Últimas recetas

10 alimentos que nunca debes alimentar a tu bebé

10 alimentos que nunca debes alimentar a tu bebé

Ayude a mantener saludable a su bebé siguiendo estos consejos dietéticos

iStock / Thinkstock

Antes de alimentar a su bebé con alimentos sólidos, recuerde qué es seguro y qué no.

Una vez que su bebé pueda comer alimentos sólidos, querrá dárselo al mundo. Sin embargo, hay alimentos que no son seguros ni saludables para sus pequeños cuerpos a una edad tan temprana.

Haga clic aquí para ver la presentación de diapositivas Alimentos que nunca debe alimentar a su bebé y Cómo evitar que sea quisquilloso con la alimentación.

"Una vez que sea el momento de introducir sólidos, puede comenzar a completar la dieta de su bebé con una amplia variedad de nutrientes complejos y perfiles de sabor de alimentos reales, saludables y preferiblemente orgánicos que pueden tocar, saborear y oler". Alan Greene, MD y asesor pediátrico de Ciruela Orgánica, dijo a The Daily Meal. “Los bebés se benefician de la exposición a nuevos sabores y texturas que brindan los alimentos sólidos. Para facilitar la transición, lo ideal es que continúe amamantando mientras su bebé comienza a comer alimentos sólidos. Cuando le presente los primeros alimentos sólidos a su bebé, hay algunos alimentos que querrá evitar, ¡pero la mayoría son seguros para disfrutar! "

Su bebé puede sentir curiosidad por probar cosas nuevas, pero definitivamente no debe alimentarlo con todo lo que come. Explorar una variedad de alimentos es importante para prepararlos antojos saludables en el futuro, pero cuando se trata de alimentar a su bebé, lento y constante gana la carrera. Debes tener en cuenta esta lista de alimentos que los pediatras recomiendan evitar hasta que tu bebé cumpla un año.

Bayas y cítricos


Aunque las frutas se recomiendan para personas de cualquier edad, fresas y otras bayas contienen una proteína que es difícil de digerir por los bebés y los niños pequeños. Las frutas cítricas también pueden ser dañinas para el estómago. Después de que cumpla un año, esta es una opción de refrigerio muy saludable. ¡Solo asegúrate de cortarlo en trozos pequeños!

Alimentos blandos


“Alimente a los bebés con los sabores que desea que aprendan a amar”, dijo Greene. “Si bien muchos médicos se están poniendo al día, todavía existe la idea equivocada de que los bebés deben comenzar con alimentos simples y suaves y desarrollar sabores más complejos lentamente, pero una nueva investigación nos muestra que Comida blanda puede ser contraproducente y que elegir sabores brillantes y complejos durante el embarazo y los primeros 12 meses pueden ayudar a los bebés a desarrollar una apreciación por los alimentos que son buenos y buenos para ellos ".


10 cosas que nunca debes decirle a tu hijo sobre la comida

Como padres, todos decimos cosas para alentar a nuestros hijos a comer de manera más saludable. Sin embargo, en nuestro entorno moderno centrado en la comida, incluso los comentarios bien intencionados pueden traducirse en aspectos negativos que dificultan la alimentación.

Por lo tanto, aquí hay 10 "declaraciones de alimentos" comunes que los padres suelen decir a sus hijos, cómo es probable que los niños las traduzcan y cosas más efectivas para decir y hacer.

1. "Mira, tu (hermana, hermano, primo, amigo) se lo está comiendo, ¿por qué no tú?"

Traducción: "Él / ella come mejor que yo".

Algo mejor que decir: "Sé que llegarás, cariño. Se necesita tiempo, y muchos gustos, para aprender a gustar una nueva comida".

Razón fundamental: En lugar de sentimientos de inferioridad, desea inculcar la confianza de que al niño le puede gustar y le gustará la comida en su propio tiempo.

2. "Te gustaban los arándanos, ¡eres tan quisquilloso!"

Traducción: "¿Quizás no dejaré de ser quisquilloso para comer?"

Algo mejor que hacer: No llame la atención sobre los quisquillosos para comer. En cambio, haga de la comida una experiencia agradable.

Razón fundamental: Evite etiquetar a los niños como "quisquillosos", ya que esta es una etapa normal de desarrollo y la etiqueta tiende a pegarse.

3. "¡Por última vez, no, no puedes comer helado!"

Traducción: "¡Nunca volveré a comer helado!"

Algo mejor que decir: "No vamos a comer helado ahora porque falta media hora para el almuerzo. Algún día esta semana tendremos un poco de postre".

Razón fundamental: Los niños aceptan el "no" mucho mejor cuando saben por qué no pueden tener algo y cuándo lo volverán a tener.

4. "No comiste lo suficiente. Toma algunos bocados más y luego puedes levantarte de la mesa".

Traducción: "Mamá / papá / plato vacío (señales externas) juzgan mejor cuándo termino de comer que lo que siento por dentro".

Algo mejor que decir: "Asegúrese de tener suficiente para comer porque la próxima comida no será hasta (desayuno, almuerzo, cena, merienda)".

Razón fundamental: Cuando los niños están a cargo de cuánto comer, aprenden a manejar eficazmente el hambre (pista: a veces, es necesario cometer errores).

5. "Si comes algunas de tus verduras, puedes comer postre".

Traducción: "No puedo esperar hasta el día en que no tenga que comer mis verduras y pueda ir directamente al postre".

Algo mejor que hacer: En lugar de regañar y recompensar la comida, ofrezca verduras sabrosas con frecuencia y modele una alimentación saludable.

Razón fundamental: Las investigaciones muestran que los niños aprenden a preferir la comida de recompensa a la comida "que hay que comer".

6. "¡Buen trabajo!" (después de comer más de lo habitual)

Traducción: "Mamá y papá se sienten orgullosos de mí cuando como más o me termino el plato".

Algo mejor que decir: "Siempre haces un buen trabajo comiendo cuando escuchas tu barriga".

Razón fundamental: Elogiar a los niños por comer más comida les enseña que la cantidad es preferible a seguir el apetito, que varía de una comida a otra.

7. "Come esto, es bueno para ti".

Traducción: "Sabe mal."

Algo mejor que decir: "Esto sabe muy bien y es similar a X que te gusta".

Razón fundamental: Los estudios muestran que el gusto rige las preferencias alimentarias de los niños y se benefician al obtener más información sobre un nuevo artículo.

8. "Si eres bueno en la tienda, puedes comer una galleta" o "Si no dejas de hacer eso, no recibirás helado esta noche".

Traducción: "¡Cada vez que estoy bien, debería conseguir un regalo!"

