peso del vino.: una ensalada con un aderezo más cremoso puede querer un vino con la cremosidad del tratamiento del roble. Y finalmente, no tenga miedo de un poco de azúcar residual si hay elementos más dulces en la ensalada (ya sea una vinagreta de miel, nueces confitadas o fruta fresca). En mi opinión, una de las mejores combinaciones de ensaladas de todos los tiempos es una ensalada Waldorf clásica con François Cazin Cour-Cheverny Cuvée Renaissance (el embotellado seco que hace en años excepcionales; si ese vino está fuera de su alcance, entonces un buen Vouvray ¡Sec o Demi-Sec de un productor como Domaine Huet, Philippe Foreau o François Chidaine estarán bien!) ".—Mia Van De Water (North End Grill)

"¡Gruner, gruner, gruner! Este es mi vino para ensaladas favorito si hablamos de verduras, vinagreta y ensaladas con muchas verduras. Los sabrosos tonos verdes con notas de apio y pimienta blanca de un gruner clásico son una combinación perfecta para una ensalada. Realza todos los sabores frescos de la granja de una gran ensalada y aporta brillo al final. Gruner también generalmente tiene suficiente peso en el paladar para acompañar ensaladas que tienen proteínas. Hay suficiente madurez para equilibrar una preparación de pollo o huevo a la parrilla, así como la acidez si le gusta el salmón o el queso azul con su ensalada. Otros grandes vinos que tienen hermosos tonos verdes frescos que combinan bien con ensaladas: Sancerre, Chablis, Arneis e incluso un Blanc de Blancs Champagne ".—June Rodil (Qui)

"Las ensaladas pueden matar el vino: un vino con acidez media de repente se vuelve flácido frente a un aderezo para ensaladas, porque el vinagre es infinitamente más ácido que cualquiera de los ácidos que aparecen naturalmente en el vino. Hay dos formas de lidiar con este problema . La primera es seleccionar vinos que muerden. Los estilos de vino más brillantes (léase: mayor acidez) se mantendrán junto a la acidez de, por ejemplo, jugo de limón o vinagre. Algunos vinos a considerar en esta categoría incluyen: Txakolina (vino blanco tradicionalmente magro del norte de España), Muscadet (a base de la uva melón de Borgoña del oeste del Valle del Loira en Francia) y Picpoul de Pinet (un blanco de la región de Languedoc). del sur de Francia). Picpoul se traduce aproximadamente como 'aguijón de labios', un apodo que se refiere a su alta acidez natural. Los vinos tintos con la acidez adecuada son más difíciles de conseguir, pero una rosa o una rosa espumosa podrían ser la solución. La otra forma de abordar el problema del maridaje de ensaladas con vino es hacer un aderezo para ensaladas con una acidez ligeramente menor sustituyéndolo por algo como un cítrico de menor acidez (mandarina o naranja Valencia, quizás) o verjus (el jugo de uvas poco maduras). A las uvas les gustan las uvas, así que el verjus es una alternativa divertida para tu próxima vinagreta ".—Lulu McAllister (Nopa)

"La variedad que siempre viene al rescate es Riesling. Riesling tiene un alto contenido de ácido para combinar con los aderezos, pero unos gramos de azúcar pueden hacer mucho para hacer el plato más completo. Los últimos meses he estado bebiendo mucho Riesling de Karthauserhof, Weiser-Kunstler y Peter Lauer ".—Eric Railsback (Les Marchands)

"Cuando se trata de maridajes desafiantes como la col rizada, los espárragos o las alcachofas, una forma sencilla de pensar en los vinos es piense: si estuviera cocinando estas verduras, ¿qué agregaría? Yo uso limón y sal, por lo que para los espárragos, las alcachofas, la col rizada, tiendo a inclinarme por los vinos que tienen ese cítrico y salinidad: vinos de mar de salmuera como Pigatos de Liguria, o Vermentinos de Cerdeña, Muscadet o un riesling seco, ácido y seco ( y sí, por supuesto, gruner veltliner). También es divertido jugar con humo (no fuego): los vinos volcánicos ahumados como un gran Fiano o Greco di Tufo pueden agregar mucha textura y profundidad a una ensalada, especialmente con un verde picante como la rúcula, o una ensalada con un queso azul o cítricos. Esa misma ensalada de cítricos también es divertida de combinar con un rojo claro como una Freisa de Piemonte: la acidez ya está ahí de las naranjas, y luego le agregas la baya fresca más terrosa que encuentras en el vino, me recuerda casi a una gran sangría. . "—Ceri Smith (Biondivino y Tosca)

"Los vinos agrios son mejores con ensaladas., ya que a menudo se trata de vinagre y mostaza en el aderezo. Puedes hacer estallar prácticamente cualquier blanco o rosado del Valle del Loira: se llama Le Jardin du France por una buena razón. El Muscadet de Pépière o el Quincy de Trotereau son vinos perfectos para ensaladas. Muchos blancos italianos tienen una neutralidad sutil que los hace querer a las verduras. Pigato (Vermentino) de Liguria tiene un toque de pimienta blanca que lo hace estallar con ensalada. Me encanta especialmente el Vermentino de Punta Crena. El rosado es el otro gran vino para ensaladas, ya que silencia el picor de los aderezos de ajo y termina limpio. Uno de mis combos favoritos es Commanderie de Peyrassol rosado y ensalada de espinacas con aceitunas, huevo y vinagreta de dijon ".—Jackson Rohrbaugh (Aragona)

