Últimas recetas

Rugelach de frambuesa

Rugelach de frambuesa

Estas bellezas brillantes y agridulces son el complemento perfecto para el típico plato de galletas. Agregar ralladura de naranja y sal a la mermelada comprada en la tienda le da al relleno una dimensión adicional de sabor sin crear mucho alboroto adicional. Además, en lugar de dar forma a cada rugelach individualmente, formamos un tronco y luego lo cortamos en cuñas. Este método no solo es más fácil de ejecutar, sino que también revela más del interior atascado y chiflado.

Ingredientes

  • 2½ tazas de harina para todo uso, y más para espolvorear
  • ½ taza de azúcar granulada, dividida
  • 2 cucharaditas sal kosher, dividida
  • 1 taza de mantequilla fría sin sal, cortada en trozos
  • 8 oz. queso crema, temperatura ambiente
  • 1½ tazas de nueces finamente picadas
  • 1 taza de mermelada de frambuesa o cualquier otro sabor o mermelada
  • ½ taza de frambuesas o fresas liofilizadas
  • 1 huevo grande, batido para mezclar

Preparación de recetas

  • Mezcle la harina, el polvo de hornear, ¼ de taza de azúcar granulada y 1 cucharadita. sal en el tazón de una batidora de pie equipada con un accesorio de paleta a baja velocidad para combinar. Agregue la mantequilla y bata hasta que esté aplanado en trozos del tamaño de una moneda de diez centavos y los ingredientes secos se vean un poco como arena, aproximadamente 2 minutos. Corte el queso crema en 8 a 10 trozos y agréguelos de una vez a la batidora. Batir hasta que la masa comience a agruparse en trozos (pero no tanto como para formar una masa grande) con trozos de mantequilla y un poco de queso crema todavía visibles, aproximadamente 1 minuto más.

  • Coloque la masa sobre una superficie de trabajo y divídala por la mitad. Coloque cada uno en un disco y envuélvalo bien en plástico. Deje enfriar hasta que esté firme, de 30 a 45 minutos.

  • Mientras tanto, mezcle la ralladura de naranja, las nueces, la mermelada y la cucharadita restante. sal en un tazón mediano. Deje el relleno a un lado.

  • Trabajando una a la vez, extienda la masa entre 2 hojas de papel pergamino ligeramente enharinadas, espolvoree con más harina y gire y gire según sea necesario, en óvalos de ⅛ "de grosor de aproximadamente 18x11". Extienda la mitad del relleno sobre cada óvalo, dejando un borde de ½ ". Gire la masa de modo que el lado largo esté más cerca de usted y enrolle en una espiral apretada, usando pergamino para ayudarlo a levantarlo mientras avanza. Si la masa se pega, enfríe 5 minutos antes de continuar Enfríe la masa enrollada hasta que esté firme, por lo menos 60 minutos y hasta 1 día (envuelta en plástico).

  • Coloque las parrillas en los tercios superior e inferior del horno; precalentar a 375 °. Moler finamente las frambuesas en un molinillo de especias o con un mortero. Transferir a un tazón pequeño; mezcle el ¼ de taza restante de azúcar granulada. Unte la parte superior de la masa con huevo. Espolvoree con la mitad de azúcar de bayas y córtelas en gajos de 2 "de ancho en la base y ½" de ancho en la punta. Haga cada corte en diagonal, cambiando de dirección cada vez para que los extremos cortos y anchos se alternen. Divida el rugelach entre 2 bandejas para hornear forradas con papel pergamino. Hornee, girando las bandejas para hornear de arriba hacia abajo y de adelante hacia atrás a la mitad, hasta que estén bien doradas, de 28 a 34 minutos. Deje enfriar en bandejas para hornear, espolvoreando con el azúcar de bayas restante mientras aún está caliente.

  • Adelante: Las galletas se pueden hornear con 5 días de anticipación. Almacenar en un lugar seguro a temperatura ambiente.