Algo mejor que hacer: Hágales saber con anticipación las consecuencias que sucederán si se portan mal, y deje fuera la comida.

Razón fundamental: Piense en los efectos a largo plazo de recompensar constantemente con alimentos. Por ejemplo, en un estudio de 2003 publicado en Comportamientos alimentarios, los adultos que recordaban que la comida se usaba para recompensar y castigar eran más propensos a comer en exceso y hacer dieta.

9. "No comemos pastel con frecuencia porque es malo para usted".

Traducción: "Me gusta todo lo que es malo para mí (Malo = placer)".

Algo mejor que decir: "El pastel no es un alimento que comemos todo el tiempo. Tendremos un poco de pastel este fin de semana en la fiesta de cumpleaños de Jake".

Razón fundamental: Etiquetar los alimentos como "buenos" y "malos" crea un juicio sobre la alimentación. En su lugar, enséñeles a los niños cómo todos los alimentos encajan en una dieta balanceada basada en la frecuencia de las comidas.

10. "¿No te gusta la cena? ¿Quieres que te prepare algo más?"

Traducción: "¡Nunca tengo que aventurarme con comida porque mamá / papá siempre hará mis favoritas!"

Algo mejor que decir: "Todos comemos la misma comida en la cena, a veces tú obtienes tu favorito, y otras noches alguien más lo hace".

Razón fundamental: Comer juntos les enseña a los niños que comer es un asunto de familia y los anima a aceptar una mayor variedad de alimentos a lo largo del tiempo.

Nunca subestimes el poder que tienen tus palabras cuando se trata de niños y comida. Si está buscando formas positivas y efectivas de alimentar a su hijo en cualquier etapa de desarrollo, consulte mi libro, Alimentación sin miedo, para obtener el apoyo que necesita.

¿Alguna de estas afirmaciones te suena a verdad?

Esta publicación apareció originalmente en el blog de Maryann, Raise Healthy Eaters.


10 cosas que nunca debe decirle a su hijo sobre la comida

Como padres, todos decimos cosas para alentar a nuestros hijos a comer de manera más saludable. Sin embargo, en nuestro entorno moderno centrado en la comida, incluso los comentarios bien intencionados pueden traducirse en aspectos negativos que dificultan la alimentación.

Por lo tanto, aquí hay 10 "declaraciones de alimentos" comunes que los padres suelen decir a sus hijos, cómo es probable que los niños las traduzcan y cosas más efectivas para decir y hacer.

1. "Mira, tu (hermana, hermano, primo, amigo) se lo está comiendo, ¿por qué no tú?"

Traducción: "Él / ella come mejor que yo".

Algo mejor que decir: "Sé que llegarás, cariño. Se necesita tiempo, y muchos gustos, para aprender a gustar una nueva comida".

Razón fundamental: En lugar de sentimientos de inferioridad, desea inculcar la confianza de que al niño le gustará y le gustará la comida en su propio tiempo.

2. "Te gustaban los arándanos, ¡eres tan quisquilloso!"

Traducción: "¿Quizás no dejaré de ser quisquilloso para comer?"

Algo mejor que hacer: No llame la atención sobre los quisquillosos para comer. En su lugar, haga de la comida una experiencia agradable.

Razón fundamental: Evite etiquetar a los niños como "quisquillosos", ya que esta es una etapa normal de desarrollo y la etiqueta tiende a pegarse.

3. "¡Por última vez, no, no puedes comer helado!"

Traducción: "¡Nunca volveré a comer helado!"

Algo mejor que decir: "No vamos a comer helado ahora porque falta media hora para el almuerzo. Algún día esta semana tendremos un poco de postre".

Razón fundamental: Los niños aceptan el "no" mucho mejor cuando saben por qué no pueden tener algo y cuándo lo volverán a tener.

4. "No comiste lo suficiente. Toma algunos bocados más y luego puedes levantarte de la mesa".

Traducción: "Mamá / papá / plato vacío (señales externas) juzgan mejor cuándo termino de comer que lo que siento por dentro".

Algo mejor que decir: "Asegúrese de tener suficiente para comer porque la próxima comida no será hasta (desayuno, almuerzo, cena, merienda)".

Razón fundamental: Cuando los niños están a cargo de cuánto comer, aprenden a manejar eficazmente el hambre (pista: a veces, es necesario cometer errores).

5. "Si comes algunas de tus verduras, puedes comer postre".

Traducción: "No puedo esperar hasta el día en que no tenga que comer mis verduras y pueda ir directamente al postre".

Algo mejor que hacer: En lugar de regañar y recompensar la comida, ofrezca verduras sabrosas con frecuencia y modele una alimentación saludable.

Razón fundamental: Las investigaciones muestran que los niños aprenden a preferir la comida de recompensa a la comida "que hay que comer".

6. "¡Buen trabajo!" (después de comer más de lo habitual)

Traducción: "Mamá y papá se sienten orgullosos de mí cuando como más o me termino el plato".

Algo mejor que decir: "Siempre haces un buen trabajo comiendo cuando escuchas tu barriga".

Razón fundamental: Elogiar a los niños por comer más comida les enseña que la cantidad es preferible a seguir el apetito, que varía de una comida a otra.

7. "Come esto, es bueno para ti".

Traducción: "Sabe mal."

Algo mejor que decir: "Esto sabe muy bien y es similar a X que te gusta".

Razón fundamental: Los estudios muestran que el gusto rige las preferencias alimentarias de los niños y se benefician al obtener más información sobre un nuevo artículo.

8. "Si eres bueno en la tienda, puedes comer una galleta" o "Si no dejas de hacer eso, no recibirás helado esta noche".

Traducción: "¡Cada vez que estoy bien, debería conseguir un regalo!"

Algo mejor que hacer: Hágales saber con anticipación las consecuencias que sucederán si se portan mal, y deje fuera la comida.

Razón fundamental: Piense en los efectos a largo plazo de recompensar constantemente con alimentos. Por ejemplo, en un estudio de 2003 publicado en Comportamientos alimentarios, los adultos que recordaban que la comida se usaba para recompensar y castigar eran más propensos a comer en exceso y hacer dieta.

9. "No comemos pastel con frecuencia porque es malo para usted".

Traducción: "Me gusta todo lo que es malo para mí (Malo = placer)".

Algo mejor que decir: "El pastel no es un alimento que comemos todo el tiempo. Tendremos un poco de pastel este fin de semana en la fiesta de cumpleaños de Jake".

Razón fundamental: Etiquetar los alimentos como "buenos" y "malos" crea un juicio sobre la alimentación. En su lugar, enséñeles a los niños cómo todos los alimentos encajan en una dieta balanceada basada en la frecuencia de las comidas.