"Los vinos blancos son fáciles de acompañar con ensaladas, pero creo que esa es solo la mitad de la historia. Creo Los vinos tintos más ácidos hacen excelentes combinaciones de ensaladas. y para eso miro a Italia. Comience con col rizada y balsámico. Agregue un poco de pimienta, arándanos, nueces y tal vez un queso Pecorino y eso suena como una comida digna de una Barbera d'Alba piemontesa de E. Pira e Figili. Estos vinos tienen una frescura tremenda, pero con la abundancia del queso y las nueces, las propiedades tánicas de Barbera se habrán encontrado con su contraparte. Dado el viejo adagio 'el ácido ama el ácido', el aderezo balsámico se combinará perfectamente con esta uva roja de mayor ácido. Si la col rizada se cambiara por un verde menos sustancioso, como la lechuga romana o el maché, uno podría tener la tentación de buscar un vino blanco, pero algo con alto contenido de minerales y alto contenido de ácido. Me quedaría en un país mediterráneo y me dirigiría a Rosellón, Francia, para disfrutar del Domaine de l'Horizon "Patriot" 2011 de Thomas Tiebert. Este alemán residente en Catalunya hace esta cuvee de Macabeu y Muscat para satisfacer su anhelo por el mineral súper crujiente, sin embargo, echa de menos los blancos florales del Mosela. Para esta combinación, cambiaría un vinagre balsámico oscuro clásico por un balsámico blanco, que brinda la misma combinación agridulce que todos amamos, pero con un perfil de sabor un poco más neutro más adecuado para una combinación de vino blanco ".—Caleb Ganzer (Once Madison Park)

"Con un aderezo súper ácido, elegiría un blanco más completo, tal vez un Chardonnay con un poco de envejecimiento en roble. Si es un aderezo súper cremoso, elegiría un blanco más magro con más ácido como un Riesling seco o un blanco del norte de Italia. Entonces otra vez , si tiene una ensalada de bistec o pollo, puede optar por un tinto de cuerpo ligero, como un Beaujolais, o un Arbois de Francia ".—Jessica Brown (The John Dory y The Breslin)


Vinos tintos

El vino tinto se elabora con la pulpa y la piel de uvas rojas y moradas. Esto no solo es responsable de su color profundo, sino que también es la razón por la que los vinos tintos se promocionan como beneficiosos para la salud: las pieles de las uvas son ricas en polifenoles. Hay algunos vinos tintos de cuerpo ligero, pero en general, los vinos tintos tienen más cuerpo que sus homólogos blancos, por lo que combinan mejor con sabores más fuertes en la comida.

Pinot Noir

Cuerpo y Taninos: taninos ligeros y sedosos, de cuerpo ligero
Combina bien con estos alimentos: setas, comida asiática, comida mediterránea, legumbres, salsas a base de frutas, camembert
Pruébelo con: Bruschetta de lentejas de Food Doodles

Garnacha

Cuerpo y Taninos: taninos suaves, el cuerpo depende de la mezcla
Combina bien con estos alimentos: verduras a la plancha, risotto, platos ligeros italianos, berenjena, fontina
Pruébelo con: Tarta de hojaldre de berenjena y cebolla caramelizada de Oh My Veggies

Merlot

Cuerpo y Taninos: taninos suaves
Combina bien con estos alimentos: salsas rojas con infusión de vino, verduras asadas, aceitunas negras, batatas, curry
Pruébelo con: Empanadas veganas de camote, garbanzos y espinacas

Malbec

Cuerpo y Taninos: tánico de cuerpo medio a completo
Combina bien con estos alimentos: Sabores cajún, salsa barbacoa, papas al horno, pimienta negra, asiago
Pruébelo con: Coliflor asada al ajo con migas de pan asiáticogo tostadas de Skinnytaste

Barbera

Cuerpo y Taninos: de cuerpo medio, ácido
Combina bien con estos alimentos: pasta con salsa de tomate, verduras asadas, comida mediterránea, salsa bechamel, quesos curados
Pruébelo con: Pizza de quinua con calabaza de verano de Produce on Parade

Mourvèdre

Cuerpo y Taninos: taninos suaves, cuerpo medio-ligero
Combina bien con estos alimentos: champiñones, verduras asadas, sabores terrosos, mantequilla, manchego
Pruébelo con: Cuencos de polenta de salvia con coles de Bruselas asadas y champiñones silvestres de Oh My Veggies

Sangiovese

Cuerpo y Taninos: de cuerpo medio a pleno, tánico
Combina bien con estos alimentos: pimientos asados, lasaña, pasta con salsa de tomate, salsas de soja y teriyaki
Pruébelo con: Rollitos de lasaña de Portabella y espinacas de Oh My Veggies

Syrah

Cuerpo y Taninos: con mucho cuerpo
Combina bien con estos alimentos: aceitunas, barbacoa, verduras a la plancha o asadas con salsas atrevidas, queso parmesano
Pruébelo con: Filetes de coliflor con salsa de hierbas y aceitunas de Sweetest Kitchen

Pequeña Sirah

Cuerpo y Taninos: con cuerpo, tánico
Combina bien con estos alimentos: Comida mexicana y latinoamericana, comidas ricas, pizza
Pruébelo con: Tazones de burrito de arroz con coliflor de The Roasted Root

Cabernet Sauvignon

Cuerpo y Taninos: taninos fuertes, con cuerpo
Combina bien con estos alimentos: verduras asadas o asadas, salsa barbacoa, chimichurri, ajo y cebolla, queso cheddar añejo
Pruébelo con: Portabella asado y burritos de garbanzos con salsa chimichurri de Oh My Veggies

Zinfandel

Cuerpo y Taninos: taninos fuertes y con cuerpo
Combina bien con estos alimentos: Comida mexicana, india y norteafricana, tapenades, salsas de mantequilla y crema
Pruébelo con: Curry de berenjena indio de Spicie Foodie


Pregúntele a un sumiller: cómo combinar verduras con vino tinto

En climas fríos, muchas personas anhelan vinos tintos robustos, pero no todos comemos una tonelada de carne. Un buen bistec jugoso puede ser el complemento perfecto para Cabernet o Tempranillo, pero ¿qué opciones tenemos en la zona vegetariana? ¿Hay ciertos vinos tintos que son especialmente aptos para vegetarianos? ¿Ciertos ingredientes que pueden ayudar a que los platos vegetarianos funcionen bien con vinos más atrevidos?

Hablamos con sommeliers de todo el país y les preguntamos qué platos de verduras funcionan mejor con los vinos tintos. Aquí está su consejo.