Sección de Reseñas Seguí la receta, pero opté por espolvorear las galletas con el azúcar de frambuesa al final después de leer las otras reseñas. Me gustaron, pero no volvería a agregar la sal a la Mermelada / Ralladura, ya que hacía que el relleno fuera demasiado salado y destruyera el brillo del sabor de la fruta. (Puede que no sea lo mismo con todas las mermeladas, pero fue el caso de la mía) Galleta de aspecto impresionante, no demasiado difícil de hacer Algunas sugerencias: como uno de los otros críticos, mi azúcar y frambuesas liofilizadas se quemaron en el horno . Me lo ponía después de salir del horno. Además, encontré que la cantidad de relleno sugerida en la receta no era suficiente; agregué otra 1/2 taza de mermelada. Anónimo San Francisco 24/12/19 Esto resultó más que fantástico. Estaba realmente nervioso porque leí todas las críticas tibias y no horneo a menudo. No pude encontrar frutas liofilizadas, así que omití la capa de azúcar y solo lavé los huevos y tenían un hermoso color dorado oscuro. Para el segundo lote, experimenté con coco rallado en el relleno y coco espolvoreado encima (lo agregué unos 5 minutos antes de que terminara la cocción para evitar que se quemara) y se veía muy bien. No pude saborear tanto el coco, pero también estaba tratando de usar un poco de coco sobrante. También puse limón en el relleno y naranja porque lo quería más sabroso que dulce. Todos los que comieron estos quedaron increíblemente impresionados y yo muy contento. La receta es mucho trabajo y no rinde tantas piezas, pero para una ocasión especial (las hice para el cumpleaños de mi suegro), es un proyecto agradable y satisfactorio.AnónimoToronto, Canadá 17/12/19 Estoy caliente y frío en este. Lo he hecho un par de veces, siempre tratando de que se parezcan a la imagen. Son mucho trabajo, pero el relleno es REALMENTE bueno y las chispas de azúcar de frambuesa son bonitas. Dicho esto, creo que la foto de ejemplo es muy poco realista. No sé cómo todos los demás en las reseñas parecían hornearlos tan perfectamente. Se convierten en bultos planos marrones y a menudo se caen. Además, si pones el azúcar mientras se hornea (incluso solo 3 minutos antes de sacarlas del horno) ¡¡¡el azúcar y las frambuesas se queman !!! Es tan triste. Finalmente, el tamaño que sugieren (2 pulgadas de un lado y 0,5 pulgadas del otro) es ridículo e incluso difícil de caber en la boca. La mejor comida para llevar podría ser el relleno simple, tal vez usarlo con una galleta más fácil. Acabo de ver esta receta y aún no la he hecho, pero parece interesante. Me gusta la idea. Sin embargo, soy la reina de Rugelach aquí en Charleston. Aunque es una hazaña fácil en el sur. Encontré una gran receta en Epicurious. El mejor de todas las investigaciones que he hecho y lo usaré e incorporaré con esto. Señoras. Cualquiera que esté leyendo esto, ¡tome nota! Para su masa, son 2 tazas de queso crema y 2 barras de mantequilla sin sal y 1/2 cucharadita. Sal. Temperatura ambiente. ¡Usa una paleta y bátelo hasta que quede suave! Eso es. Dale palmaditas en un cuadrado de 7 x 7. Envuélvalo en film transparente y guárdelo en el frigorífico durante 24 horas. La masa debe reposar durante al menos 24 horas. ¡Incluso puede descansar más! También puedes dividirlo en 4 partes iguales. ¡Luego extiendes cada pieza en un rectángulo de 8x12 ”! Cuando enrolle su primera pieza, colóquela en una bandeja para hornear galletas y colóquela en el refrigerador. Coloque papel de pergamino encima y extienda la segunda pieza. De masa y así sucesivamente. Entonces saca tu primer PC. No lo hagas y me refiero a que no mezcles la mermelada con las nueces. Extienda su mermelada en el rectángulo. Puedes mezclar tu entusiasmo en tu mermelada. Luego, espolvorearía tus nueces finamente picadas sobre él. Ahora, si quieres, puedes agregarle unas pasas doradas picadas. Ahora me pregunto si podríamos tomar un poco de esas frambuesas trituradas con azúcar y espolvorearlas sobre las nueces. Luego, cuando termine, enrolle el rectángulo como un rollo de gelatina. Luego pincela con la yema de huevo y espolvorea con la mezcla de azúcar de frambuesa. Debes tener 4 rollos largos en una bandeja para hornear galletas. ¡Entonces ponga el CONGELADOR! Debería tomar unos 15 minutos para que los rollos se endurezcan lo suficiente como para que usted pueda cortarlos. Y simplemente corte 3/4 del camino. Cuando hago mi Rugelach habitual, a 350 grados, me lleva unos 55 minutos. Pero todos los hornos son diferentes. Estarás por tu cuenta. Pero no tienes que hacer los triángulos. De esta manera sale mucho mejor. Lynn Ross Charleston, SC12 / 02/19 Estos salieron muy bien. No tuve problemas con la receta y se veían como en la foto. Un giro tan inteligente en Rugelach con el corte diagonal y la cobertura de azúcar de frambuesa brillante y contundente. La masa es tierna y deliciosa y la ralladura de naranja resalta la Navidad. Sin embargo, el relleno podría tener un sabor más atrevido. Fue bastante suave, tal vez la próxima vez use mermelada casera o agregue un poco de frambuesa liofilizada en el relleno. Tampoco estoy seguro del propósito de espolvorear la parte superior antes de hornear solo para que se dore tanto. ¿Por qué no hacer todo después de hornear? ¿Hace que el polvo post-horneado se adhiera mejor? Independientemente, definitivamente los haré de nuevo.AnónimoLos Ángeles11 / 04 / 19Quiero comenzar diciendo que no seguí exactamente la receta, así que aquí están mis modificaciones. Siempre que pruebo una receta nueva, preparo la mitad, por si no resultan. Luego me gustaría agregar que no necesita ningún equipo sofisticado para esta receta. Hice la masa a mano, como si se hiciera la masa de un pastel, y trituré las frambuesas con el dorso de una taza medidora. Hice mis mitades de masa en dos troncos, por lo que una cuarta parte del tamaño original para poder hacer uno con nueces y el otro sin. Si dejas que la ralladura se asiente en la mermelada mientras la masa se llena, la mermelada adquiere más sabor a naranja. Enfríé la masa antes de enrollarla y después de cortarla. Aunque algunos de ellos se cayeron, descubrí