10. "¿No te gusta la cena? ¿Quieres que te prepare algo más?"

Traducción: "¡Nunca tengo que aventurarme con comida porque mamá / papá siempre hará mis favoritas!"

Algo mejor que decir: "Todos comemos la misma comida en la cena, a veces tú obtienes tu favorito, y otras noches alguien más lo hace".

Razón fundamental: Comer juntos les enseña a los niños que comer es un asunto de familia y los anima a aceptar una mayor variedad de alimentos a lo largo del tiempo.

Nunca subestimes el poder que tienen tus palabras cuando se trata de niños y comida. Si está buscando formas positivas y efectivas de alimentar a su hijo en cualquier etapa de desarrollo, consulte mi libro, Alimentación sin miedo, para obtener el apoyo que necesita.

¿Alguna de estas afirmaciones te suena a verdad?

Esta publicación apareció originalmente en el blog de Maryann, Raise Healthy Eaters.


10 cosas que nunca debe decirle a su hijo sobre la comida

Como padres, todos decimos cosas para alentar a nuestros hijos a comer de manera más saludable. Sin embargo, en nuestro entorno moderno centrado en la comida, incluso los comentarios bien intencionados pueden traducirse en aspectos negativos que dificultan la alimentación.

Por lo tanto, aquí hay 10 "declaraciones de alimentos" comunes que los padres suelen decir a sus hijos, cómo es probable que los niños las traduzcan y cosas más efectivas para decir y hacer.

1. "Mira, tu (hermana, hermano, primo, amigo) se lo está comiendo, ¿por qué no tú?"

Traducción: "Él / ella come mejor que yo".

Algo mejor que decir: "Sé que llegarás, cariño. Se necesita tiempo, y muchos gustos, para aprender a gustar una nueva comida".

Razón fundamental: En lugar de sentimientos de inferioridad, desea inculcar la confianza de que al niño le puede gustar y le gustará la comida en su propio tiempo.

2. "Te gustaban los arándanos, ¡eres tan quisquilloso!"

Traducción: "¿Quizás no dejaré de ser quisquilloso para comer?"

Algo mejor que hacer: No llame la atención sobre los quisquillosos para comer. En cambio, haga de la comida una experiencia agradable.

Razón fundamental: Evite etiquetar a los niños como "quisquillosos", ya que esta es una etapa normal de desarrollo y la etiqueta tiende a pegarse.

3. "¡Por última vez, no, no puedes comer helado!"

Traducción: "¡Nunca volveré a comer helado!"

Algo mejor que decir: "No vamos a comer helado ahora porque falta media hora para el almuerzo. Algún día esta semana tendremos un poco de postre".

Razón fundamental: Los niños aceptan el "no" mucho mejor cuando saben por qué no pueden tener algo y cuándo lo volverán a tener.

4. "No comiste lo suficiente. Toma algunos bocados más y luego puedes levantarte de la mesa".

Traducción: "Mamá / papá / plato vacío (señales externas) juzgan mejor cuándo termino de comer que lo que siento por dentro".

Algo mejor que decir: "Asegúrese de tener suficiente para comer porque la próxima comida no será hasta (desayuno, almuerzo, cena, merienda)".

Razón fundamental: Cuando los niños están a cargo de cuánto comer, aprenden a manejar eficazmente el hambre (pista: a veces, es necesario cometer errores).

5. "Si comes algunas de tus verduras, puedes comer postre".

Traducción: "No puedo esperar hasta el día en que no tenga que comer mis verduras y pueda ir directamente al postre".

Algo mejor que hacer: En lugar de regañar y recompensar la comida, ofrezca verduras sabrosas con frecuencia y modele una alimentación saludable.

Razón fundamental: Las investigaciones muestran que los niños aprenden a preferir la comida de recompensa a la comida "que hay que comer".

6. "¡Buen trabajo!" (después de comer más de lo habitual)

Traducción: "Mamá y papá se sienten orgullosos de mí cuando como más o me termino el plato".

Algo mejor que decir: "Siempre haces un buen trabajo comiendo cuando escuchas tu barriga".

Razón fundamental: Elogiar a los niños por comer más comida les enseña que la cantidad es preferible a seguir el apetito, que varía de una comida a otra.

7. "Come esto, es bueno para ti".

Traducción: "Sabe mal."

Algo mejor que decir: "Esto sabe muy bien y es similar a X que te gusta".

Razón fundamental: Los estudios muestran que el gusto rige las preferencias alimentarias de los niños y se benefician al obtener más información sobre un nuevo artículo.

8. "Si eres bueno en la tienda, puedes comer una galleta" o "Si no dejas de hacer eso, no recibirás helado esta noche".

Traducción: "¡Cada vez que estoy bien, debería conseguir un regalo!"

Algo mejor que hacer: Hágales saber con anticipación las consecuencias que sucederán si se portan mal, y deje fuera la comida.

Razón fundamental: Piense en los efectos a largo plazo de recompensar constantemente con alimentos. Por ejemplo, en un estudio de 2003 publicado en Comportamientos alimentarios, los adultos que recordaban que la comida se usaba para recompensar y castigar eran más propensos a comer en exceso y hacer dieta.

9. "No comemos pastel con frecuencia porque es malo para usted".

Traducción: "Me gusta todo lo que es malo para mí (Malo = placer)".

Algo mejor que decir: "El pastel no es un alimento que comemos todo el tiempo. Tendremos un poco de pastel este fin de semana en la fiesta de cumpleaños de Jake".

Razón fundamental: Etiquetar los alimentos como "buenos" y "malos" crea un juicio sobre la alimentación. En su lugar, enséñeles a los niños cómo todos los alimentos encajan en una dieta balanceada basada en la frecuencia de las comidas.

10. "¿No te gusta la cena? ¿Quieres que te prepare algo más?"

Traducción: "¡Nunca tengo que aventurarme con comida porque mamá / papá siempre hará mis favoritas!"

Algo mejor que decir: "Todos comemos la misma comida en la cena, a veces tú obtienes tu favorito, y otras noches alguien más lo hace".

Razón fundamental: Comer juntos les enseña a los niños que comer es un asunto de familia y los anima a aceptar una mayor variedad de alimentos a lo largo del tiempo.

Nunca subestimes el poder que tienen tus palabras cuando se trata de niños y comida. Si está buscando formas positivas y efectivas de alimentar a su hijo en cualquier etapa de desarrollo, consulte mi libro, Alimentación sin miedo, para obtener el apoyo que necesita.

¿Alguna de estas afirmaciones te suena a verdad?

Esta publicación apareció originalmente en el blog de Maryann, Raise Healthy Eaters.