"Llevar verduras a la fiesta con grandes tintos se trata de aumentar el cociente umami del plato. Los champiñones, los tomates secos, los frijoles y los quesos añejos son todos naturalmente ricos en ácidos glutámicos, los componentes del sabor que hacen que la carne y otros alimentos tengan un sabor sabroso y sabroso. intenso. Agregue condimentos de bomba umami como salsa de soja, levadura nutricional, algas secas, miso, pimentón ahumado o vinagre de ciruela ume a esos ingredientes para darle a sus recetas vegetarianas un sabor profundo y agradable al vino tinto. Platos como calabaza al horno rellena de quinua roja en una vinagreta de miso o champiñones asados ​​con apio estofado y pimentón ahumado quedarían hermosos junto con un jugoso rojo en un día fresco ". —Steve Bowman (Cocina de feria)

"Cuando prepare sus verduras, piense en mantenerlas en un tamaño más grande en lugar de cortarlas en trozos más pequeños. Puede Asa una tabla grande de brócoli o coliflor. y el ahumado de la parrilla le dará una carnosidad que quedará maravillosa con el vino tinto ". —Jessica Brown (The Breslin) y (The John Dory Oyster Bar)

"Guisos de clima frío con tubérculos. Vaya al mercado de agricultores y elija algunas verduras. Empiece a decantar el vino. Cocine a fuego lento las patatas con las cebollas en el caldo. Agregue verduras al final. Sirva con pan y un snuggie ". —Josiah Baldivino (Michael Mina)

"Uno de mis platos favoritos es Tostada de Huevo Trufado. Sigo totalmente la receta de 'Ino'. La trufa y los espárragos con queso pegajoso, brioche graso, yema líquida es tan perfecto con Dolcetto o Barbera D'Alba ". —Sarah Egeland (artículos pequeños)

"El Cabernet Franc tiene una característica 'verde' natural que lo hace muy apto para las verduras. Ya sea que forme parte de una mezcla con mucho cuerpo de Burdeos o de un estilo 100% de cuerpo medio del Loira, el Cabernet Franc suele ser una apuesta muy segura cuando hay mucho verde en el plato. A los tomates les encanta el Sangiovese, ¡así que saque el Chianti cuando tenga un guiso o sopa a base de tomate! Chile vegetal, pizza y pasta al horno son todos deliciosos con vinos tintos, especialmente si opta mucho por los champiñones y siempre agrega queso cuando puedas ¡esos son dos ingredientes que cerrarán la brecha entre las verduras y el vino tinto! " —Theresa Paopao (Ribelle)

"Con un gran Borgoña amaderado, uno realmente puede disfrutar de ingredientes como Hongos matsutake, apio nabo, sunchoke, chirivías, etc. Uno podría asarlos, saltearlos, convertirlos en una sopa muy terrosa ". —Joe Camper (DB Bistro Moderne)

"Si va a recibir a un vegetariano, pero aún así le gustaría servir un gran vino tinto que la gente anhela en invierno, le recomiendo que lo acompañe con un moussaka vegetariana, una cazuela con capas de patatas, pimientos, berenjena, setas silvestres condimentadas, rico vino tinto, canela, clavo y pimienta de Jamaica, cubierto con yogur y bechamel ". —Kamal Kouiri (Molyvos)

"Manténgase alejado de algunas verduras que podrían hacer que el vino tenga un sabor desagradable. Pienso en las coles de Bruselas, el brócoli, el pimiento verde o algunas verduras de hoja verde. No es el fin del mundo si se sirven de todos modos, pero con un gran vino tinto , pero prefiero las cosas más dulces. Calabaza butternut es mi favorito. Las castañas, los pimientos rojos y las batatas también funcionan bien ". —Edouard Bourgeois (Café Boulud)

"El vino tinto grande no tiene por qué significar una bomba de frutas, puede ser tánico, estructurado, terroso y con hierro, y combinar bien con comidas vegetarianas. Platos con frijoles, verduras amargas como kale o rabe, repollo o coliflor crean sabores terrosos, mientras que los hongos ciertamente pueden crear complejidad e interés. Algunos vinos para complementar esos perfiles de sabor incluyen Loire Cab Francs (Bourgueil, Anjou o Chinon) y definitivamente los grandes italianos (Rosso di Montalcino a Brunello, Langhe Nebbiolo a Barolo y Barbaresco, Montefalco Rosso a Sagrantino) ". —Liz Vilardi (Belly), (The Blue Room) y (Central Bottle Wine + Provisions)

"Ninguna risotto de vino tinto (Me gusta con frijoles de arándano y achicorias a la parrilla) es una entrada de invierno abundante que es un maridaje natural para un gran vino tinto. Para una comida de celebración de invierno, a menudo pienso en costillas estofadas o rabos de toro con polenta. Sustituir los hongos silvestres asados ​​con verduras de invierno y grana es una excelente opción vegetariana que también resistirá un gran rojo ". —Corin Weihemuller (Comal)

"La Rioja se ha combinado clásicamente con espárragos, que pueden ser una de las verduras más difíciles de acompañar. He tenido Riojas que aguantan cosas como el pesto, donde los sabores de eneldo del roble americano realmente ayudan". —Brent Kroll (Grupo de restaurantes del vecindario)

"Uno de mis platos de verduras favoritos para acompañar un gran vino tinto es un risotto de champiñones al vino tinto con parmesano raspado. El terroso y pleno sabor de los champiñones y la sabrosa cremosidad del risotto combinan perfectamente con muchos tintos con cuerpo y abundantes ". —Eduardo Porto-Carreiro (DBGB Kitchen and Bar)

"Las claves de los platos vegetarianos que combinan bien con el vino tinto son la textura y la grasa. especialmente con algo tánico como Barolo o Burdeos, ¡debes darle a los taninos algo a lo que adherirse! El risotto de champiñones o cebolla caramelizada es absolutamente fantástico con tinto. También amo caponata como vino tinto, las especias cálidas y la textura suave y aterciopelada de la berenjena funcionan bien con vinos como el Tempranillo español de Rioja y Ribera del Duero ". —Mia Van de Water (North End Grill)