que los que tenían nueces todavía se veían bien, sin daños. En general, saben muy bien, pero si prefieres las imágenes, dejaría las nueces. Recuerda, a menos que estés batiendo mantequilla para hacer galletas o glaseado, generalmente puedes salirte con la tuya sin usar ningún aparato elegante. No tengo problema con esta receta. El producto final se veía exactamente como en la imagen. Creo que la clave del éxito es la refrigeración. Refrigere la masa durante 1 hora antes de extenderla. Era imposible enrollarlo en un óvalo ya que seguía agrietándose en los bordes. Así que corté piezas continuamente y las pegué sobre las roturas con agua y volví a enrollar esos puntos. Finalmente tuve un rectángulo del tamaño apropiado. Luego refigere la masa enrollada durante una hora más. Luego quedó lo suficientemente firme como para esparcir el relleno sin dañarlo. Después de llenarlo y enrollarlo, refrigeré la masa enrollada durante 2 horas. El resultado final fue muy bueno. Le di cuatro estrellas porque creo que esta receta se puede mejorar. La próxima vez agregaré un poco de canela y quizás pasas picadas.Michael SilversteinMontreal02 / 15 / 19No tuve ningún problema con las nueces, la clave es picarlas finamente. Tengo que hacer el mío GF, olvidé agregar goma xantana, por lo que el formulario no estaba allí y no tuve acceso a la fruta liofilizada. así que los míos tenían un sabor bastante suave. Miré otras recetas tradicionales y probaré una de ellas para comparar. Debido a que no tenía mantequilla sin sal, solo agregué 1 cucharadita de sal y estaban bien, nada salados.besusanCentral Wisconsin21 / 21 / 19Receta intrigante que seguí con bastante exactitud. Demasiado salado y la masa demasiado blanda. Córtelos a menos de 2 "y se cayeron. Aparte de la sal, sabían bien pero se ven muy poco profesionales. Usaré una receta diferente la próxima vez, aunque podría incorporar el azúcar de fresa en la parte superior. AnónimoBoynton Beach, FL01 / 17 / 19I hice un lote doble de estos y resultaron realmente bien. Al igual que en otras revisiones, tuve problemas para esparcir el relleno. Al principio intenté usar un tenedor para esparcir las nueces y finalmente agregué mermelada adicional. También me gusta la idea de esparcir el relleno. mermelada sola y espolvoreando las nueces. Estuve de acuerdo con trabajar para esparcir el relleno si eso significaba que no estarían demasiado llenos y supuraron. También refrigeré la masa cortada durante 5-10 minutos antes de hornear porque estaba nerviosa porque el el relleno rezumaba. Esto parecía efectivo ya que no tenía filtraciones. Estoy confundido por la queja candente en otras reseñas. La receta le indica que reserve la mitad de la mezcla de azúcar y bayas y espolvoree encima justo después de hornear. el horno el mío no parece la imagen y la mezcla de azúcar y frambuesa se horneó con un color profundo (aunque no sabían a quemado en absoluto). Cuando agregué la mezcla reservada, las galletas se veían muy similares a la imagen (sin estilo de comida profesional ni photoshop, por supuesto). Antes de hacer estos, estaba seguro de que no valdría la pena el esfuerzo, pero estaba realmente satisfecho con la descamación y el intenso sabor a frambuesa / naranja / nuez. Un regalo tan festivo y delicioso para las fiestas que definitivamente volveré a hacer ¡Los hice hace unos días y salieron fabulosos! Se los di como regalo de Navidad como parte de una bolsa de galletas y eran los favoritos de todos. Seguí prácticamente la receta; no estaba seguro de poder extender la masa 18 ”x 11”, pero pude extender el relleno como estaba escrito. Me encanta la idea de enrollar la masa entre papel pergamino; lo hizo mucho más fácil que enrollar en mi encimera (hizo que las galletas de chocolate Tahini Linzer y la masa se pegaran al mostrador sin importar cuánto espolvoreé). Refrigerado un día más (ya que se me acabó el tiempo para hacer una pizca de otras galletas, pero no pareció cambiar nada). Primero dividí el tiempo de horneado de 10 a 12 minutos, luego giré / cambié las bandejas y luego horneé otros 10 minutos y salieron recién hechos con un bonito borde dorado. El azúcar de baya se puso marrón, así que espolvoreé más de la mezcla de azúcar / frutas después de sacarlas del horno para que tuviera un bonito color rosa ... y también espolvoreé un toque de azúcar en polvo para darle un toque mirada tocada por la nieve. ¡Definitivamente se agregará a mi lista anual de cookies y lo volveré a hacer! ¡Me encantan! ZenbladerColorado 29/12/18 Quedaron bastante bien y tenían un sabor maravilloso. Algunos se separaron y se abrieron, pero en su mayor parte, salieron bastante bien. Tuve suficiente relleno; solo se necesitó un poco de paciencia para difundirlo. Y, como se recomendó, recorté a masa y moví las piezas (usé un poco de agua para que se adhirieran) para formar un rectángulo (¿cómo se enrolla un rectángulo?). Puse el horno solo un par de grados bajo y los observé muy de cerca hacia el final del tiempo mínimo de cocción. Tan pronto como estuvieron dorados, los saqué y espolvoreé con el azúcar extra. Se parecían bastante a la foto. Debido a que algunos se dividen, le doy 4 estrellas, pero voy a hacer algunos más para los regalos (y comerme los que se rompen, ¡todos ganan!). Hice el mío en rectángulos y aumenté la mermelada en el receta. Otros críticos mencionaron que las frambuesas en la parte superior se quemaron, así que mezclé azúcar de lijado rojo en lugar de granulado, lo que mantuvo el bonito color rojo. Estoy de acuerdo con un revisor anterior; la masa debe separarse en tres leños. Después de 30 minutos a la temperatura requerida (yo uso un termómetro de horno, por lo que era exacto), el primer lote se quemó por fuera y crudo por el medio. Además, el rugelach se cayó, no estoy seguro de cómo mantenerlos en pie. Mañana intentaré bajar la temperatura con un rugelach más diluido para reducir con suerte la quema. Hice estos dos veces hasta ahora. La primera vez exactamente a la receta y la segunda con un par de ajustes. Aumenté ligeramente el relleno de mermelada, un poco más de mermelada y nueces, y procesé las