10 cosas que nunca debe decirle a su hijo sobre la comida

Como padres, todos decimos cosas para alentar a nuestros hijos a comer de manera más saludable. Sin embargo, en nuestro entorno moderno centrado en la comida, incluso los comentarios bien intencionados pueden traducirse en aspectos negativos que dificultan la alimentación.

Por lo tanto, aquí hay 10 "declaraciones de alimentos" comunes que los padres suelen decir a sus hijos, cómo es probable que los niños las traduzcan y cosas más efectivas para decir y hacer.

1. "Mira, tu (hermana, hermano, primo, amigo) se lo está comiendo, ¿por qué no tú?"

Traducción: "Él / ella come mejor que yo".

Algo mejor que decir: "Sé que llegarás, cariño. Se necesita tiempo, y muchos gustos, para aprender a gustar una nueva comida".

Razón fundamental: En lugar de sentimientos de inferioridad, desea inculcar la confianza de que al niño le puede gustar y le gustará la comida en su propio tiempo.

2. "Te gustaban los arándanos, ¡eres tan quisquilloso!"

Traducción: "¿Quizás no dejaré de ser quisquilloso para comer?"

Algo mejor que hacer: No llame la atención sobre los quisquillosos para comer. En su lugar, haga de la comida una experiencia agradable.

Razón fundamental: Evite etiquetar a los niños como "quisquillosos", ya que esta es una etapa normal de desarrollo y la etiqueta tiende a pegarse.

3. "¡Por última vez, no, no puedes comer helado!"

Traducción: "¡Nunca volveré a comer helado!"

Algo mejor que decir: "No vamos a comer helado ahora porque falta media hora para el almuerzo. Algún día esta semana tendremos un poco de postre".

Razón fundamental: Los niños aceptan el "no" mucho mejor cuando saben por qué no pueden tener algo y cuándo lo volverán a tener.

4. "No comiste lo suficiente. Toma algunos bocados más y luego puedes levantarte de la mesa".

Traducción: "Mamá / papá / plato vacío (señales externas) juzgan mejor cuándo termino de comer que lo que siento por dentro".

Algo mejor que decir: "Asegúrese de tener suficiente para comer porque la próxima comida no será hasta (desayuno, almuerzo, cena, merienda)".

Razón fundamental: Cuando los niños están a cargo de cuánto comer, aprenden a manejar eficazmente el hambre (pista: a veces, es necesario cometer errores).

5. "Si comes algunas de tus verduras, puedes comer postre".

Traducción: "No puedo esperar hasta el día en que no tenga que comer mis verduras y pueda ir directamente al postre".

Algo mejor que hacer: En lugar de regañar y recompensar la comida, ofrezca verduras sabrosas con frecuencia y modele una alimentación saludable.

Razón fundamental: Las investigaciones muestran que los niños aprenden a preferir la comida de recompensa a la comida "que hay que comer".

6. "¡Buen trabajo!" (después de comer más de lo habitual)

Traducción: "Mamá y papá se sienten orgullosos de mí cuando como más o me termino el plato".

Algo mejor que decir: "Siempre haces un buen trabajo comiendo cuando escuchas tu barriga".

Razón fundamental: Elogiar a los niños por comer más comida les enseña que la cantidad es preferible a seguir el apetito, que varía de una comida a otra.

7. "Come esto, es bueno para ti".

Traducción: "Sabe mal."

Algo mejor que decir: "Esto sabe muy bien y es similar a X que te gusta".

Razón fundamental: Los estudios muestran que el gusto rige las preferencias alimentarias de los niños y se benefician al obtener más información sobre un nuevo artículo.

8. "Si eres bueno en la tienda, puedes comer una galleta" o "Si no dejas de hacer eso, no recibirás helado esta noche".

Traducción: "¡Cada vez que estoy bien, debería conseguir un regalo!"

Algo mejor que hacer: Hágales saber con anticipación las consecuencias que sucederán si se portan mal, y deje fuera la comida.

Razón fundamental: Piense en los efectos a largo plazo de recompensar constantemente con alimentos. Por ejemplo, en un estudio de 2003 publicado en Comportamientos alimentarios, los adultos que recordaban que la comida se usaba para recompensar y castigar eran más propensos a comer en exceso y hacer dieta.

9. "No comemos pastel con frecuencia porque es malo para usted".

Traducción: "Me gusta todo lo que es malo para mí (Malo = placer)".

Algo mejor que decir: "El pastel no es un alimento que comemos todo el tiempo. Tendremos un poco de pastel este fin de semana en la fiesta de cumpleaños de Jake".

Razón fundamental: Etiquetar los alimentos como "buenos" y "malos" crea un juicio sobre la alimentación. En su lugar, enséñeles a los niños cómo todos los alimentos encajan en una dieta balanceada basada en la frecuencia de las comidas.

10. "¿No te gusta la cena? ¿Quieres que te prepare algo más?"

Traducción: "¡Nunca tengo que aventurarme con comida porque mamá / papá siempre hará mis favoritas!"

Algo mejor que decir: "Todos comemos la misma comida en la cena, a veces tú obtienes tu favorito, y otras noches alguien más lo hace".

Razón fundamental: Comer juntos les enseña a los niños que comer es un asunto de familia y los anima a aceptar una mayor variedad de alimentos a lo largo del tiempo.

Nunca subestimes el poder que tienen tus palabras cuando se trata de niños y comida. Si está buscando formas positivas y efectivas de alimentar a su hijo en cualquier etapa de desarrollo, consulte mi libro, Alimentación sin miedo, para obtener el apoyo que necesita.

¿Alguna de estas afirmaciones te suena a verdad?

Esta publicación apareció originalmente en el blog de Maryann, Raise Healthy Eaters.


10 cosas que nunca debe decirle a su hijo sobre la comida

Como padres, todos decimos cosas para alentar a nuestros hijos a comer de manera más saludable. Sin embargo, en nuestro entorno moderno centrado en la comida, incluso los comentarios bien intencionados pueden traducirse en aspectos negativos que dificultan la alimentación.

Por lo tanto, aquí hay 10 "declaraciones de alimentos" comunes que los padres suelen decir a sus hijos, cómo es probable que los niños las traduzcan y cosas más efectivas para decir y hacer.

1. "Mira, tu (hermana, hermano, primo, amigo) se lo está comiendo, ¿por qué no tú?"

Traducción: "Él / ella come mejor que yo".

Algo mejor que decir: "Sé que llegarás, cariño. Se necesita tiempo, y muchos gustos, para aprender a gustar una nueva comida".

Razón fundamental: En lugar de sentimientos de inferioridad, desea inculcar la confianza de que al niño le gustará y le gustará la comida en su propio tiempo.