"Los platos de verduras que combinan bien con un gran vino tinto incluyen cassoulet de verduras con frijoles y espinacas, risotto con champiñones o torta de verduras con berenjena a la plancha y calabacín envuelto en capas de hojaldre. Piense en hongos abundantes (como portobello o porcini), verduras y tomates asados ​​o guisados, así como preparaciones que incluyan crema o quesos más ricos ". —Chris Baggetta (membrillo)

"Los boniatos y la remolacha asados ​​son perfectos con la Rioja española. Mézclelos en aceite de oliva, comino, cilantro, pimienta negra y semillas de hinojo. O pruebe calabaza delicata—Es perfecto con Beaujolais. La calabaza Delicata tiene un toque de carnosidad que combina perfectamente con el afrutado manifiesto de un Beaujolais Nouveau. Si puedes encontrar el Gamay Nouveau de Bow and Arrow, cógelo y sírvelo con calabaza delicata frita. Loco bueno." —Brent Braun (Levante)

"Nuestro chef hace un lasaña de calabaza, con capas de calabaza asada, tofu, ricotta, hierbas saladas y fideos frescos con ajo, y es fenomenal con Sangiovese ". —Angela Roman Aspito (The Signature Room en el 95th)

¿Cuál es tu maridaje favorito de vino tinto y verduras?

¡Queremos saber qué estás bebiendo! Chatea con nosotros en Twitter o Facebook. ¿Quieres estar al tanto? Suscríbase a nuestro boletín semanal aquí.


4 de 16

Cena de Pollo a la Parrilla

Mejora tu juego de pollo a la parrilla con esta receta fácil que usa pimientos chipotle, lima y cilantro para darle vida a una pechuga de pollo básica. Y no te preocupes por tener más lima y cilantro & mdash, puedes usarlo en el Arroz con lima y cilantro, un acompañamiento perfecto que se cocina en el tiempo que tarda el pollo en marinar. Agregará los ingredientes frescos al final, lo que le dará un montón de tiempo libre para preparar una colorida ensalada de frijoles negros y maíz mientras espera. Allrecipes cook SLJ6 lo llama "¡la mejor receta de ensalada fría de frijoles!" ya JodiA le encantó lo suficiente como para alegrarse por las sobras, que estaban "igual de buenas al día siguiente", especialmente porque la refrigeración "suavizó" el brillo de la lima.

¿Otra opción perfecta para una comida de verano "al sur de la frontera"? Elote Grilled Corn, que no requiere nada más que un tazón para untar y una parrilla para el maíz.


10 recetas y maridajes para cada tipo de parrillada de verano

Con la llegada del verano, nos preparamos para una serie de próximas vacaciones que fomentan la diversión bajo el sol. El Día de los Caídos, el 4 de julio y el Día del Trabajo celebran diferentes piedras angulares culturales de Estados Unidos: nuestras fuerzas armadas, la fundación de nuestra nación y el movimiento sindical. Pero la otra cualidad que comparten es que cada uno es una buena excusa para encender la parrilla.

La mayoría de las personas tienen sus platos favoritos cuando comienza la temporada de parrilladas, ya sea una hamburguesa asada a la parrilla o un simple bistec chamuscado con poco más que sal, pimienta y la copa de vino adecuada para acompañar. Pero ya sea que esté buscando perfeccionar su técnica en los clásicos o si quiere probar algo especial para los invitados este año, estas recetas cubren todo, desde tres versiones de cómo asar un bistec a las llamas hasta ostras al vapor a la parrilla, estos recetas le asegurarán que coma bien durante todo el verano.

Y ya sea marisco, carne de res o un acompañamiento a base de verduras, le prometemos que tendrá el vino adecuado para cualquier comida.

Ir directamente a una receta

Ostras al vapor fáciles a la parrilla

Berenjena a la plancha con chimichurri picante

Paillard de pollo a la plancha con ensalada de melocotón, aceitunas y gouda añejo

Bistec con patatas fritas con la técnica de doble fritura

Salmón de Alaska a la parrilla frotado con harissa

Hamburguesa de chalota

Maridaje de bistec a la parrilla y cabernet sauvignon

Lubina con corteza de nueces y hierbas

Filete de falda con chimichurri

Panzanella de durazno a la plancha con vinagreta de esencia de almendras

El chef australiano Paul Iskov lleva las comidas emergentes a un nivel completamente nuevo. Su empresa, Fervor, crea comidas de varios platos a partir de ingredientes locales y forrajeros, que se llevan a cabo en lugares gloriosamente remotos de Australia Occidental y con gran respeto por los custodios tradicionales de la tierra.

En el verdadero estilo de Fervor, esta receta de ostras presenta hierbas de playa australianas forrajeadas tradicionalmente, pero no se preocupe si no tiene acceso a saltbush, samphire, espinacas de dunas o apio de mar. En cambio, Iskov recomienda sustituir el eneldo, el cilantro, el cebollino y el perejil en lugar de ingredientes regionales.

Celebre el final del verano al estilo de los arbustos australianos cocinando las ostras al vapor sobre una fogata mientras se imagina que está rodeado de canguros en las arenas sedosas de una playa de West Aussie.

  • 1 docena de ostras
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 3 cucharadas de vinagre de champán
  • 3 cucharadas de jugo de lima fresco (o perlas de 4 limones, si está disponible)
  • ⅛ cucharadita de sal, o al gusto
  • ⅛ cucharadita de azúcar de ricino, o al gusto
  • ¼ de cucharadita de eneldo, picado
  • ¼ de cucharadita de cilantro picado
  • ¼ de cucharadita de cebollino, picado
  • ¼ de cucharadita de perejil picado

En un tazón, combine el aceite de oliva, el vinagre y el jugo de limón. Agregue sal y azúcar de ricino, al gusto.

Cocine al vapor las ostras enteras en una parrilla de malla sobre el fuego hasta que las conchas se abran, aproximadamente 8 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Retire la mitad superior de la cáscara y deséchela. Con un cuchillo para pelar ostras o el dorso romo de un cuchillo pequeño, desconecte la carne de ostra del caparazón inferior. Coloque una cucharada de aderezo preparado sobre cada ostra. Espolvoree las hierbas encima antes de servir.