nueces para obtener una tajada más fina. También agregué un chorrito de jugo de naranja fresco de la naranja rallada para ayudar a diluirla. Estoy de acuerdo en que una forma de rectángulo tiene sentido, pero usé los extremos del enfoque ovalado para parchear como enrollado. Enfriar la masa es fundamental. Absolutamente delicioso y maravilloso con mi café de la mañana ¡Receta brillante! Sí, enrolle en un rectángulo para facilitar el enrollado, pero el resto de la receta es perfecto. No entiendo cómo otros no terminaron con azúcar rosa, se derrumbaron (recuerde enfriar antes de hornear) u otros problemas mencionados. Los míos eran perfectos y coincidían con la foto de la portada. Me decepciona decir que estos no se parecieron en nada a la hermosa foto; tengo curiosidad por saber cómo consiguieron que su azúcar de baya en la parte superior se mantuviera rosada. Como comentaron otros, recomendaría hacer un RECTÁNGULO de masa, usar más mermelada en la mezcla de relleno (para hacer más y hacerla más untable) y observar de cerca mientras se cocinan. Podría intentarlo de nuevo, haciendo rollos más pequeños de masa y esperando para esparcir el polvo de las bayas hasta el final de su tiempo de cocción. Anónimo California 20/12/18 ¡Un desastre! Soy un panadero experimentado, pero estas galletas fueron un completo fracaso. No tuve ningún problema con el relleno o la masa. Refrigere los troncos durante la noche. Incluso con una base de 2 pulgadas, las galletas se derrumbaron en el horno. El azúcar de frambuesa se doraba, por lo que incluso si no se hubieran derrumbado, no harían el plato de postre. He estado elaborando galletas complicadas toda la semana, por lo que la temperatura del horno no es el problema. Qué pérdida de tiempo ¡Excelentes galletas! Difícil de hacer bien al primer intento. Las bayas liofilizadas las convierten en una adición sorprendente a todas las latas de galletas que estoy enviando por correo. Horneé a 350 y eso dejó que la masa se solidificara un poco mejor. Las galletas delgadas se volcaron y las grasas no estaban del todo cocidas. La mezcla de mermelada era difícil de untar, así que usé mis dedos para empujarla sin romper la masa. ¡Un poco menos que suficiente, así que hice el último tronco con mermelada de rosas de fresa y eso fue un éxito! Haga tres troncos de RECTÁNGULOS de 9 x 16 pulgadas para una galleta un poco más pequeña que se cocina mejor. Hice esto exactamente como está escrito, excepto que no enrolle el masa entre el papel de pergamino. El rodillo se resbaló dos veces, así que rápidamente me deshice del papel y usé un poco de harina en su lugar. Creo que conseguir que la masa tenga la consistencia adecuada en primer lugar puede ser difícil. Después de mezclar un poco, revisé la masa y pellizqué trozos gigantes de mantequilla para no trabajar demasiado la harina con la paleta. Esparcí la mezcla de relleno por todas partes y luego la esparcí suavemente con una espátula de goma. Realmente no presté atención al tiempo de refrigeración y enfríe los troncos hasta que estuvieron firmes. No tuve ningún problema en cortarlos. He hecho un montón de galletas esta temporada y estas son algunas de mis favoritas hasta ahora. Todos los demás también los aman.Anónimo Burien, WA12 / 17 / 18Como panadero muy experimentado que leyó todos los comentarios anteriores, diré que esta receta es un DESASTRE. La masa se derrumba cuando se corta en rodajas más pequeñas y se vuelca cuando se corta en trozos más grandes. ¡Sí, lo he refrigerado correctamente! Cortar en diagonal hizo que las áreas estrechas se hornearan demasiado y las áreas más gruesas no se hornearan demasiado. Añadiendo más tiempo quemó la cobertura de azúcar de frambuesa. Además, el relleno tiene demasiada naranja y poco sabor. Evite esta receta Una cucharadita de sal en el relleno es MUY demasiado. Los arruinó para mí. Salado / dulce es excelente en algunas recetas, pero no en esta. No volveré a hacer estos como se indica. Las instrucciones para los óvalos y los troncos superlargos también los hacen más difíciles de ensamblar. El rendimiento fue mucho mayor que en la receta. Tuve dos problemas. El relleno fue difícil de esparcir uniformemente. Intentaré esparcir la mermelada y luego espolvorear nueces molidas sobre la mermelada, como sugirió un crítico. También agregué más mermelada. La mermelada se filtró al hornear, lo que hizo que la apariencia de la galleta no fuera tan maravillosa. Enrolle la masa en rectángulos de 18 x 11, lo que hizo que fuera más fácil de enrollar. Envolvió los rollos en papel pergamino y los guardó en una bandeja para hornear galletas en la nevera. El sabor es excelente pero se ven hogareñas. . Sabor sabio super bien. Hice un poco más de relleno (usé 10 oz de fruta para untar frente a 8 oz) y sentí que había mucho relleno. Si hubiera más, realmente se habría estropeado por todas partes, el tiempo de enfriamiento es esencial para asegurarse de que no se rompa ni se rompa la masa. Cocido durante 28 minutos. Lo único que me fastidia es que el mío no se parecía en nada a la imagen. Se aplanaron un poco y la parte superior se doró, quitando toda la bonita cobertura rosa. También me di cuenta de que olvidé rotar las bandejas para hornear. Y también me pregunto si era necesario extender más mi masa. Entonces, tal vez esto marcaría la diferencia. Son tan sabrosos que me pregunto si experimento un poco más si puedo hacer que se vean mejor. Tomando cualquier sugerencia Anónimo Portland, OR 12/10/18 Me resultaron perfectos, aunque eran más grandes de lo que había anticipado. Hice dos ajustes menores. (1) Definitivamente necesita duplicar la cantidad de relleno que hace. (2) Además, alguien de abajo se quejó de que dar forma a la masa en óvalos da como resultado galletas desiguales; yo estoy de acuerdo, y en su lugar hice rectángulos. Aquí hay un consejo para extender la masa: me resulta muy difícil enrollar la masa entre pergaminos porque el la capa inferior simplemente se desliza alrededor. La solución es rociar un poco de aceite en aerosol en la encimera (debajo de la capa inferior de pergamino) para agregar algo de fricción.