2. "Te gustaban los arándanos, ¡eres tan quisquilloso!"

Traducción: "¿Quizás no dejaré de ser quisquilloso para comer?"

Algo mejor que hacer: No llame la atención sobre los quisquillosos para comer. En su lugar, haga de la comida una experiencia agradable.

Razón fundamental: Evite etiquetar a los niños como "quisquillosos", ya que esta es una etapa normal de desarrollo y la etiqueta tiende a pegarse.

3. "¡Por última vez, no, no puedes comer helado!"

Traducción: "¡Nunca volveré a comer helado!"

Algo mejor que decir: "No vamos a comer helado ahora porque falta media hora para el almuerzo. Algún día esta semana tendremos un poco de postre".

Razón fundamental: Los niños aceptan el "no" mucho mejor cuando saben por qué no pueden tener algo y cuándo lo volverán a tener.

4. "No comiste lo suficiente. Toma algunos bocados más y luego puedes levantarte de la mesa".

Traducción: "Mamá / papá / plato vacío (señales externas) juzgan mejor cuándo termino de comer que lo que siento por dentro".

Algo mejor que decir: "Asegúrese de tener suficiente para comer porque la próxima comida no será hasta (desayuno, almuerzo, cena, merienda)".

Razón fundamental: Cuando los niños están a cargo de cuánto comer, aprenden a manejar eficazmente el hambre (pista: a veces, es necesario cometer errores).

5. "Si comes algunas de tus verduras, puedes comer postre".

Traducción: "No puedo esperar hasta el día en que no tenga que comer mis verduras y pueda ir directamente al postre".

Algo mejor que hacer: En lugar de regañar y recompensar la comida, ofrezca verduras sabrosas con frecuencia y modele una alimentación saludable.

Razón fundamental: Las investigaciones muestran que los niños aprenden a preferir la comida de recompensa a la comida "que hay que comer".

6. "¡Buen trabajo!" (después de comer más de lo habitual)

Traducción: "Mamá y papá se sienten orgullosos de mí cuando como más o me termino el plato".

Algo mejor que decir: "Siempre haces un buen trabajo comiendo cuando escuchas tu barriga".

Razón fundamental: Elogiar a los niños por comer más comida les enseña que la cantidad es preferible a seguir el apetito, que varía de una comida a otra.

7. "Come esto, es bueno para ti".

Traducción: "Sabe mal."

Algo mejor que decir: "Esto sabe muy bien y es similar a X que te gusta".

Razón fundamental: Los estudios muestran que el gusto rige las preferencias alimentarias de los niños y se benefician al obtener más información sobre un nuevo artículo.

8. "Si eres bueno en la tienda, puedes comer una galleta" o "Si no dejas de hacer eso, no recibirás helado esta noche".

Traducción: "¡Cada vez que estoy bien, debería conseguir un regalo!"

Algo mejor que hacer: Hágales saber con anticipación las consecuencias que sucederán si se portan mal, y deje fuera la comida.

Razón fundamental: Piense en los efectos a largo plazo de recompensar constantemente con alimentos. Por ejemplo, en un estudio de 2003 publicado en Comportamientos alimentarios, los adultos que recordaban que la comida se usaba para recompensar y castigar eran más propensos a comer en exceso y hacer dieta.

9. "No comemos pastel con frecuencia porque es malo para usted".

Traducción: "Me gusta todo lo que es malo para mí (Malo = placer)".

Algo mejor que decir: "El pastel no es un alimento que comemos todo el tiempo. Tendremos un poco de pastel este fin de semana en la fiesta de cumpleaños de Jake".

Razón fundamental: Etiquetar los alimentos como "buenos" y "malos" crea un juicio sobre la alimentación. En su lugar, enséñeles a los niños cómo todos los alimentos encajan en una dieta balanceada basada en la frecuencia de las comidas.

10. "¿No te gusta la cena? ¿Quieres que te prepare algo más?"

Traducción: "¡Nunca tengo que aventurarme con comida porque mamá / papá siempre hará mis favoritas!"

Algo mejor que decir: "Todos comemos la misma comida en la cena, a veces tú obtienes tu favorito, y otras noches alguien más lo hace".

Razón fundamental: Comer juntos les enseña a los niños que comer es un asunto de familia y los anima a aceptar una mayor variedad de alimentos a lo largo del tiempo.

Nunca subestimes el poder que tienen tus palabras cuando se trata de niños y comida. Si está buscando formas positivas y efectivas de alimentar a su hijo en cualquier etapa de desarrollo, consulte mi libro, Alimentación sin miedo, para obtener el apoyo que necesita.

¿Alguna de estas afirmaciones te suena a verdad?

Esta publicación apareció originalmente en el blog de Maryann, Raise Healthy Eaters.


10 cosas que nunca debe decirle a su hijo sobre la comida

Como padres, todos decimos cosas para alentar a nuestros hijos a comer de manera más saludable. Sin embargo, en nuestro entorno moderno centrado en la comida, incluso los comentarios bien intencionados pueden traducirse en aspectos negativos que dificultan la alimentación.

Por lo tanto, aquí hay 10 "declaraciones de alimentos" comunes que los padres suelen decir a sus hijos, cómo es probable que los niños las traduzcan y cosas más efectivas para decir y hacer.

1. "Mira, tu (hermana, hermano, primo, amigo) se lo está comiendo, ¿por qué no tú?"

Traducción: "Él / ella come mejor que yo".

Algo mejor que decir: "Sé que llegarás, cariño. Se necesita tiempo, y muchos gustos, para aprender a gustar una nueva comida".

Razón fundamental: En lugar de sentimientos de inferioridad, desea inculcar la confianza de que al niño le gustará y le gustará la comida en su propio tiempo.

2. "Te gustaban los arándanos, ¡eres tan quisquilloso!"

Traducción: "¿Quizás no dejaré de ser quisquilloso para comer?"

Algo mejor que hacer: No llames la atención sobre los quisquillosos para comer. En su lugar, haga de la comida una experiencia agradable.

Razón fundamental: Evite etiquetar a los niños como "quisquillosos", ya que esta es una etapa normal de desarrollo y la etiqueta tiende a pegarse.

3. "¡Por última vez, no, no puedes comer helado!"

Traducción: "¡Nunca volveré a comer helado!"

Algo mejor que decir: "No vamos a comer helado ahora porque falta media hora para el almuerzo. Algún día esta semana tendremos un poco de postre".

Razón fundamental: Los niños aceptan el "no" mucho mejor cuando saben por qué no pueden tener algo y cuándo lo volverán a tener.