Kilikanoon 2017 Killerman’s Run Riesling (Clare Valley) $ 20, 89 puntos. La fragante nariz de este vino de lima-limón, manzana, cáscara de naranja, flores y un toque de gasolina conduce a un paladar seco y de textura calcárea. Cierra largo y alimonado. Nada demasiado complicado, pero no obstante un Clare Valley Riesling refrescante y clásico. —Christina Pickard

Cortesía de Angela Davis, desarrolladora de recetas, The Kitchenista Diaries

Los vegetarianos a menudo reciben poca atención a la parrilla, pero la berenjena rociada con chimichurri apto para bistec hará felices incluso a los que comen carne. La berenjena carbonizada y ahumada untada con chile ancho y pimentón es una combinación brillante para los sabores brillantes de esta salsa picante de hierbas argentinas. La berenjena desarrolla un exterior crujiente con carne tierna que se derrite en el interior. Este plato principal vibrante es bueno tibio oa temperatura ambiente, adecuado para una comida al aire libre o una cena concurrida entre semana.

  • 2 dientes de ajo picados
  • ½ taza de perejil fresco picado
  • ½ taza de cilantro fresco picado
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra
  • 1 chile serrano, finamente picado
  • 1 chalota pequeña, picada
  • Jugo y ralladura de 1 limón
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • ¹⁄₃ taza de aceite de oliva extra virgen, y más si es necesario
  • Sal kosher, al gusto
  • 1 berenjena grande, cortada en rodajas de ¾ de pulgada
  • 1½ cucharaditas de sal kosher
  • 2 cucharaditas de chile ancho molido
  • 2 cucharaditas de pimentón ahumado
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • ½ cucharadita de pimienta negra
  • ¼ de taza de aceite de semilla de uva, y más para asar

Para hacer chimichurri: En un tazón de procesador de alimentos o mortero, combine todos los ingredientes excepto el aceite de oliva y la sal. Pulse (o muela con un mortero) hasta que esté finamente picado. Raspa los lados del tazón. Continúe pulsando (o triturando) y agregue suficiente aceite de oliva en un chorro fino para crear un aderezo espeso pero que se pueda verter. Agrega sal al gusto. Dejar a un lado hasta que se necesite.

Para cocinar berenjenas: Prepare la parrilla al aire libre a fuego directo medio-alto (400–450˚F), o caliente una sartén para parrilla de hierro fundido hasta que esté apenas humeante.

Combine las especias en un plato pequeño. Unte un lado de las rodajas de berenjena con aceite de semilla de uva y sazone con la mezcla de especias. Voltee las rodajas de berenjena y repita.

Unte ligeramente las rejillas de la parrilla con aceite de semilla de uva. Coloque la berenjena en la parrilla. Cocine unos 5 minutos o hasta que se formen marcas de parrilla. Voltee y cocine hasta que la berenjena esté tierna, aproximadamente 5 minutos.

Transfiera a una fuente para servir. Rocíe con chimichurri. Sirva tibio oa temperatura ambiente. Sirve 2.

Bressia 2016 Monteagrelo Cabernet Franc (Mendoza).
Andy Myers, MS, director de vinos de ThinkFoodGroup de José Andrés en Washington, D.C., recomienda un vino argentino. Cita la historia del chimichurri en el país y también que la berenjena se trata como un filete. Este "tiene esos deliciosos frutos rojos maduros que agregarán un dulce estallido de sabor al plato, pero las ligeras notas vegetales por las que son famosos los Cab Franc se volverán locas por la salsa y las notas tostadas de la berenjena".

Cortesía de Greg Vernick, chef / propietario, Vernick Food & Drink, Filadelfia

En el restaurante que lleva su nombre, el ganador del premio James Beard, Greg Vernick, celebra la diversidad de la despensa estadounidense con combinaciones de sabores atrevidas e innovadoras. Este plato, que muestra una variedad de sabores, texturas y temperaturas, se prepara en minutos con un poco de preparación previa.

  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen, y más para sartén y grill
  • 1 cebolla pequeña, en rodajas finas
  • ⅛ cucharadita de sal
  • 12 onzas de pechuga de pollo deshuesada y sin piel
  • 1 melocotón maduro o nectarina, cortado por la mitad y sin hueso
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • 1 cucharadita de miel
  • 1½ tazas de rúcula tierna empaquetada
  • ½ taza de aceitunas Castelvetrano sin hueso (u otras aceitunas verdes), picadas en trozos grandes
  • 2 onzas de gouda añejo, desmenuzado

Cubra una sartén antiadherente mediana con aceite de oliva y caliente a fuego medio-bajo. Agrega la cebolla y la sal. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté marrón medio, aproximadamente 30 minutos. Dejar de lado. Las cebollas pueden prepararse con hasta 3 días de anticipación y almacenarse en el refrigerador.

Corta las pechugas de pollo por la mitad horizontalmente. Con un mazo para carne o un rodillo, ablande el pollo entre envoltorios de plástico hasta que esté muy delgado, como máximo ⁄8 de pulgada. Sal de cada lado ligeramente. Dejar de lado.

Caliente la parrilla a fuego alto y unte las rejillas con aceite de oliva. Coloque las mitades de melocotón o nectarina en la parrilla, con el lado cortado hacia abajo, y cocine unos 2 minutos. Deje enfriar, luego corte cada mitad en 4 rodajas. Dejar de lado.

Agregue el pollo a la parrilla. Ase durante 1 minuto por cada lado o hasta que estén bien cocidos. Dejar de lado.

En un tazón grande, bata el vinagre, 1 cucharada de aceite de oliva y la miel. Agregue las cebollas, los duraznos y la rúcula, y revuelva para cubrir.

Coloque el pollo en 2 platos y cubra cada uno con ensalada, aceitunas y gouda. 2 porciones.