Rugelach de frambuesa

Esta mañana miré por la ventana y decidí que hoy es una taza de té como un día. El cielo es de un gris feo y cuelga inquietantemente bajo, el Gabe no se siente bien y es posible que me haya comido uno de esos bollos pegajosos de ayer. Y lo peor de todo esto es que tengo que salir de casa y hacer recados. Pero como estoy haciendo recados, y todo buen panadero sabe que solo bebes té con dulces, puedo recoger una o dos cosas que pueda necesitar para el rugelach de frambuesa y luego fingir que tengo tiempo para sentarme y beber un taza entera de té mientras todavía está caliente.

Rugelach de frambuesa

1. Batir la mantequilla y el queso crema juntos

2. Mezclar más ingredientes, enrollar, envolver, aplanar (un poco)

4. Estire la masa a aproximadamente 9 pulgadas

6. Cortar en cuartos, luego cada cuarto en tercios y enrollar

hasta que tenga muchos de estos (¡48 para ser exactos!)

7. Unte con huevo batido y espolvoree con canela y azúcar.

Darse un capricho & # 8230they & # 8217re little & # 8230so you only have to count the other one (or two)

Rugelach de frambuesa

(personalizado de Ina Garten & # 8217s receta que se encuentra aquí: http://www.foodnetwork.com/recipes/ina-garten/rugelach-recipe/index.html)

8 onzas de queso crema, a temperatura ambiente

1/2 libra de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente

1/4 taza de azúcar más 9 cucharadas, cantidad dividida

1 cucharadita de extracto de vainilla

1/4 de azúcar morena, ligeramente empaquetada

1 1/2 cucharaditas de canela molida, cantidad dividida

1 taza de nueces finamente picadas

1/2 taza de mermelada de frambuesa sin semillas

1 huevo batido con 1 cucharada de leche, para huevo batido

1. Batir el queso crema y la mantequilla en un tazón grande para mezclar (o una batidora de pie equipada con un accesorio de paleta) hasta que esté suave (al menos 3-5 minutos)

2. Agregue 1/4 taza de azúcar, sal y vainilla. Con la batidora a velocidad baja, agregue la harina y mezcle hasta que esté combinado. Vierta la masa sobre una superficie bien enharinada y forme una bola. Corta la bola en 4 cuartos y envuélvelos firmemente en una envoltura de plástico, aplanándolos ligeramente. Refrigere por 1 hora.

3. Para hacer el relleno, combine 6 cucharadas de azúcar, azúcar morena, 1/2 cucharadita de canela, grosellas y nueces en un tazón pequeño. Dejar de lado.

4. En una superficie bien enharinada, enrolle cada bola de masa en un círculo de 9 pulgadas. Me resulta más fácil extenderlo con un trozo de envoltura de plástico encima de la masa para evitar que el rodillo se pegue. También recorto los bordes de la masa después de que se haya extendido para hacer un círculo más bonito y redondo (pero eso es solo el ocd en mí hablando).

5. (Para cada círculo) Extienda 2 cucharadas de mermelada en la superficie y espolvoree con 1/2 taza del relleno. Presione el relleno ligeramente en el círculo.

6. Corta el círculo en 12 cuñas iguales, cortando todo el círculo en cuartos y cada cuarto en tercios. Comenzando por el borde ancho, enrolle cada cuña. Coloque las galletas, con los puntos metidos debajo, en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino. Deje enfriar durante 30 minutos. nota: mantenga un paño húmedo cerca de su área de trabajo para limpiar el cuchillo con frecuencia, ya que se pone bastante pegajoso con todo el atasco.

Mientras se refrigeran, precalienta el horno a 350 grados.

7. Unte cada galleta con huevo batido. Combine 3 cucharadas de azúcar con 1 cucharadita de canela y espolvoree sobre las galletas.

8. Hornee por 15 a 20 minutos, o hasta que esté ligeramente dorado. Retirar a una rejilla y dejar enfriar.

Ahora, llevaré esos y mi taza de té caliente a mi sofá, para los propósitos de este blog, fingiremos que mi sofá (y la sala de estar) se ve así

(He tenido esta imagen guardada en mi computadora durante bastante tiempo, me disculpo, no puedo recordar de dónde es, así que si es tuya, gracias, me gustaría visitarla)


  • 2 tazas de harina para todo uso
  • ⅛ cucharadita de sal
  • 14 cucharadas de mantequilla, cortada en trozos
  • 1 taza de requesón pequeño, escurrido
  • ½ taza de azúcar blanca
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ¼ taza de fruta untable de frambuesa
  • 1 taza de nueces picadas

Coloque la harina, la sal y la mantequilla en un procesador de alimentos. Procese hasta que la mezcla se asemeje a migas gruesas, luego agregue el requesón. Continúe procesando hasta que la masa se una. Divida la masa en cuatro porciones iguales y envuélvalas en plástico. Refrigere por al menos 4 horas.

Precaliente un horno a 400 grados F (200 grados C). Cubra una bandeja para hornear con papel de aluminio.

Combine el azúcar y la canela en un bol. Extienda cada porción de masa sobre una superficie enharinada hasta formar un círculo de 1/8 de pulgada de grosor. Unte 1 cucharada de fruta untable de frambuesa, luego espolvoree con la mezcla de azúcar y 1/4 taza de nueces en cada círculo. Presione suavemente el relleno en la masa con un rodillo. Corta cada círculo en 16 gajos. Enrolle cada cuña, comenzando por el extremo ancho Coloque la galleta con la punta hacia abajo en la bandeja para hornear preparada.

Hornee en el horno precalentado hasta que esté dorado, de 15 a 20 minutos. Deje enfriar en los moldes durante 10 minutos antes de retirar para enfriar completamente sobre una rejilla de alambre.


Rugelach de chocolate y frambuesa

Tiempo de preparación: Aproximadamente 1 1/2 horas (más al menos 2 horas para enfriar la masa Tiempo de horneado: 20-25 minutos

Ingredientes

  • 2 barras de mantequilla sin sal, temperatura ambiente
  • 8 onzas de queso crema en ladrillo, temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 tazas de harina para todo uso sin blanquear
  • 2/3 taza de mermelada de frambuesa sin semillas (a menos que prefiera las semillas)
  • 2/3 taza de azúcar
  • 1 cucharada de canela
  • 3-4 cucharadas de nueces, tostadas y finamente picadas (también puede usar nueces o almendras)
  • 1/2 taza de chocolate agridulce (3 oz), finamente picado o mini chispas de chocolate

La receta

1. Para hacer la masa: Batir la mantequilla y el queso crema en el tazón grande de una batidora eléctrica hasta que la mezcla esté suave y esponjosa. En un recipiente aparte, mezcle la harina y la sal y luego vierta en la mezcla de mantequilla / queso crema. Batir a velocidad baja hasta que la harina sea apenas visible. Convierta la masa en un trozo de envoltura de plástico, aplánela en un disco grande y envuélvala bien en el plástico. Enfríe durante al menos 2 horas y hasta 3 días.

2. Mientras la masa se enfría, forre 3 bandejas para hornear con pergamino y reserve. Calentar la mermelada en una cacerola pequeña para soltarla un poco y untarla más fácilmente. Dejar de lado. En 4 tazones pequeños separados, prepare sus rellenos. Mezcle el azúcar y la canela en un tazón, las nueces en otro, el chocolate en otro y la yema de huevo batida en el cuarto.