4. "No comiste lo suficiente. Toma algunos bocados más y luego puedes levantarte de la mesa".

Traducción: "Mamá / papá / plato vacío (señales externas) juzgan mejor cuándo termino de comer que lo que siento por dentro".

Algo mejor que decir: "Asegúrese de tener suficiente para comer porque la próxima comida no será hasta (desayuno, almuerzo, cena, merienda)".

Razón fundamental: Cuando los niños están a cargo de cuánto comer, aprenden a manejar eficazmente el hambre (pista: a veces, es necesario cometer errores).

5. "Si comes algunas de tus verduras, puedes comer postre".

Traducción: "No puedo esperar hasta el día en que no tenga que comer mis verduras y pueda ir directamente al postre".

Algo mejor que hacer: En lugar de regañar y recompensar la comida, ofrezca verduras sabrosas con frecuencia y modele una alimentación saludable.

Razón fundamental: Las investigaciones muestran que los niños aprenden a preferir la comida de recompensa a la comida "que hay que comer".

6. "¡Buen trabajo!" (después de comer más de lo habitual)

Traducción: "Mamá y papá se sienten orgullosos de mí cuando como más o me termino el plato".

Algo mejor que decir: "Siempre haces un buen trabajo comiendo cuando escuchas tu barriga".

Razón fundamental: Elogiar a los niños por comer más comida les enseña que la cantidad es preferible a seguir el apetito, que varía de una comida a otra.

7. "Come esto, es bueno para ti".

Traducción: "Sabe mal."

Algo mejor que decir: "Esto sabe muy bien y es similar a X que te gusta".

Razón fundamental: Los estudios muestran que el gusto rige las preferencias alimentarias de los niños y se benefician al obtener más información sobre un nuevo artículo.

8. "Si eres bueno en la tienda, puedes comer una galleta" o "Si no dejas de hacer eso, no recibirás helado esta noche".

Traducción: "¡Cada vez que estoy bien, debería conseguir un regalo!"

Algo mejor que hacer: Hágales saber con anticipación las consecuencias que sucederán si se portan mal, y deje fuera la comida.

Razón fundamental: Piense en los efectos a largo plazo de recompensar constantemente con alimentos. Por ejemplo, en un estudio de 2003 publicado en Comportamientos alimentarios, los adultos que recordaban que la comida se usaba para recompensar y castigar eran más propensos a comer en exceso y hacer dieta.

9. "No comemos pastel con frecuencia porque es malo para usted".

Traducción: "Me gusta todo lo que es malo para mí (Malo = placer)".

Algo mejor que decir: "El pastel no es un alimento que comemos todo el tiempo. Tendremos un poco de pastel este fin de semana en la fiesta de cumpleaños de Jake".

Razón fundamental: Etiquetar los alimentos como "buenos" y "malos" crea un juicio sobre la alimentación. En su lugar, enséñeles a los niños cómo todos los alimentos encajan en una dieta balanceada basada en la frecuencia de las comidas.

10. "¿No te gusta la cena? ¿Quieres que te prepare algo más?"

Traducción: "¡Nunca tengo que aventurarme con comida porque mamá / papá siempre hará mis favoritas!"

Algo mejor que decir: "Todos comemos la misma comida en la cena, a veces tú obtienes tu favorito, y otras noches alguien más lo hace".

Razón fundamental: Comer juntos les enseña a los niños que comer es un asunto de familia y los anima a aceptar una mayor variedad de alimentos a lo largo del tiempo.

Nunca subestimes el poder que tienen tus palabras cuando se trata de niños y comida. Si está buscando formas positivas y efectivas de alimentar a su hijo en cualquier etapa de desarrollo, consulte mi libro, Alimentación sin miedo, para obtener el apoyo que necesita.

¿Alguna de estas afirmaciones te suena a verdad?

Esta publicación apareció originalmente en el blog de Maryann, Raise Healthy Eaters.


10 cosas que nunca debe decirle a su hijo sobre la comida

Como padres, todos decimos cosas para alentar a nuestros hijos a comer de manera más saludable. Sin embargo, en nuestro entorno moderno centrado en la comida, incluso los comentarios bien intencionados pueden traducirse en aspectos negativos que dificultan la alimentación.

So, here are 10 common "food statements" parents often say to kids, how kids are likely to translate them and more effective things to say and do.

1. "See, your (sister, brother, cousin, friend) is eating it, why don't you?"

Traducción: "He/she is a better eater than me."

A better thing to say: "I know you'll get there, sweetie. It takes time -- and many tastes -- to learn to like a new food."

Rationale: Instead of feelings of inferiority, you want to instill confidence that the child can and will like the food in their own time.

2. "You used to like blueberries -- you are so picky!"

Traducción: "Maybe I won't grow out of this picky-eating thing?"

A better thing to do: Don't call attention to picky eating. Instead, make eating an enjoyable experience.

Rationale: Avoid labeling children as "picky" as this is a normal stage of development and the label tends to stick.

3. "For the last time, no, you cannot have ice cream!"

Traducción: "I'm never getting ice cream again!"

A better thing to say: "We are not having ice cream now because lunch is a half hour away. We'll have some one day this week for dessert."

Rationale: Children accept "no" much better when they know why they can't have something and when they will have it again.

4. "You didn't eat enough. Take a few more bites and then you can leave the table."

Traducción: "Mom/dad/empty plate (external signals) are a better judge of when I'm done eating than what I'm feeling inside."

A better thing to say: "Make sure you got enough to eat because the next meal won't be until (breakfast, lunch, dinner, snack time)."

Rationale: When children are in charge of how much to eat, they learn how to effectively manage hunger (hint: sometimes, mistakes have to be made).

5. "If you eat some of your veggies, you can have dessert."

Traducción: "I can't wait until the day I don't have to eat my veggies -- and can go straight to dessert!"

A better thing to do: Instead of nagging and food rewarding, offer tasty vegetables often and model healthy eating.

Rationale: Research shows that children learn to prefer the reward food over the "have to eat" food.

6. "Good job!" (after eating more than usual)

Traducción: "Mommy and daddy are proud of me when I eat more food or finish my plate."

A better thing to say: "You always do a good job eating when you listen to your tummy."

Rationale: Praising children for eating more food teaches them quantity is preferable to following one's appetite, which varies from meal to meal.

7. "Eat this, it's good for you."

Traducción: "It tastes bad."

A better thing to say: "This tastes really good and is similar to X that you like."

Rationale: Studies show taste rules children's food preferences and they benefit from getting more information about a new item.

8. "If you are good in the store, you can have a cookie," or "If you don't stop doing that, you won't be getting ice cream tonight."