Masciarelli 2018 Villa Gemma (Cerasuolo d’Abruzzo) $20, 80 points. A pretty shade of ruby pink in the glass, this starts off with crushed cherry and herbs on the nose. The medium-bodied palate offers flavors of cherry skin and shattered stones that lead to an astringent veil of tannins on the finish. Vintus LLC. —Alexander Peartree

This traditional bistro recipe comes from Chef Josh Moulton, chef de cuisine of Culinart at the United Nations. His secret to the perfect steak frites is that the frites—or French fries—are cooked two times. For delicious results, do the first round of frying a day ahead, chill the fries, and fry again just before serving. And, if you don’t have a cooking thermometer, heat the oil, then test it by submerging one fry if the fry pops up and floats, the oil is hot enough for cooking.

  • 8 Idaho, russet, or Burbank potatoes, peeled
  • Soybean oil (enough to fill the pan to a depth of 3 inches)
  • 4 (10-ounce) sirloin steaks
  • Sal marina
  • Pimienta negra recién molida

In large, deep pot, heat soybean oil over medium-high heat to 250˚F on deep-fat thermometer. Add potatoes and blanch until soft throughout but not crisp or colored, 4 to 5 minutes. With slotted spoon, remove potatoes from the oil to drain on towel-lined pan. Reserve oil for later use.

Remove used towels, replace with fresh ones, and spread potatoes in single layer, using more lined pans if necessary. Refrigerate at least 1 hour or overnight, ideally 24 hours.

Before serving, heat grill or broiler to maximum temperature. Season steaks well with salt and pepper. Grill or broil steaks until probe thermometer inserted into thickest part of steak registers 125˚F for medium rare. Transfer steaks to serving platter and let stand, loosely covered, for 5 minutes.

While steaks stand, remove potatoes from refrigerator. Heat reserved oil in large, deep pot to 350˚F. Add blanched potatoes and deep-fry until crisp and golden. Remove with a slotted spoon to drain briefly on paper towels. Transfer potatoes to serving bowl and serve with steaks. Para 4 personas.

The ripe fruit of a Sonoma County Merlot or Zinfandel is the perfect counterpoint to these simply grilled steaks recommended Merlot producers include Kendall-Jackson, Longboard and Pride Mountain, and recommended producers for Zinfandel include Greenwood Ridge, DeLoach and Rosenblum.

Tyson Fick has devoted his career to Alaskan salmon. A part-time commercial fisherman and former fishing guide, Fick has served as spokesman for the Alaskan fishing industry for the last five years. He’s caught and eaten more than his share of the five Pacific varieties: king (a k a Chinook), sockeye, coho, pink and chum.

“Salmon is not just salmon,” he says. “They all have slightly different flavors and mouthfeel, so they pair differently with wine. The king and sockeye have a more robust flavor and more Omega-3s than pink, so they can pair well with Pinot Noir.”

Wild Pacific salmon typically has half the total fat of its farm-raised Atlantic counterparts. Fick says most of the wild salmon sold in U.S. supermarkets is sockeye, with its bright red flesh and flaky texture. Fick likes to season his sockeye lightly with spicy Middle Eastern harissa and grill it with care.

  • 4 skin-on sockeye salmon fillets, about 8 ounces each
  • 2 tablespoons harissa paste (available in specialty shops or Middle Eastern groceries)

Rub salmon with harissa. Marinate at room temperature for 45 minutes. Lightly oil grill and heat to 500˚F. Place filets over direct heat, flesh-side down. Turn after 3 minutes, depending on thickness of fillets. Move fillets away from direct heat, and reduce temperature or move coals away. Cook 8 minutes, or until center just turns from red to pink. Use spatula to separate and lift fillets from skin (unless you like crispy skin). Serve on warm plates. Para 4 personas.

Silas 2014 The Pearl Pinot Noir (Willamette Valley) $45, 91 points. A sleek, striking wine with wild-picked berry flavors of cranberry and raspberry, this underwent native yeast fermentation and rested on the lees for nine months. It’s fragrant, balanced and long, with bright fruit still quite fresh and lively. —Paul Gregutt

Courtesy Jenn de la Vega, Showdown: Comfort Food, Chili and BBQ (Page Street Publishing, 2017)

“The idea of this burger mix came from James Beard via another cook named Jeanne Owen. Originally, you grated onion into the meat. I like to use the less intense flavor of shallots with the smoky flavor of paprika. Instead of using burger buns that get soggy halfway through eating them, I took a page from Prune’s Gabrielle Hamilton, who uses English muffins for her burgers. They’re sturdy and toast up well.” —Jenn de la Vega

Total Cooking Time: 1 hour active, 30 minutes passive

  • 2 pounds ground round beef
  • 2 cucharadas de crema espesa
  • 2 small shallots, grated
  • 1 diente de ajo rallado
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 tablespoon unsalted butter, melted
  • 6 slices white cheddar cheese
  • ⅓ cup Meyer Lemon Mayo
  • ⅓ cup Romantic Romesco
  • 6 English muffins
  • 6 slices tomato
  • 6 leaves Boston lettuce
  • Wavy potato chips, optional

Combine the beef, heavy cream, shallot, garlic, salt and paprika. Fold the mixture delicately, careful not to overwork the meat. It is okay if it is studded visibly with shallot. Cover the bowl with plastic wrap and place in the refrigerator for at least an hour.

Using gloved hands, toss the meat one more time and then form 6 evenly-sized patties. Using your thumb, dent each burger with your thumb and then pinch from the center around the edges, as if you’re making a really shallow ash tray.

Prepare a grill with a hot side and a cool side for resting burgers. Grill the burgers for 2 minutes and brush with butter. Flip and grill for 4 minutes, brush with more butter.

Rest the burgers on the cool side of the grill and place a slice of cheese on each one or store them on a sheet pan in the oven. Spread Meyer Lemon Mayo on one half of English muffin and toast on the grill. Assemble like so: bread, a spoonful of Romesco, cheese, burger, tomato, lettuce and bread. Enjoy with a bag of wavy chips those are my favorite to have with burgers. Sirve 6–8.