3. Divida la masa en tercios y coloque uno de ellos en una encimera o tabla bien enharinada y devuelva los demás al frigorífico hasta que esté listo para extenderlos. Con un rodillo de amasar bien enharinado, extienda la masa hasta formar una especie de círculo delgado grande de aproximadamente 30 cm (30 cm) de diámetro.

4. Extienda 2-3 cucharadas de mermelada caliente sobre toda la superficie de la masa. Luego espolvorea 3 cucharadas de canela y azúcar por todas partes. Espolvoree 2 cucharadas de chocolate y 1 cucharada de nueces. Para asegurarse de que los rellenos permanezcan adheridos a la masa, presione ligeramente sobre todo con un trozo de papel encerado (excepto los dos trozos restantes). Con un cortador de pizza o un cuchillo afilado, primero corte la masa por la mitad y luego en cuartos. Ahora corta cada cuarto en 4 triángulos. Enrolle cada triángulo desde el exterior hacia el medio, manteniendo el rollo apretado. Transfiera los trozos enrollados a una bandeja para hornear preparada, tratando de mantener los extremos puntiagudos de las galletas en la parte inferior, y sepárelos al menos 1 pulgada de distancia. Coloca toda la bandeja en el congelador durante 15 minutos.

5. Precaliente el horno a 350ºF y repita los Pasos 3 y 4 con las dos piezas restantes de masa, asegurándose de colocarlas en el congelador para que se enfríen antes de hornear.

6. Sacar la primera bandeja del congelador, untar la rugelach con el huevo batido y espolvorear con el azúcar turbinado. Hornee por 20-25 minutos hasta que estén dorados e hinchados. Asegúrese de transferir el rugelach de la bandeja para hornear mientras aún esté caliente o puede ser difícil transferirlo una vez que la mermelada que se filtra de las galletas se endurezca. Deje enfriar las galletas antes de servir.

7. Mantener Rugelach en un recipiente hermético durante varios días a temperatura ambiente.

Nota: Receta adaptada de El libro de cocina de Smitten Kitchen por Deb Perelman. Realmente no cambié mucho, excepto para aumentar un poco las nueces picadas. ¡Son bastante perfectos tal como son!


El mejor rugelach

No estoy seguro de que entiendas lo que es un Rugelach. La única forma en que puedo describir esta cookie es que son un MOMENTO AHHHHHH esperando a que suceda. Esta es mi receta favorita de Rugelach. Es una adaptación de @inagarten y es fácil de hacer, aunque requiere mucho tiempo. Ésa no es la forma en que suelo usar las recetas porque tengo un problema de adolescencia. NO ME GUSTA ESPERAR.

Hoy estoy actualizando esta publicación porque sentí la necesidad de hacerlo. ¿Por qué? Bueno, porque realmente puedes usar esto como una receta base con tantos rellenos diferentes. Hoy, sustituí la mermelada de albaricoque por mermelada de frambuesa en la receta original y omití las chispas de chocolate. Ahora, sé que omitir el chocolate en cualquier cosa es un gran error y voy a ser castigado por hacerlo, sin embargo, estos rugelach de frambuesa demostraron ser tan deliciosos sin la adición de chips.

Estoy guardando un par de fotos originales aquí solo para mostrarles cómo se ven las de albaricoque / chocolate. Estos son definitivamente los clásicos y mis chicos están seriamente obsesionados con ellos.

Analicemos también el hecho de que yo no soy perfecto Y soy un asco en matemáticas. Cuando vi esta receta por primera vez, pensé que simplemente dividiría la masa con mi cortador de pizza y produciría automáticamente 12 piezas triangulares iguales. ¿Correcto? INCORRECTO. Corté mi círculo redondo por el centro. Luego lo corto de nuevo por la mitad. Lo siguiente que supe fue que tenía 16 piezas en lugar de 12. ¿QUÉ? Hay dos razones para esto & # 8230.

Si terminas con 16 piezas, tendrás un rugelach muy pequeño. No hay nada malo en esto. Se comen igual de rápido y puedes convencerte de que dos de estos tienen el mismo tamaño que uno grande. Tiene sentido para mi. ¿Qué tal & # 8217 tú?

Otra cosa. Debido a que está haciendo una masa base de queso crema & # 8230 .. habrá & # 8220 tiempo de enfriamiento & # 8221. Dicen que & # 8220 las cosas buenas les llegan a los que esperan & # 8221 y esta es una de esas cosas buenas por las que & # 8217 vale la pena esperar.

Pruébelos y dígame que no ha ido directamente al cielo de las galletas. Realmente son amor al primer bocado.


Rugelach de frambuesa dulce

Estas deliciosas y clásicas galletas enrolladas tienen una rica corteza de queso crema y mantequilla y están rellenas con azúcar de canela y mermelada de frambuesa (también puede agregar mini chispas de chocolate para un paquete extra de bondad). Duplique la receta: ¡un lote nunca es suficiente!

Ingredientes

Para la masa

  • 2 tazas de harina
  • 2 tbps. azúcar
  • 1/4 cucharadita Sal kosher
  • 2 barras de mantequilla sin sal, fría, cortada en trozos de 1/2 pulgada
  • 6 onzas. queso crema, frío, cortado en trozos de 1/2 pulgada

Para el llenado

  • 1/2 taza de azúcar mezclada con 1 cucharadita. de canela molida
  • 12 cucharadas de mermelada de frambuesa o conservas Yo uso la mermelada de frambuesa kosher de Shwartz
  • 8 cucharadas mini chips de chocolate semidulce (opcional)
  • 1/3 taza de crema batida

Instrucciones

Para la masa

Licue los primeros 3 ingredientes en un procesador de alimentos. Agregue la mantequilla y el queso crema y córtelos usando turnos de encendido / apagado hasta que la masa comience a formar grumos. Junta la masa en una bola. Dividir la masa en 4 partes iguales y aplanar en discos.

Envuelva cada disco en plástico y refrigere por 2 horas. Se puede preparar con 2 días de anticipación. Manténgase refrigerado. Deje que se ablande un poco a temperatura ambiente antes de extenderlo.