Traducción: "Every time I'm good, I should get a treat!"

A better thing to do: Let them know ahead of time the consequence that will happen if they misbehave -- and leave food out of it.

Rationale: Think about the long-term effects of constantly rewarding with food. For example, in a 2003 study published in Eating Behaviors, adults who remembered food being used to reward and punish were more likely to binge eat and diet.

9. "We don't eat cake often because it is bad for you."

Traducción: "I like everything that is bad for me (Bad = pleasure)."

A better thing to say: "Cake is not a food we eat all the time. We'll have some cake this weekend at Jake's birthday party."

Rationale: Labeling food as "good" and "bad" creates judgment around eating. Instead, teach children how all foods fit into a balanced diet based on frequency of eating.

10. "You don't like dinner? Want me to make you something else?"

Traducción: "I never have to venture out with food because mom/dad will always make my favorites!"

A better thing to say: "We all get the same meal for dinner sometimes you get your favorite, and other nights someone else does."

Rationale: Eating meals together teaches children eating is a family affair and it encourages them to accept a wider variety of food over time.

Never underestimate the power your words have when it comes to children and food. If you are looking for positive and effective ways to feed your child at any stage of development, check out my book, Fearless Feeding, to get the support you need.

Any of these statements ring true with you?

This post originally appeared on Maryann's blog, Raise Healthy Eaters.


10 Things You Should Never Say to Your Child About Food

As parents, we all say things to encourage our kids to eat healthier. Yet, in our modern, food-centric environment, even well-intentioned comments can be translated into negatives that hinder eating.

So, here are 10 common "food statements" parents often say to kids, how kids are likely to translate them and more effective things to say and do.

1. "See, your (sister, brother, cousin, friend) is eating it, why don't you?"

Traducción: "He/she is a better eater than me."

A better thing to say: "I know you'll get there, sweetie. It takes time -- and many tastes -- to learn to like a new food."

Rationale: Instead of feelings of inferiority, you want to instill confidence that the child can and will like the food in their own time.

2. "You used to like blueberries -- you are so picky!"

Traducción: "Maybe I won't grow out of this picky-eating thing?"

A better thing to do: Don't call attention to picky eating. Instead, make eating an enjoyable experience.

Rationale: Avoid labeling children as "picky" as this is a normal stage of development and the label tends to stick.

3. "For the last time, no, you cannot have ice cream!"

Traducción: "I'm never getting ice cream again!"

A better thing to say: "We are not having ice cream now because lunch is a half hour away. We'll have some one day this week for dessert."

Rationale: Children accept "no" much better when they know why they can't have something and when they will have it again.

4. "You didn't eat enough. Take a few more bites and then you can leave the table."

Traducción: "Mom/dad/empty plate (external signals) are a better judge of when I'm done eating than what I'm feeling inside."

A better thing to say: "Make sure you got enough to eat because the next meal won't be until (breakfast, lunch, dinner, snack time)."

Rationale: When children are in charge of how much to eat, they learn how to effectively manage hunger (hint: sometimes, mistakes have to be made).

5. "If you eat some of your veggies, you can have dessert."

Traducción: "I can't wait until the day I don't have to eat my veggies -- and can go straight to dessert!"

A better thing to do: Instead of nagging and food rewarding, offer tasty vegetables often and model healthy eating.

Rationale: Research shows that children learn to prefer the reward food over the "have to eat" food.

6. "Good job!" (after eating more than usual)

Traducción: "Mommy and daddy are proud of me when I eat more food or finish my plate."

A better thing to say: "You always do a good job eating when you listen to your tummy."

Rationale: Praising children for eating more food teaches them quantity is preferable to following one's appetite, which varies from meal to meal.

7. "Eat this, it's good for you."

Traducción: "It tastes bad."

A better thing to say: "This tastes really good and is similar to X that you like."

Rationale: Studies show taste rules children's food preferences and they benefit from getting more information about a new item.

8. "If you are good in the store, you can have a cookie," or "If you don't stop doing that, you won't be getting ice cream tonight."

Traducción: "Every time I'm good, I should get a treat!"

A better thing to do: Let them know ahead of time the consequence that will happen if they misbehave -- and leave food out of it.

Rationale: Think about the long-term effects of constantly rewarding with food. For example, in a 2003 study published in Eating Behaviors, adults who remembered food being used to reward and punish were more likely to binge eat and diet.

9. "We don't eat cake often because it is bad for you."

Traducción: "I like everything that is bad for me (Bad = pleasure)."

A better thing to say: "Cake is not a food we eat all the time. We'll have some cake this weekend at Jake's birthday party."

Rationale: Labeling food as "good" and "bad" creates judgment around eating. Instead, teach children how all foods fit into a balanced diet based on frequency of eating.

10. "You don't like dinner? Want me to make you something else?"

Traducción: "I never have to venture out with food because mom/dad will always make my favorites!"

A better thing to say: "We all get the same meal for dinner sometimes you get your favorite, and other nights someone else does."

Rationale: Eating meals together teaches children eating is a family affair and it encourages them to accept a wider variety of food over time.

Never underestimate the power your words have when it comes to children and food. If you are looking for positive and effective ways to feed your child at any stage of development, check out my book, Fearless Feeding, to get the support you need.

Any of these statements ring true with you?

This post originally appeared on Maryann's blog, Raise Healthy Eaters.


10 Things You Should Never Say to Your Child About Food

As parents, we all say things to encourage our kids to eat healthier. Yet, in our modern, food-centric environment, even well-intentioned comments can be translated into negatives that hinder eating.

So, here are 10 common "food statements" parents often say to kids, how kids are likely to translate them and more effective things to say and do.

1. "See, your (sister, brother, cousin, friend) is eating it, why don't you?"

Traducción: "He/she is a better eater than me."

A better thing to say: "I know you'll get there, sweetie. It takes time -- and many tastes -- to learn to like a new food."

Rationale: Instead of feelings of inferiority, you want to instill confidence that the child can and will like the food in their own time.

2. "You used to like blueberries -- you are so picky!"

Traducción: "Maybe I won't grow out of this picky-eating thing?"

A better thing to do: Don't call attention to picky eating. Instead, make eating an enjoyable experience.

Rationale: Avoid labeling children as "picky" as this is a normal stage of development and the label tends to stick.

3. "For the last time, no, you cannot have ice cream!"

Traducción: "I'm never getting ice cream again!"

A better thing to say: "We are not having ice cream now because lunch is a half hour away. We'll have some one day this week for dessert."

Rationale: Children accept "no" much better when they know why they can't have something and when they will have it again.

4. "You didn't eat enough. Take a few more bites and then you can leave the table."