I love In-N-Out and smashed burgers. There’s something about the increased surface area that yields more crisp potential. Plus it’s really fun to smash something on a hot surface. Makes you feel all-powerful.

Place a cast-iron pan on high heat. Instead of forming a meat mix, form 6 large meatballs. Replace the butter with clarified butter or ghee. It cooks better at high heat and doesn’t burn as much. Beware of flare-ups near the edge of the pan. Turn on your vent this dish will smoke!

Before cooking, brush the pan quickly with butter and then put in the meatball. Smash it down on the hot grill as flat as you can with a spatula or iron press. Cook for 2 minutes and then carefully flip it. Finish in the pan for another 2 minutes. Assemble and devour.

Odfjell 2017 Orzada Made With Organic Grapes Carignan (Maule Valley) $21, 90 points. Ripe blackberry and dark plum aromas are aided by well-applied oak that gives off a note of maple. A high-intensity palate is full of fruit, which allows this to be both tough and lush. Bold flavors of wild berry and dark spices end with smoky notes and a hint of chocolate. Drink through 2023. Foley Family Wines. -Michael Schachner

Recipe courtesy True Food Kitchen, multiple locations

It’s a well known fact that Cabernet Sauvignon is a favorite of the culinary world as it’s unique tannic structure and red- and black-fruit flavors make this wine perfect for pairing with all types of dishes. However, this bold red doesn’t pair with anything quite like it pairs with steak.

Why it works: “A classic style of Cabernet Sauvignon showcases deep, dark cherry fruit with chewy tannins, followed by coffee and chocolate on the finish,” says Regan Jasper, brand sommelier for True Food Kitchen. “It acts as a frame, melding with the earthy, gamey tones of the beef, while the salsa verde freshens up the pairing.”

  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • 2 tablespoons chopped fennel fronds
  • 3 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 3 teaspoons capers, rinsed and chopped
  • ½ cucharadita de pasta de anchoas
  • 2 dientes de ajo picados
  • Pinch of chili flakes
  • ½ teaspoon good quality sea salt, plus extra
  • ¾ cup extra virgin olive oil, plus 2 tablespoons
  • 1½ pounds grass-fed beef flap meat, trimmed and cut into four portions
  • Fresh black pepper

Combine parsley, cilantro, fennel, vinegar, capers, anchovy paste, garlic, chili flakes, salt and ¾ cup of oil in a mixing bowl. Revuelva bien para combinar. Salsa can be made one day ahead. Refrigerate in a covered container.

Season steak with salt and pepper. Gently toss with remaining 2 tablespoons olive oil, coating evenly. Sear on hot grill for 3 minutes. Turn over and cook 1–2 minutes. Using instant-read thermometer, cook to internal temperature of 110°F, about medium-rare. Transfer to serving platter. Drizzle with salsa verde. Para 4 personas.

Vina Robles 2016 Estate Cabernet Sauvignon (Paso Robles) $26, 92 points. This bottling exhibits the richness that’s made Paso Robles famous, yet at a price point that’s great for frequent indulgence. Inky in the glass, the bottling’s lush nose offers concentrated black cherry, caramel, cocoa and coffee. It’s soft and smooth on the palate, where the black-cherry compote flavors are lifted by star anise and clove. Editors’ Choice. —Matt Kettmann

Nicholas Heidemann is a chef, caterer and ­lifelong angler who grew up at a fishing resort in Ontario. He fished and cooked his way around the world as a yacht chef and fishing expedition cook.

Heidemann lives on the shores of Clear Lake, and he caters for both winery and fishing events. While most fishermen use motorboats and spinning gear to catch largemouth bass here, he prefers to sail and use a fly rod.

“They’re just such rough and tough fighting fish, and they’re so much fun to catch,” he says. “I’ve been eating freshwater fish all my life—pike, pickerel, bass and all that. Some people look down on them and say, ‘No, don’t eat that stuff,’ but that’s just [baloney].”

Heidemann says that freshwater bass needs to be cooked right to taste its best. His recipe uses a marinade, lots of herbs, pecans and wood smoke to counter the oiliness and what some call the “muddy” scent of the uncooked fish.

  • 4 tablespoons Champagne vinegar or white wine vinegar
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 2 cucharaditas de rábano picante preparado
  • 1 tablespoon mayonnaise
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 largemouth bass fillets, about 6 ounces each (may substitute branzino)
  • ½ taza de nueces pecanas finamente picadas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 tablespoons fresh minced tarragon
  • 2 tablespoons minced Italian parsley
  • 1 tablespoon minced Meyer lemon zest (or ½ tablespoon each of orange and lemon zest)

Combine vinegar, mustard, horseradish, mayonnaise and olive oil in large bowl. Agrega pescado. Coat well, and let marinate 1 hour. Meanwhile, combine pecans, garlic, herbs and zest in large, shallow baking dish. Shake excess marinade from fish. Dredge fillets in pecan mixture, packing the nuts onto the fish to coat evenly.

Heat grill to 500˚F. Add piece of oak or smoke chips. Once wood is smoking, place oiled wire rack with fine mesh (or oiled cast-iron skillet or griddle) on grill. Add fish in single layer. Close grill lid and cook about 3 minutes. Then turn the grill off and let finish 7 minutes, or until fish tightens and opens up a little (if using charcoal, move to the coolest part of the grill). Using thin-slotted spatula, carefully remove filets. Garnish with lemon wedges and herb sprigs. Para 4 personas.

Greywacke 2018 Sauvignon Blanc (Marlborough) $23, 92 points. This vintage delivers appealing aromas of stone fruit, honeysuckle and wet stone, with only the slightest vegetal tone. There’s a lovely play between the creamy texture and crunchy acidity on the palate, highlighting flavors of orchard fruit, salt and snow pea. It finishes long, with stony minerality. Old Bridge Cellars. —Christina Pickard

Courtesy Richard Hyman, Owner and Executive Chef, Fenix, Lodi, CA

Richard Hyman named his new Lodi restaurant Fenix, a nod to the mythical bird that rises from the ashes. The name pays tribute to Hyman’s own comeback after suffering serious burns at his previous restaurant. At this modern, eclectic eatery marking new beginnings, the chef serves up dishes that are bold and creative, but not fussy. He prepares this steak Argentinian style, with vivid colors and strong flavors.