Para el relleno y para hacer el Rugelach

Forre bandejas para hornear grandes con papel pergamino. Probablemente necesitará dos 2 hojas. Mezcle el azúcar y la canela en un tazón pequeño. Estire 1 disco de masa sobre una superficie enharinada hasta formar una ronda de 9 pulgadas. Kee

Unte 3 cucharadas de confitura de frambuesa sobre la masa, dejando un borde de 1 pulgada. Espolvoree con 2 cucharadas de mezcla de azúcar y canela y 2 cucharadas. de chispas de chocolate (si las usa). Presione el relleno firmemente para que se adhiera a la masa.

Corta la masa en 8 porciones iguales, como si estuvieras cortando una pizza. Comenzando por el extremo ancho de cada cuña, enrolle bien. Arrange cookies, tip side down, on prepared baking sheet, spacing 1 1/2 inches apart and bending slightly to form crescents. Repeat the process with the remaining dough disks, preserves, cinnamon sugar mixture and chocolate chips (if using them).

Place baking sheets in freezer for 30 minutes to allow cookies to chill and firm.

Position rack in center of oven and preheat to 375°F. Brush cookies lightly with whipping cream. Bake frozen/cold cookies until golden brown, about 40 minutes. Transfiera las galletas a las rejillas y déjelas enfriar por completo. (Can be made ahead. Store in airtight container at room temperature up to 1 week or freeze up to 1 month.)

As for me, I’m a raspberry or chocolate and cherry rugelach kind of girl, and I have a lot of experience making these (some not so good, as when I torched my first batch because I didn’t use parchment paper because I didn’t have any, and let’s just say they burned to very non-appetizing crisp). So, lesson one when it comes to making rugelach: parchment paper is your best friend! If you don’t have parchment paper, wait until you do before going to all the effort of making these cookies. You need the parchment to catch the preserves and jam that will ooze from the rugelach during the baking process and to help the cookies crisp, but not burn on the bottom. Don’t bother making them without your trusty parchment. Aluminum foil, wax paper or a Silpat will not do and don’t handle the heat as well.

As for the fillings, you can use just about anything you like and add things as you go: cinnamon, cinnamon sugar, chopped nuts, raisins, dried cherries or cranberries, chopped dried apricots, etc., along with your favorite preserves or jam. For this recipe, I’m using raspberry jam. While I typically don’t recommend brands (this post is not being endorsed or sponsored in any way), I’m using Shwartz’s (kosher) raspberry jam. I love the taste and smell of this spread–it’s exactly like the filling in the jelly doughnuts of my childhood, so I have a particular fondness for it, but you can you use ANY brand you like.


Unfussy rugelach

The single most frequently asked (possibly rhetorical but I’ve never let that stop me before) question in regards to the sweet recipes on this site is “How do you not eat all of these?” And I finally have an answer: They’re not rugelach. I love chocolate cake with chocolate frosting, I think snickerdoodles are wildly underrated, but rugelach — those impossibly flaky Central European crescent cookies — are the single item in the category of foods that are just not allowed to be here ever, because there’s something about the glorious harmony of it all (the salty cheese, the tart jam, the cinnamon aroma, the crunch, and if you love your people, the chocolate, gaaah) that it will not be safe with me. Or I will not be safe with it. Which is unfortunate, because I have an avalanche of rugelach in my apartment right now.


Previously, the only things that prohibited me from an all-rugelach diet were the fact that: they are Nunca as good from a bakery, even a great one, as they are homemade and that they’re pretty tedious to make. Butter and cream cheese must be softened, which takes forever in the winter. The dough has to be beaten with a mixer, then chilled, then rolled out, one-quarter at a time, then spread with jam and nuts and dried fruit and, because you love your friends, chocolate and then cut into 16 wedges and each rolled individually then arranged on a baking sheet, brushed with egg or cream wash, sprinkled with more sugar, baked and cooled then repeated three more times with the remaining dough and even I don’t love them enough to do that more than once a year.

This year I set out to prove that they could be made with much less work and much less tedium, and unfortunately (for me, send help) succeeded. Because you don’t obsess over these pastry wonders as much as I do without picking up a few things along the way, first, let me throw down some bossy Rugelach Knowledge:

    1. There’s only one cream cheese dough recipe. We may say you love Ina’s or Martha’s or Maida’s or Rose Levy’s (I do too) but they are all formulaically the same: 1/2 pound butter, 1/2 pound cream cheese, just shy of 1/2 pound flour (2 cups) and a little bit of salt. There are versions that use other kinds of tangy dairy — farmer’s, quark, and even sour cream — but the proportions are the same. Trust it it’s perfect.
    2. Many people add sugar to the dough. You should not. The beauty of rugelach is in the contrast between the faintly salty dough and the sweet, nutty, aromatic and lightly tart fillings. Don’t even try to argue with me over this.
    3. All rugelach worth eating leak because the ones that don’t are scant on fillings and that is unacceptable. Shrug off the mess and focus on all the good stuff that stayed inside.

    Plus, the two new ones I learned this week:

    1. If you have a food processor, you can make rugleach dough in under 60 seconds. You don’t even need to warm the ingredients up first. [Imagine the praise-hands emoji inserted here.]
    2. Rugelach don’t need to be rolled into painstaking crescents to be amazing. I often seem them at bakeries in little sliced logs they’re easier to make, just as delicious, and pack up more neatly in cookie tins. Or, you can have a little fun messing around with the shapes, as I did. Bonus: All of them are the simplest thing since rolled dough.

    Rugelach, previously: As pinwheel cookies and also that one time I went to The Pioneer Woman’s ranch and made her cinnamon rolls with rugelach fillings.

    Unfussy Rugelach

    • Porciones: 48 rugelach
    • Tiempo: 1 hora, más tiempo de enfriamiento
    • Fuente:Adapted from The Smitten Kitchen Cookbook
    Masa
    Relleno
    Terminar

    In a food processor: Place flour and salt in work bowl fitted with standard blade. Pulse to combine. Add cream cheese, chopped into large chunks, and run machine until it’s fully dispersed into the flour. Add butter in large chunks and run machine until dough starts to clump. Dump out onto a large piece of plastic wrap and form into a flattish disc.