Traducción: "Mom/dad/empty plate (external signals) are a better judge of when I'm done eating than what I'm feeling inside."

A better thing to say: "Make sure you got enough to eat because the next meal won't be until (breakfast, lunch, dinner, snack time)."

Rationale: When children are in charge of how much to eat, they learn how to effectively manage hunger (hint: sometimes, mistakes have to be made).

5. "If you eat some of your veggies, you can have dessert."

Traducción: "I can't wait until the day I don't have to eat my veggies -- and can go straight to dessert!"

A better thing to do: Instead of nagging and food rewarding, offer tasty vegetables often and model healthy eating.

Rationale: Research shows that children learn to prefer the reward food over the "have to eat" food.

6. "Good job!" (after eating more than usual)

Traducción: "Mommy and daddy are proud of me when I eat more food or finish my plate."

A better thing to say: "You always do a good job eating when you listen to your tummy."

Rationale: Praising children for eating more food teaches them quantity is preferable to following one's appetite, which varies from meal to meal.

7. "Eat this, it's good for you."

Traducción: "It tastes bad."

A better thing to say: "This tastes really good and is similar to X that you like."

Rationale: Studies show taste rules children's food preferences and they benefit from getting more information about a new item.

8. "If you are good in the store, you can have a cookie," or "If you don't stop doing that, you won't be getting ice cream tonight."

Traducción: "Every time I'm good, I should get a treat!"

A better thing to do: Let them know ahead of time the consequence that will happen if they misbehave -- and leave food out of it.

Rationale: Think about the long-term effects of constantly rewarding with food. For example, in a 2003 study published in Eating Behaviors, adults who remembered food being used to reward and punish were more likely to binge eat and diet.

9. "We don't eat cake often because it is bad for you."

Traducción: "I like everything that is bad for me (Bad = pleasure)."

A better thing to say: "Cake is not a food we eat all the time. We'll have some cake this weekend at Jake's birthday party."

Rationale: Labeling food as "good" and "bad" creates judgment around eating. Instead, teach children how all foods fit into a balanced diet based on frequency of eating.

10. "You don't like dinner? Want me to make you something else?"

Traducción: "I never have to venture out with food because mom/dad will always make my favorites!"

A better thing to say: "We all get the same meal for dinner sometimes you get your favorite, and other nights someone else does."

Rationale: Eating meals together teaches children eating is a family affair and it encourages them to accept a wider variety of food over time.

Never underestimate the power your words have when it comes to children and food. If you are looking for positive and effective ways to feed your child at any stage of development, check out my book, Fearless Feeding, to get the support you need.

Any of these statements ring true with you?

This post originally appeared on Maryann's blog, Raise Healthy Eaters.


10 Things You Should Never Say to Your Child About Food

As parents, we all say things to encourage our kids to eat healthier. Yet, in our modern, food-centric environment, even well-intentioned comments can be translated into negatives that hinder eating.

So, here are 10 common "food statements" parents often say to kids, how kids are likely to translate them and more effective things to say and do.

1. "See, your (sister, brother, cousin, friend) is eating it, why don't you?"

Traducción: "He/she is a better eater than me."

A better thing to say: "I know you'll get there, sweetie. It takes time -- and many tastes -- to learn to like a new food."

Rationale: Instead of feelings of inferiority, you want to instill confidence that the child can and will like the food in their own time.

2. "You used to like blueberries -- you are so picky!"

Traducción: "Maybe I won't grow out of this picky-eating thing?"

A better thing to do: Don't call attention to picky eating. Instead, make eating an enjoyable experience.

Rationale: Avoid labeling children as "picky" as this is a normal stage of development and the label tends to stick.

3. "For the last time, no, you cannot have ice cream!"

Traducción: "I'm never getting ice cream again!"

A better thing to say: "We are not having ice cream now because lunch is a half hour away. We'll have some one day this week for dessert."

Rationale: Children accept "no" much better when they know why they can't have something and when they will have it again.

4. "You didn't eat enough. Take a few more bites and then you can leave the table."

Traducción: "Mom/dad/empty plate (external signals) are a better judge of when I'm done eating than what I'm feeling inside."

A better thing to say: "Make sure you got enough to eat because the next meal won't be until (breakfast, lunch, dinner, snack time)."

Rationale: When children are in charge of how much to eat, they learn how to effectively manage hunger (hint: sometimes, mistakes have to be made).

5. "If you eat some of your veggies, you can have dessert."

Traducción: "I can't wait until the day I don't have to eat my veggies -- and can go straight to dessert!"

A better thing to do: Instead of nagging and food rewarding, offer tasty vegetables often and model healthy eating.

Rationale: Research shows that children learn to prefer the reward food over the "have to eat" food.

6. "Good job!" (after eating more than usual)

Traducción: "Mommy and daddy are proud of me when I eat more food or finish my plate."

A better thing to say: "You always do a good job eating when you listen to your tummy."

Rationale: Praising children for eating more food teaches them quantity is preferable to following one's appetite, which varies from meal to meal.

7. "Eat this, it's good for you."

Traducción: "It tastes bad."

A better thing to say: "This tastes really good and is similar to X that you like."

Rationale: Studies show taste rules children's food preferences and they benefit from getting more information about a new item.

8. "If you are good in the store, you can have a cookie," or "If you don't stop doing that, you won't be getting ice cream tonight."

Traducción: "Every time I'm good, I should get a treat!"

A better thing to do: Let them know ahead of time the consequence that will happen if they misbehave -- and leave food out of it.

Rationale: Think about the long-term effects of constantly rewarding with food. For example, in a 2003 study published in Eating Behaviors, adults who remembered food being used to reward and punish were more likely to binge eat and diet.

9. "We don't eat cake often because it is bad for you."

Traducción: "I like everything that is bad for me (Bad = pleasure)."

A better thing to say: "Cake is not a food we eat all the time. We'll have some cake this weekend at Jake's birthday party."

Rationale: Labeling food as "good" and "bad" creates judgment around eating. Instead, teach children how all foods fit into a balanced diet based on frequency of eating.

10. "You don't like dinner? Want me to make you something else?"

Traducción: "I never have to venture out with food because mom/dad will always make my favorites!"

A better thing to say: "We all get the same meal for dinner sometimes you get your favorite, and other nights someone else does."

Rationale: Eating meals together teaches children eating is a family affair and it encourages them to accept a wider variety of food over time.

Never underestimate the power your words have when it comes to children and food. If you are looking for positive and effective ways to feed your child at any stage of development, check out my book, Fearless Feeding, to get the support you need.

Any of these statements ring true with you?

This post originally appeared on Maryann's blog, Raise Healthy Eaters.