  • 2 (12-ounce) skirt steaks
  • 1 bunch cilantro, stems removed
  • 1 bunch flat parsley, stems removed
  • ¼ cup chopped fresh oregano leaves
  • ¼ cup chopped sage leaves
  • ¼ cup chopped fresh rosemary leaves
  • 2 shallots, peeled and chopped
  • 12 cloves garlic, chopped
  • Jugo de 2 limones
  • 2 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 1 jalapeño, seeded and chopped
  • 1½ cups good-quality olive oil
  • Sal al gusto
  • Black pepper, to taste

If necessary, peel membrane and trim sinew from skirt steak. Dejar de lado.

Put all other ingredients into blender. Pulse until slightly coarse. Sazone al gusto con sal y pimienta. Place steaks in deep dish. Pour one-third of chimichurri on steaks, and rub into surface. Cover and refrigerate for at least 2 hours, preferably overnight.

Heat charcoal grill. When coals are blazing, grill steaks 4 minutes per side (medium rare). Remove from grill. Spoon chimichurri over steaks and serve. Serves 2

Michael David 2015 Inkblot Petit Verdot (Lodi) $35, 91 points. Intense and lavishly fruity, this wine is ripe and concentrated in flavor, with a rich—almost thick—feel. Tons of blackberry, black cherry and dark chocolate flavors are layered between soft tannins for a luxurious texture and lingering finish. —Jim Gordon

Each entry in Julia Sherman’s Salad for President blog is a collaboration with an artist, musician or other creative person. Their dialogue becomes a springboard for recipes, events and installations. All this will be showcased in a cookbook scheduled for release in 2017. This recipe is a clever salad take on the classic dessert pairing of peach and almond.

“The flavor of peak-season peaches is amplified on the grill,” says Sherman. “Their sugars caramelize and their juices run to make a sweet and tangy marinade for crusty chunks of sourdough.”

  • ¼ de cucharadita de extracto de almendras
  • 2 teaspoons Sherry vinegar
  • 2 teaspoons minced shallot
  • 1 pound small ripe yellow peaches, halved and pitted
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, divididas
  • Salt and freshly ground black pepper, to taste
  • 2 sandwich-sized slices crusty sourdough bread, 1-inch thick
  • 2 tablespoons fresh roughly torn purple basil (can substitute green Genovese basil)

Whisk almond extract, vinegar and shallot in small bowl. Dejar de lado. In another bowl, toss peaches with 1 tablespoon oil, salt and pepper. Drizzle or brush oil on each side of bread slices. Condimentar con sal y pimienta.

On a hot-oiled grill*, arrange bread on outer edges. Place peaches cut-side-down in center. Set aside bowl, retaining liquid. Grill bread for 1 minute on each side, until lightly toasted. Grill peaches until bottoms are caramelized and lightly charred, about 3 minutes. Flip and cook another 3 minutes. Cut toast into 1-inch cubes. Add to peach bowl, along with any crumbs. Slice peach halves into quarters. Add to peach bowl.

Add remaining 1 tablespoon oil to almond-vinegar-shallot mixture slowly, whisking to emulsify. Drizzle dressing over peaches and bread. Let marinate 5–10 minutes.

Season with additional salt and pepper, if desired. Toss lightly with basil, and serve. Sirve 2.

*Bread and peaches can also be broiled in the oven or cooked in a grill pan.

Ca’ del Bosco NV Cuveé Prestige Rosé Brut (Franciacorta) $60, 91 points. Aromas of wild berry, bread dough and crushed aromatic herb carry on to the silky savory palate together with tangerine, pomegranate and peach. Tangy acidity and a foaming mousse provide freshness and finesse. —Kerin O’Keefe


Grillo

Grillo (GREE-lo) is a white wine from the Italian island of Sicily, where it was initially used as the base of the fortified wine Marsala. However, with sweet and fortified wines waning in popularity, some inventive winemakers vinified the grape into a dry style table wine. They discovered grillo was a rare gem that could handle the intense Sicilian heat, but still maintain its bright and zesty edge. (Many white grapes get so ripe in the hot Mediterranean climate that they make a flabby wine without a lot of personality). Grillo is aromatic with floral aromas, soft melon and lemon flavors, and a crisp mineral backbone. Try Donnafugata SurSur Grillo ($23.99, wine.com), Stemmari Grillo ($13.97, winechateau.com), and Ca&apos Lustra di Zanovello Grillo ($15, astorwines.com).

Often in Sicily, grillo is served with the fried rice balls called arancini.


The Best Wine Pairings For Your Favorite BBQ And Grilled Foods

While it may seem natural to grab a can of beer for your summer grilling sesh, but having grilled food with a glass of delish vino instead can easily turn your meal into a gastronomic delight.

Here's a roundup of some of the best wine pairings for popular barbecue and grilled dishes:

    Chardonnay: "For a Chardonnay pairing, I would have to say Roasted Cornish Game Hen or a Pork Tenderloin with a light marmalade glaze," says Tommy Lasorda, former Dodgers manager and owner of Lasorda Wines. The legendary Hall of Famer was introduced to the art of winemaking as a child. "Some of my earliest memories with my father were helping him press grapes and rack wine," says Lasorda. He recommends Lasorda Wines' 2016 Monterey Chardonnay for its lean and crisp style and fresh fruit flavors. Meanwhile, more mature, barrel fermented Chardonnays would go well with grilled shellfish.

Also, don't be afraid to experiment with other wine pairings for summer foods, says Lasorda. "I believe wine pairing should be a fun and enjoyable experience," adds the venerated ex-manager who led the Dodgers to World Series titles in 1981 and 1988.

But if you want to play it safe, you can always follow chef Spike Mendelsohn's thumb rule – "the deeper the BBQ the deeper the wines."


Ver el vídeo: Vinos y Maridajes (Diciembre 2021).