    With a mixer: Let butter and cream cheese soften at room temperature. Beat both together until light and fluffy. Beat in salt. Add flour, beating until it disappears. Scrape dough onto a large piece of plastic wrap and form into a flattish disc.

    Both methods: Chill dough until totally firm — about 2 hours in the fridge you can hasten this along in the freezer for about 30 minutes. (Dough keeps in fridge for up to a week, and in freezer much longer.)

    Heat oven to 350 degrees F and line a couple baking sheets with parchment paper or nonstick baking mats.

    Stir cinnamon and sugar together in a small dish. Combine coarse mixture of chocolate, nuts and dried fruit in a second dish.

    Divide dough into quarters and roll first quarter out on a floured counter into a rectangle about 12 inches wide and 7 to 8 inches long, with the wider side to you. Thinly spread jam to all but the furthest 1/4 inch from you — which seals better once rolled if bare — with about 2 to 3 tablespoons jam. (I find that with seedless raspberry, 2T covers nicely but with thicker jam, you’ll need 3T to coat it thinly. If your jam is difficult to spread, you can warm it gently in the microwave for a few seconds first.) Sprinkle with 2 tablespoons cinnamon-sugar mixture, then 4 tablespoons coarse fruit and nut mixture.

    Roll dough from the 12-inch side in front of you into as tight as a log as you can, using your fingers to lightly seal the ends onto the log. Repeat with remaining logs.

    Shape your cookies [see additional images at end of recipe]:

    To make classic, easy sliced cookies: Place log of filled dough in freezer for 10 to 15 minutes it will cut more cleanly once semi-firm. Trim ends from log so they have a clean shape. Cut log into 10 to 12 even slices. Arrange on prepared baking sheets a couple inches apart from each other.

    To make a ring of spirals: Place log of filled dough in freezer for 10 to 15 minutes it will cut more cleanly once semi-firm. Trim ends from log so they have a clean shape. Cut log into 10 to 12 even slices. Arrange them in a ring formation on prepared baking sheets so that each link touches. Do note: This will be the hardest to lift in one piece from the baking sheet once cool.

    To make a pull-apart wreath: Form log into a ring, connecting the ends and smoothing the dough to seal the shape. Place ring in freezer for 10 to 15 minutes it will cut more cleanly once semi-firm. On prepared baking sheet, cut 10 to 12 evenly spaced apart notches in ring, cutting through all but the last 1/4-inch of log so it stays connected.

    To make a pull-apart log: Place log of filled dough in freezer for 10 to 15 minutes it will cut more cleanly once semi-firm. Trim ends from log so they have a clean shape. On prepared baking sheet, cut 10 to 12 evenly spaced apart notches in log, alternating sides that you cut from, cutting through all but the last 1/4-inch of log so it stays connected.

    To make a split log twisted together like a babka: Don’t. It was a flopped-open mess. We couldn’t even eat it. [biggest lie, ever]

    For all shapes, to bake finish: Brush top(s) lightly with egg wash and sprinkle with a total of 1 teaspoon of the remaining cinnamon-sugar mixture. Bake for 20 to 25 minutes, until golden brown on top. Individual cookies need to cool only a few minutes on baking sheet before they can be transferred to a cooling rack but larger rings, wreaths and logs do best if they cool at least 3/4 of the way to solidify more before attempting to carefully transfer them.

    Adelante: Cooled cookies keep in a container at room temperature for a week, and in the freezer for a month. Just not around here. Your filled log of rugelach is also easy to freeze, pre-baking, until needed. Wrap well, and you can slice it into cookies straight from the freezer, baking them while still frozen — you’ll just new a few extra minutes in the oven.


    Chocolate Raspberry Rugelach and Cinnamon Walnut Rugelach

    There are SO MANY ways you can choose to fill your rugelach. Cinnamon, walnuts and raisins are most popular, but jam, chocolate, and really any sweet combo you can think of is fair game.

    We love the nutty and caramely combo that our cinnamon walnut filling creates. (And it&rsquos great with pecans too!) But, it&rsquos hard to beat chocolate in anything, which is why we really fell for our chocolate raspberry rugelach.

    Particularly if we&rsquore using a chunky filling, we like to cut the dough before we spread the filling onto it. This way, the cut lines are even, and we don&rsquot have to worry about running into nuts or chunks of chocolate as we cut. Sure, you&rsquoll lose a little filling as your roll, but just tuck it back in and you&rsquoll be ready to go.

    Do you have a favorite rugelach filling? We&rsquod love to hear how your family makes these!


    Rugelach Fillings

    Esta rugelach recipe is focused around the combination of chocolate and raspberry. There’s a touch of cinnamon sugar because, well, that’s traditional on all rugelach cookies. But before you go testing other rugelach filling, we altamente recommend our house favorite: chocolate and seedless raspberry preserves!

    Here are a few other suggestions for if/when you want to branch out:

    • Canela
    • Fruit jams or preserves, such as raspberry (duh) or apricot – the two most popular fruit fillings!
    • Poppyseeds
    • Chopped nuts, such as walnuts or pistachios
    • Dried fruit, chopped finely, such currants, raisins, apricots, or prunes

    Why chocolate and raspberry? Honestly, it’s what I grew up eating. Whenever there was an assortment of rugelach cookies, I always went for the raspberry rugelach first (and chocolate second).

    One bite and you’ll be overcome by that familiar, yet unexplainable phenomenon wherein you immediately begin laughing, but you have no clue why.

    The taste is familiar, but the texture! It’s layer upon layer of tender, pull apart flakiness. That is the beauty of a delicious, homemade rugelach cookie!!

    Esta chocolate rugelach recipe is our family favorite and we are so excited for you to try it too!

    If you make these Chocolate Raspberry Rugelach, please let us know by leaving a review below!

    And make sure to sign up for our newsletter and follow along on Instagram, Pinterest, and Facebook for more Well Seasoned ¡recetas! DON’T FORGET to tag us on social channels when you make a recipe at #wellseasonedstudio !! We LOVE seeing what you’re up to in the kitchen!


    Ver el vídeo: How To Make Proper Croissants Completely By Hand (Diciembre 2021).